El imperio McDonald’s ha llegado ha prácticamente todos los países del mundo, pero… ¿te imaginas un McDonald’s flotando en el mar? Pues bien, eso es lo que encontramos en Burrard Inlet, un fiordo en la costa canadiense cerca de Vancouver. Pero si la perspectiva de un McDonald’s en medio del mar no inquieta lo suficiente, hay que añadir que es un McDonald’s fantasma, que lleva a la deriva desde 1986, 29 años sin servir ni una sola hamburguesa ni recibir clientes.

McDonald's fantasma 2

El McBarge, que es como se llamó oficialmente a este peculiar McDonald’s vivió su época dorada en la Exposición Mundial de Vancouver de 1986. Se concibió como un canto a la innovación de la época: cintas mecánicas para repartir las hamburguesas, patatas fritas y batidos, cristaleras que ofrecían unas vistas increíbles de la bahía… El problema llegó cuando se acabó la Expo y el público del McBarge desapareció por completo. Se habló de trasladarlo a nuevas localizaciones, pero ese plan nunca se concretó y el restaurante fue abandonado a su suerte.

Curiosamente, este no fue el primer McDonald’s construido más allá de tierra firme. Antes, la compañía había abierto uno en un barco que estaba anclado en la ciudad estadounidense de St. Louis; pero el de Canadá si que fue el más grande. Para que el cuadro fuese completo, la plantilla del restaurante cambió el típico uniforme de McDonald’s por uno marinero. Convertido en un icono de la Exposición, la trayectoria del McBarge fue demasiado fugaz para una obra en la que se invirtieron 12 millones de dólares.

El abandono

Dos años después de la Expo, alguien decidió que no quería el barco medio abandonado en la Bahía de Vancouver, y se decidió trasladarlo a Burrard Inlet. Tras varios intentos de devolverlo a la vida, en 2009 se presentó el plan más realista: un complejo alrededor del barco que incluye otros restaurantes, una marina e incluso una terminal para hidroaviones, pero el proyecto jamás obtuvo la autorización de las autoridades locales. También se propuso reconvertirlo en albergue para los sin techo de Vancouver, una opción que fue descartada.

Hemos encontrado este vídeo del programa Vancouver’s Worst Ghost Hunters, del canal de YouTube Vancity Ghost Hunt donde los presentadores se proponen comerse una hamburguesa en el McDonald’s flotante. Tras llegar hasta el barco en una barca hinchable, vemos el lamentable estado en el que está el interior del icónico barco de la Expo’86, prácticamente en ruinas. Las baldosas y la barra son el único recuerdo que queda del McDonald’s, así que a los protagonistas no les queda más remedio que comerse la hamburguesa que llevaban de casa.

Por cierto, si lo queréis buscar en Google Maps está en las coordenadas 49.293149-122.979649 y todavía aparece identificado como restaurante.

Imagen: Taz, Ashley Fisher

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here