Lo intuías, cada mañana al levantarte para ir a trabajar o estudiar sentías que era demasiado pronto, tu cuerpo te preguntaba a gritos: «¿¡Por qué!?». Tú te hacías a la idea de que era tu deber y achacabas esa resistencia a que no habías dormido demasiado bien. Ahora la ciencia se ha aliado con tu cuerpo y le ha dado, por suerte o por desgracia, una excusa demostrada para no empezar a trabajar antes de, atención, las 10:00 AM. 

Esta investigación la ha realizado el Dr. Paul Kelly, de la Universidad de Oxford, y según sus hallazgos lo que ocurre si empiezas tu jornada laboral antes de las 10 de la mañana, es que estás desequilibrando el ritmo circadiano de tu organismo y perjudicando, en consecuencia, a tu salud. Según él, levantarse antes de esta hora es (y esta afirmación te va a gustar): «la forma más común de tortura de los días modernos». ¿Qué te parece?

Empezar a trabajar antes de las 10 es como una tortura, según la ciencia

El Dr. Kelly nos anima a recordar nuestras peores mañanas, esas en las que es lunes y sólo una buena taza de café podrán conseguir que te actives, porque si es por tu cuerpo, seguirías dormitando al menos dos o tres horas más. Esto, según Kelly, es una barbaridad que destroza completamente la programación biológica de nuestro organismo.

Su razonamiento se centra en que no es sano decidir despertarnos siempre a una hora determinada, puesto que tus órganos vitales, por ejemplo, el hígado y el corazón, tienen patrones distintos y con tu horario les estás obligando a cambiar su ritmo, incluso por algunas horas. Algo que hace que, de algún modo, «fuerces la máquina» que es tu cuerpo.

¿También odias tu interminable jornada completa? El Dr. Kelly también asegura que no es una buena idea. Este horario de trabajo de 8 horas se ideó con el objetivo de obtener la mayor productividad posible en un momento en que el bienestar de los trabajadores era lo último. 

Piénsalo, muchos de nosotros nos levantamos para trabajar antes de que salga el sol, pero ¿no pasamos milenios rigiéndonos por la luz de este astro para empezar a trabajar? Fue la revolución industrial la que hizo que cambiáramos por completo este hábito, de forma aparentemente definitiva.

Pero, ¿hay pruebas de que sea tan mala idea empezar a trabajar antes de las 10? El Dr. Kelly aplicó su investigación en una escuela, en la que determinaron que los alumnos ya no empezarían las clases a las 8:30 AM, sino a las 10:00 AM. ¿El efecto? Una mejora sustancial de la productividad y de las notas del alumnado a quien se le cambió el horario. Gracias a esta investigación, este colegio empezó a plantearse cambios como sus horas lectivas y otros aspectos, que jamás habían pensado en modificar, pues, llevaban muchísimo tiempo aplicándose. ¿Quizás demasiado?

Los descubrimientos del Dr. Kelly están dando la vuelta al mundo. En el British Sciencie Festival, el doctor aseguró que: «Tenemos una sociedad privada de sueño, es un asunto internacional, todo el mundo está sufriendo y no tiene que hacerlo».

Puedes controlar tus sueños

Sin duda, tú también habrás notado este efecto. Según sus hallazgos, este pequeño cambio aumentaría nuestra productividad y, además, se traduciría en una menor necesidad de café (y de las pequeñas pausas que lo acompañan), pues estaríamos frescos y listos para trabajar, gracias al respeto de nuestro ritmo circadiano.

¿Qué opinas de las investigaciones del Dr. Kelly? ¿Querrías empezar a las 10:00 AM a trabajar?

Si es así, puede que compartir este artículo con tus compañeros de trabajo y planear cómo plantearle a vuestro jefe los descubrimientos del Dr.Kelly y los cambios que se necesitarían. ¡Todo sea por la productividad! ¿Verdad?

Si te ha gustado este tema, no te puedes perder nuestro artículo:  ¡Derrota el insomnio! Estos alimentos te ayudarán a dormir mejor

Imagen: El club de la lucha

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here