El enigma de las puertas al cielo y al infierno. ¿Puedes resolverlo?
Valora este post

En Supercurioso, como bien sabes, nos encantan los juegos de lógica y acertijos de todo tipo. En otras ocasiones te hemos retado a que resolvieses El acertijo de las tazas de café. ¿Cuál se llenará primero?Un acertijo muy sencillo, que muy POCOS resuelven a la 1ª. Hoy te proponemos El enigma de las puertas al cielo y al infierno. ¿Puedes resolverlo?

El enigma de las puertas al cielo y al infierno. Origen

Este enigma, que nosotros llamamos de Las puertas al cielo y al infierno pero que también es conocido como Enigma del Prisionero o De las 2 puertas, se popularizó gracias a la película Dentro del laberinto (1986), protagonizada por David Bowie y Jennifer Connelly. A su vez, el director del filme, Jim Henson, se había inspirado en uno de los enigmas que el famoso matemático estadounidense Raymond Smullyan había propuesto en su libro ¿Cómo se llama este libro?, lo puedes encontrar en Amazon.

Y si quieres ver la película, también la encontrarás en Amazón, Dentro del laberinto

puertas al cielo
Los guardianes de las puertas, de la película ‘Dentro del laberinto’

Planteamiento del enigma de las puertas al cielo y al infierno

Un prisionero está encerrado en una celda que tiene dos salidas, una es la puerta al cielo, o dicho de otra manera, la que le conduce a la libertad, y la otra la puerta al infierno, que significa la muerte. Y el prisionero sabe que estas son las dos opciones que se esconden tras las puertas.

Cada puerta está custodiada por un guarda, el prisionero sabe que uno de los guardias siempre dice la verdad y que el otro siempre miente.

El prisionero necesita saber cuál es la puerta al cielo para poder salir sin jugarse la vida, pero sólo puede hacer una pregunta a uno de los guardas.

¿Qué pregunta debe hacer el prisionero para saber con total seguridad cuál es la puerta al cielo, es decir la que le llevará a la libertad?

puertas al cielo

El enigma de las puertas al cielo y al infierno. Solución

Para tener la absoluta seguridad de que acierta en su respuesta, el prisionero deberá preguntar a cualquiera de los guardias lo siguiente: “¿Si le pregunto a tu compañero que me diga cuál es la puerta qué lleva al cielo, cuál me dirá?”

Si pregunta eso a cualquiera de los dos guardias sabrá que deberá salir por la puerta contraria a la que le indique.

¿Y por qué, si puede saberse?

Porque si le hace esta pregunta al guardia que siempre dice la verdad, le indicará la puerta que conduce al infierno (pues es la puerta que diría su compañero). Y si se lo pregunta al guardia que siempre miente, volverá a tener como respuesta la puerta que lleva al infierno (ya que su compañero le diría la que conduce al cielo, pero él tiene que mentir).

Si te ha gustado este enigma, te proponemos que continúes estrujándote el cerebro con Más acertijos matemáticos ¿Te atreves?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here