Magia en la antigüedad: la eolípila y la fuente de Herón
5 con 2 voto[s]

Aunque es una creencia extendida que los griegos sentían gran desprecio por las materias relacionadas con la técnica y solo apreciaban las que estaban relacionadas con el pensamiento, esta actitud solo era patrimonio de una minoría de intelectuales. El resto de la población apreciaba los logros de los inventores y de aquellos que demostraban gran destreza manual. Los griegos fueron grandes inventores, tanto de máquinas como de nuevas técnicas, que les ayudaron en cuestiones prácticas como la construcción, la navegación y especialmente en la guerra. Algunos de estos inventores fueron famosos y sus inventos impresionaban a sus contemporáneos, uno de ellos fue Herón de Alejandría. Acompáñanos en Supercurioso a conocer dos de sus inventos, considerados prácticamente magia en la antigüedad: la eolípila y la fuente de Herón.

La eolípila y la fuente de Herón

Herón de Alejandría, también llamado Hero, fue un ingeniero, inventor y matemático griego que vivió en el siglo I d.C.  Vivió en Alejandría, ciudad en la que había nacido y que por aquel entonces pertenecía a la provincia romana de Egipto. Se le considera uno de los más grandes inventores y científicos de la antigüedad. La eolípila y la fuente de Herón se consideran sus dos principales logros y por la utilización de esta última en los templos, se lo conoció popularmente como «el mago».

La eolípila

Magia en la antigüedad: la eolípila y la fuente de Herón

La eolípila se considera que es la primera máquina de vapor inventada. Consistía en una esfera hueca de la que salían dos tubos curvos laterales. La esfera, que se llenaba con agua, estaba conectada a una caldera. Al hervir el agua de la esfera, el vapor salía por los tubos y hacía que girase a gran velocidad. No tenía ningún fin práctico y era más bien un juguete.

La fuente de Herón

Magia en la antigüedad: la eolípila y la fuente de Herón

La fuente de Herón es una máquina hidráulica. El invento es aún utilizado en clases de física para demostrar las leyes de la hidráulica y la neumática. A los antiguos griegos les debió parecer algo asombroso. Consta de un recipiente o pileta abierta con un tubo que desciende hasta un recipiente cerrado del que a su vez sale otro tubo que desemboca en otro recipiente hermético situado a una distancia intermedia entre la pileta y el primer recipiente. Del segundo hermético también sale un tubo ascendente que termina en la pileta. La acción del agua de la pileta empujará el aire del primer tubo descendente y gracias a una serie de acciones sucesivas semejantes, como se puede ver en el gráfico anterior, un chorro de agua acabará saliendo, como una fuente, en la pileta. No es una máquina de movimiento perpetuo, pero según el ancho de los tubos puede estar funcionando durante algunos minutos.

El «mago» Herón inventó y construyó varios mecanismos más, entre ellos la primera máquina de vending de la historia que proporcionaba agua bendita, un órgano eólico, un dispositivo similar a una jeringa o varios mecanismo que se aplicaban en el teatro griego. ¿Conocías estos inventos de Herón? ¿Imaginas el asombro de sus contemporáneos? ¡Comparte con nosotros tu opinión! Si quieres conocer más sobre inventos antiguos, no dejes de leer 2 ingeniosos inventos de los antiguos mineros para iluminarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here