A veces no somos conscientes de las señales que enviamos a través de nuestro lenguaje corporal mientras hablamos con otros, pero lo cierto es que bajo ninguna circunstancia deberíamos subestimar el poder del lenguaje no verbal a la hora de interactuar con otras personas. Porque, de hecho, si lo manejas bien, tendrás una de las más importantes habilidades de comunicación a tu servicio. En Supercurioso creemos que para lograrlo debes ser consiente de los errores del lenguaje corporal que posees, acto seguido corregirlos. ¿Quieres saber cuáles son los más comunes? ¡Continúa leyendo! 🙂

10 Errores del lenguaje corporal

Todos conocemos la importancia de las claves del lenguaje corporal, pero pocos conocen sus errores. Este artículo quiere mostrarte algunos de los errores que muchas veces cometemos a la hora de expresarnos con el cuerpo. Todos ellos se producen de manera involuntaria, es por ello la importancia de conocerlos para intentar cambiarlos.

1. Cruzar los brazoserrores del lenguaje corporal

Para comenzar nuestra lista sobre los errores del lenguaje corporal, te comentamos el más común. Cuando no sabemos qué hacer con las manos, recurrimos a sostener nuestros brazos contra el pecho y, literalmente, cruzarnos de brazos. Esto es un gran error. ¿Por qué? Al cruzarnos de brazos enviamos o damos la sensación de que estamos a la defensiva e incrementa nuestra imagen de inaccesibilidad. Esto también hace que puedas llegar a parecer una persona con falta de confianza, que se siente agredida por su interlocutor.

Ahora, cómo corregirlo: para transmitir la sensación opuesta, saca el pecho y los brazos colócalos a tus costados, mientras mantienes la espalda recta y la barbilla en alto, esta posición permitirá que te veas más amigable y reflejes confianza en ti mismo.

2. Tocar tu rostro constantemente

Es frecuente que tendamos a tocarnos el rostro, especialmente cuando algo nos incomoda. Por ejemplo, cuando nos pica la nariz o tenemos algo en el ojo. No obstante, el tocarnos el rostro repetidas veces indica que estamos teniendo un nivel de ansiedad alto o que  estamos extremadamente nerviosos. Este no es uno de los errores del lenguaje corporal más comunes, pero lo cierto es que es uno de esos que resalta más.

Así  que, si quieres evitarlo, lo primero que debes hacer es ser consciente de que estás realizando repetidas veces este acto y después de ello controla tus manos e intenta dejarlas a los lados de tu cuerpo, verás que poco a poco conseguirás relajarte.

3. Tocarte las manos

tocarse las manos errores lenguaje corporal

Muchos de los errores del lenguaje corporal comienzan con las manos. Estas son capaces de crear potentes signos de estabilidad y confianza, pero también vaticinan aquellas cosas que no queremos mostrar. Un error frecuente es tocarnos las manos y estrujarlas como si las estuvieras lavando, generalmente se traduce en un signo de incomodidad o falta de preparación. Para evitarlo, coloca tus manos conscientemente en un lugar puntual, apoyadas, así no tendrás que preocuparte de mostrar algún tipo de nerviosismo.

4. Manos en el bolsillo

Algunos podrán asegurar que las manos en el bolsillo, es un lenguaje no verbal que se puede usar para gustar más, no obstante, es un error muy común del lenguaje corporal. Como ya habrás notado, el asunto de dónde poner las manos es un problema casi que universal, como te comentamos en el error anterior te aconsejamos ponerlas en un lugar visible; pero nunca en tus bolsillos. Al hacerlo, parece que estás a la defensiva, a la vez que proyectas una imagen de impotencia y timidez.

5. Falta de contacto visualerrores del lenguaje corporal

Cuando nos sentimos intimidados o algo nos avergüenza solemos evitar el contacto visual, ¡gran error! Como es lógico uno de los errores que debes evitar en el lenguaje corporal es no mirar a tu locutor. Es muy importante al entablar una conversación tener contacto visual con la otra persona, si no lo haces, evitarlo demostrará que no tienes confianza o te sientes intimidado con el otro. Es natural para los seres humanos interesarse por aquellos que les miran directamente a los ojos y parecen genuinamente interesados en ellos. ¡No olvides esto!

6. Postura encorvada

Tener una buena postura es indispensable para mantener una buena imagen. De hecho, la postura es una de las pocas capaces de decir tanto sobre una persona; pero también es uno de los errores del lenguaje corporal más comunes y difíciles de tratar. Solo aquellos que se mantienen con la cabeza en alto y la espalda recta tienden a ser percibidos como capaces y seguros de sí mismos. Aunque corregir una mala postura toma tiempo y mucha dedicación, intenta siempre que te des cuenta levantar los hombros y sacar pecho. De esta manera te verás más seguro y con determinación.

7. Invadir el espacio íntimo

invadir espacio personal

Algunos problemas de los millennials radican en nuestra falta de confianza con otra persona, a veces que alguien se acerque a abrazarnos o besarnos resulta incómodo. Lo cierto es que otro de los errores no tan comunes del lenguaje corporal es que sin darnos cuenta solemos invadir el espacio íntimo de otra persona.

Ocupar el espacio íntimo de otra persona o tocar sus objetos personales, te presenta ante esa persona como alguien irrespetuoso y que no tiene claro sus límites. Como dato curioso, se ha hablado de cuál es la medida del espacio íntimo de una persona, y algunos lo han definido de entre 30 a 45 centímetros.

8. Fruncir el ceño

Fruncir el ceño es algo típico que hacemos cuando algo nos indispone o molesta. Es válido hacerlo, con esto demostramos que tenemos algo que agregar ante una conversación que no nos está resultando agradable. No obstante, se convierte en uno de los errores del lenguaje corporal cuando  lo hacemos durante mucho tiempo y con frecuencia sin que pronunciemos palabra alguna. Corregir esto es sencillo: cuando sientas que no estás de acuerdo con determinado argumento, tan solo da tu punto de vista. Así evitarás fruncir el ceño un largo tiempo y te sentirás más cómodo en la conversación.

9. Mirar abajo

mirar abajo

Este error puede tomarse como un subgrupo de evitar el contacto visual, sin embargo, mirar hacia abajo tiene un componente negativo de más: nos hace parecer débiles. Hace entender a nuestros interlocutores que no sabes del tema y que quieres evitar la conversación a toda costa.

10. No señales con el dedo

Este es uno de los errores del lenguaje corporal más complejos de eliminar, porque a diferencia del resto, señalar con el dedo es resultado de un gesto cultural. Algo que durante años hemos hecho. Pero ¿qué pasa con esto? Verás, señalar con el dedo a tu interlocutor es una manera forzada de poner el centro de atención sobre esa persona. ¡Jamás lo hagas! Si quieres dar la palabra a alguien lo mejor es mirarlo a los ojos.

Cuéntanos, ¿cuáles de estos errores del lenguaje corporal cometes?, ¿conoces otros? Recuerda que te leemos. Y si quieres saber más sobre el lenguaje, te invitamos a descubrir el lenguaje de los perros, ellos también hablan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here