En una excavación arqueológica realizada en la importante ciudad histórica de Jerusalén, en Israel, especialistas han hallado evidencias que corroboran un destacado evento descrito en el libro de Jeremías que incluye la Biblia, el libro sagrado del cristianismo. Entérate de qué se trata.

Arqueólogos en Jerusalén encuentran pruebas de un evento de la Biblia

Nuevas pruebas han surgido que demuestran que un pasaje de la Biblia es históricamente exacto.

Los arqueólogos que excavaban la ciudad de David en Jerusalén encontraron una gama de artefactos quemados que datan de 2.600 años atrás. El descubrimiento confirma la referencia que se hace en la Biblia a la quema de Jerusalén y la captura de esta ciudad.

Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel encontraron huesos quemados, semillas de uva, madera y cerámica, los cuales estaban todos cubiertos por capas de ceniza.

El Dr. Joe Uziel, quien dirigió la excavación, dijo que muchos de los artículos tenían asas estampadas y sellos de rosetón, lo que permitió a los investigadores darles una fecha exacta.

Según Uzel, estos sellos son característicos del final del Primer Templo y fueron utilizados para el sistema administrativo que se desarrolló hacia el final de la dinastía de Judea. Asimismo, el experto añadió que todo indica que no todos los edificios fueron destruidos en un solo evento, pues parece que algunos fueron destruidos y otros abandonados.

En un pasaje del Libro de Jeremías, de la Biblia, se describe el incendio donde dice:

«El séptimo día del mes quinto, que fue el año decimonoveno del rey Nabucodonosor, rey de Babilonia, Nebuzaradán capitán de la guardia, El rey de Babilonia, vino a Jerusalén, quemó la casa de Jehová, la casa del rey, y todas las casas de Jerusalén; Incluso cada gran casa quemó con fuego».

La excavación de hecho muestra señales de que grandes partes de la ciudad fue destruida rápidamente por un incendio intenso. Sin embargo, también se hallaron signos de que otras áreas fueron abandonadas después del incendio inicial, en lugar de ser destruidas por el fuego, lo que sugiere que la quema no fue tan generalizada como el pasaje de la Biblia hace parecer.

Sin embargo, los descubrimientos en la excavación añaden a la evidencia existente, que incluye el descubrimiento de las puntas de flecha babilónicas que datan de alrededor de la misma época, indican que la quema de Jerusalén fue un acontecimiento tanto histórico, como bíblico.

Sin duda, se trata de un hallazgo relevante en el ámbito histórico que ofrece mayor información sobre una época histórica importante para la cultura de muchos pueblos.

¿Qué te parece los nuevos descubrimientos sobre este evento de la Biblia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here