Los gatos son unas de las mascotas favoritas el ser humano, muchas personas encuentran mucho cariño y compañía en estos animales. Desde nuestra web te hemos hablado mucho acerca de ellos, aunque en este artículo te describiremos a una especie de felinos mucho más desconocida y que también existe entre nosotros. Se denominan gatos gigantes y son realmente enormes.

La mayoría de estos gatos gigantes son cruces con otros animales que les superan en tamaño, en estas líneas encontrarás imágenes que te dejarán con la boca abierta. Te aseguramos que todas estas razas de gato que conocerás próximamente, existen de verdad. ¿Quieres conocerlas de una vez por todas? ¡Pues sigue leyendo este artículo!

Gatos gigantes. ¡Descubre 6 razas de gato enormes!

1. Ragamuffin

gatos gigantes

Esta raza de gato tiene una larga infancia que puede llegar hasta los tres años, además de una esperanza de vida muy longeva también, ya que suelen vivir hasta los dieciocho o veinte años. Se adaptan increíblemente rápido a la vida del hogar gracias a que tienen un carácter realmente juguetón y cariñoso. Si tienes niños a tu alrededor, este gato les dará muchas alegrías y horas de juego ya que pueden interactuar con ellos sin necesidad de sacar las garras. Un ragamuffin adulto y bien alimentado puede llegar a pesar la friolera de 13 kilogramos. Se caracterizan por su gran cabeza en comparación con el resto de su cuerpo, además de por su altura y robustez.

2. Highlander

gatos gigantes

El origen de estos gatos gigantes se encuentra en el cruce de las razas american curl y los linces. Un adulto bien desarrollado puede llegar a pesar hasta diez kilos. Su tamaño y aspecto fiero contrasta con su carácter amable y juguetón, que necesita no tener inquietudes para vivir una vida próspera y tranquila, evitando así el estrés. Sus características más llamativas son sus puntiagudas orejas y los enormes ojos.

3. El Maine Coon

gatos gigantes

Sin duda alguna, el Maine Coon uno de los gatos más grandes que existen en la actualidad. Son originarios del Estado de Maine, de ahí su nombre. La segunda parte es una abreviatura de racoon que en inglés significa mapache. Una leyenda cuenta que es un híbrido entre estas dos criaturas. Pueden llegara alcanzar los 70 centímetros de alto y pesar más de diez kilos. Tienen una característica muy curiosa en estos gatos gigantes y es que adoran el agua, además de que son increíblemente cariñosos algo que por su tamaño podría parecer lo contrario.

4. Ragdoll

gatos gigantes

Estos gatos gigantes son el resultado del cruce entre muchas especies como el siamés, el persa o la birmana. Son gatos con un temperamento mucho más reposado que el de los anteriores y necesitan la compañía de otros gatos para poder sobrevivir. Estos gatos pueden llegar a pesar hasta nueve kilogramos y medir casi un metro de largo. Tienen una infancia muy larga y crecen cuando comienzan a ser adultos. La traducción de su nombre en inglés significa, «muñeca de trapo».

5. Van Turco

gatos gigantes

Raza proveniente de Turquía, con un carácter muy dominante y que se adapta a cualquier tipo de vida o temperatura. Esto se debe a que en su hábitat natural las temperaturas en las que vive suelen ser muy extremas, pasando del calor sofocante a los inviernos más duros. No suelen ser muy altos, pero si bastante robustos ya que un gato Van Turco puede llegar a pesar hasta ocho kilogramos. Al igual que la raza Maine Coon, les gusta bastante el agua cosa peculiar tratándose de un felino. Si estás pensando tener un Van Turco como mascota, quizá deberás replantearte esa idea puesto que es un gato que está muy acostumbrado a vivir en libertad y, a no ser que se relacione desde pequeño con otros gatos, nunca estará realmente a gusto.

6. Cheetoh

gatos gigantes

Como su propio nombre indica, estos gatos gigantes son una especie de leopardos en miniatura. Su llamativo pelaje y su gran agilidad hacen que sean totalmente atléticos. Debido a su gran actividad no alcanzan un peso muy grande y se mantienen entre los seis y los ocho kilogramos. Pueden medir más de treinta centímetros de largo, siendo con diferencia los gatos más pequeños de la lista que acabamos de enumerar. Los cheetoh son gatos tremendamente inteligentes, pero que necesitan mucha actividad física para agotarse y llegar a vivir una vida plena.

Como habrás podido comprobar tras leer este artículo acerca de los gatos gigantes, éstos tienen unas características especiales que tendrás que tener en cuenta antes de plantearte adoptar a uno de ellos. Ahora, nos gustaría saber tu opinión acerca de esta especie de felinos. ¿Cuál de todos estos gatos gigantes te ha impresionado más? ¿Serías capaz de tener a alguno de ellos en tu casa o crees que son demasiado grandes para tenerlos como mascota? ¿Eras consciente de que existían gatos que podían alcanzar este tamaño tan grande? Estamos deseando leer tus comentarios a esta entrada, ¡anímate a escribirnos!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here