El color azul es el favorito de muchísimas personas. El cielo, el mar y algunas plantas nos lo ofrecen de forma natural y, sin embargo, es uno de los más escasos en el mundo animal. En Supercurioso hemos visto algunos asombrosos animales de color azul y hemos investigado por qué hay tan pocos alimentos azules y en esta ocasión hemos querido saber si ha existido gente azul. Acompáñanos a conocer un caso real y su causa: La Gente Azul de Kentucky.

Al hablar de Gente Azul, quizá ha acudido a tu mente el epíteto que se asignaba a reyes y nobles y que afirmaba que tenían sangre azul y te hayas preguntado el por qué. Según los historiadores se debe a que la piel blanca era un distintivo de nobleza en la Europa medieval y certificaba que no había habido mezcla con judíos, árabes y gente del pueblo llano que trabajaban en los campos de sol a sol. Para demostrar su nobleza enseñaban la parte interior de las muñecas donde las venas azules son visibles bajo la piel blanca. De ahí viene la idea de que los nobles tienen la sangre azul.

La Gente Azul de Kentucky: un caso real que debes conocer

La Gente Azul de Kentucky | Un caso real y su causa

Cuando hablamos de gente azul, la imaginación nos lleva rápidamente hacia el cine y pensamos en seres extraterrestres o con superpoderes, pero el caso que nos ocupa está abundantemente documentado, ha sido médicamente estudiado y es absolutamente real. Durante varias generaciones miembros de una misma familia que vivía en Kentucky, Estados Unidos, tuvieron la piel de color azul. Tras algunas investigaciones se encontró que la causa estaba en una alteración genética debida a un gen recesivo.

1. Ascendencia de la Gente Azul de Kentucky

Debemos remontarnos hasta las primeras décadas del siglo XIX para conocer el primer caso de gente azul en Kentucky. A principio del siglo XIX, un joven de origen francés llamado Martín Fugate se estableció cerca de Hazard, Kentucky, y contrajo matrimonio con una joven llamada Elizabeth Smith, que pertenecía a un clan que vivía en ese mismo territorio. El matrimonio de Martin y Elizabeth tuvieron varios hijos, nietos y bisnietos con la piel de color azul.

2. Descendencia de la Gente Azul de Kentucky

De los siete hijos de Martin y Elizabeth Fugate, cuatro tuvieron la piel azul. Como el lugar en que vivía la familia quedaba muy aislado, la endogamia hizo que la condición de Gente Azul se propagase por la zona y que llamase la atención de varios miembros del sector sanitario que tenían noticias de esta gente azul de Kentucky.

3. La causa del color de la gente azul de Kentucky

La Gente Azul de Kentucky | Un caso real y su causa
El Dr. Cawein

En la década de los 60 del siglo XX, la enfermera Ruth Pendergast y el hematólogo Madison Cawein decidieron localizar a la Gente Azul de Kentucky y descubrir cuál era el motivo médico tras el curioso color de su epidermis. No les fue fácil localizarlos ya que los miembros de la familia que eran gente azul, permanecían escondidos en la zona boscosa ya que el color de su piel los avergonzaba. Un día, casualmente, una pareja de hermanos azules aparecieron en su consulta. Patrick y Rachel Ritchie, del clan de los Fugate, eran gente azul y la enfermera y el hematólogo les tomaron muestras de sangre. A través de ellos llegaron también a otros familiares.

Los análisis de Cawein evidenciaron que la sangre de la gente azul carecía de una enzima. Esta, que suele estar en los glóbulos rojos es necesaria para que la metahemoglobina azul se convierta en hemoglobina roja. El padecimiento de los descendientes de los Fugate se conoce como «metahemoglobinemia hereditaria» y significa que sus glóbulos rojos son pobres en oxígeno y de ahí que su piel sea azulada.

Curiosamente, los dos cónyuges de la primera pareja Fugate eran portadores del gen recesivo de la metahemoglobinemia (met-H). La condición de tener la piel azul solo es posible cuando se heredan dos genes defectuosos, uno de cada uno de los progenitores. La endogamia de la familia Fugate hizo que se extendiera esta particularidad genética a varias generaciones.

La Gente Azul de Kentucky | Un caso real y su causa

Como resultado de la investigación del Dr. Cawein, el tratamiento al problema fue simple. Les administro «azul de metileno» y a los pocos minutos del tratamiento, la piel de la Gente Azul de Kentucky se volvió de color rosado. Eso sí, es necesario tomarlo cada día ya que se elimina por la orina.

Durante 150 años, la gente azul de Kentucky fue un misterio sin resolver. Gracias a las investigaciones de Pendergast y Madison el caso tuvo solución. Desde 1975, en que nació el último miembro de la saga con la piel azul, Benjy Stacy, no ha habido ningún caso nuevo. En parte, este hecho es debido a que la facilidad en las comunicaciones ha sacado de su aislamiento y endogamia a las personas que vivían en esa zona del estado de Kentucky. La familia empezó a dispersarse y la prevalencia del gen recesivo se perdió. En caso de que surgiera nueva gente azul, los médicos ya saben cómo tienen que actuar porque conocen la causa que lo produce. ¿Conocías el caso de la Gente Azul de Kentucky? ¿Sabes de otras personas que hayan tenido la piel azulada? ¡Compártelo con nosotros! Si quieres conocer otros casos curiosos de gente de colores curiosos, no dejes de leer el post: Los niños verdes: una historia que conocer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here