Si te resulta extraordinaria la idea de que hubiese juguetes sexuales en la antigüedad sigue leyendo, porque hace unos años se hizo un descubrimiento que ha dejado desconcertada a la comunidad mundial de arqueólogos.

¿Había juguetes sexuales en la antigüedad?

El sexo, como sabemos, es una pulsión indispensable en la vida humana, tanto para la reproducción de la especie como para el disfrute de nuestra especie. Antiguamente, las dotes reproductivas humanas fueron representadas en piedra, arcilla, madera, para simbolizar la capacidad tanto femenina como masculina de continuar engendrando. Así, encontramos en diversos sitios a lo largo de nuestro curioso planeta estatuillas de mujeres con generosas caderas y ampuloso pecho o monumentos fálicos dedicados a deidades primitivas.

De hecho, los símbolos fálicos abundaron grandemente en las antiguas Roma y Grecia, y antes de ellas, existieron incluso lo que podríamos considerar juguetes sexuales en la antigüedad –falos de tamaño natural hechos con diversos materiales– para hacer exactamente eso: fungir de juguetes, de ayudas en las relaciones íntimas o de solitario consuelo (de allí el moderno nombre de consoladores). También eran utilizados para conjurar la fertilidad y alejar a los malos espíritus

Lo que desconcierta a los arqueólogos es el hallazgo de un falo de piedra de 28.000 años de antigüedad, en la cueva Hohl Fels de Tubinga, Alemania, en 2005. Encontraron 14 fragmentos de roca sedimentaria y, luego de reconstruirlos a modo de puzzle, tuvieron en sus manos un falo de piedra de buen tamaño (unos 20 cm de largo por 3 de ancho), con anillos tallados en la punta, y surgió, claro, la pregunta “¿para qué lo usarían?”.

¿Había juguetes sexuales en la antigüedad?

El tamaño natural ha dado la pista de que tal vez haya sido utilizado como juguete sexual, lo que lo colocaría como el consolador más antiguo descubierto hasta ahora: sus 28.000 años nos ubican en la edad de hielo; pero surgen más dudas, porque los símbolos fálicos no eran comunes en ese tiempo específico, tal y como lo señala el profesor Nicholas Conard, de la Universidad de Tubinga.

¿Había juguetes sexuales en la antigüedad?

Las investigaciones han indicado también el posible uso como instrumento para hacer fuego y como piedra de talla para fabricar otras herramientas; sin embargo, sigue siendo objeto de elucubraciones su forma específica.

¿Había juguetes sexuales en la antigüedad?

¿La existencia de juguetes sexuales en la antigüedad, por ejemplo este falo de piedra en tamaño natural, podría verse como una manifestación de la eterna insatisfacción femenina? ¿O como la idealización de los genitales masculinos? ¿O como la muestra de que el sexo estaba presente hasta en los objetos más cotidianos?

Sea lo que fuere, resulta interesante seguir elucubrando. Te recomendamos que leas sobre la muñeca Bild Lilli Doll, antecesora de Barbie y considerada un juguete sexual.

Imágenes: Bryan Ochalla, Michael Latz, Tübingen University

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here