¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Todos tenemos nuestra propia rutina, llena de costumbres que, si bien para nosotros son normales, para otros pueden parecer extrañas e incluso extravagantes. Pero no podemos juzgar los hábitos de los demás, ya que mientras sean efectivos, no debería importar lo raro que puedan llegar a ser.

¿Los hábitos de Einstein lo hicieron lo que fue?

Para algunos, darse una ducha antes de estudiar los ayuda a concentrarse, mientras que a otros comer chocolate los hace cumplir una tarea exitosamente. Pero si hay hábitos fuera de lo común, son los de Einstein. Si quieres conocer aquellas tareas simples que el genio consideraba que mejoraban todavía más su rendimiento, te invitamos a seguir leyendo.

Dormir 10 horas

Se ha demostrado científicamente que dormir de 6 a 8 horas es más que suficiente, pero uno de los hábitos de Einstein que logró que  su cerebro siempre estuviera en óptimas condiciones, era el de dormir 10 horas diarias.

Hábitos de Einstein

No sólo estaba descansado físicamente, sino que también, durante las horas de sueño, Einstein adquiría casi de forma mágica conocimiento. De hecho, se dice que la teoría de la relatividad, la estructura del ADN, la tabla periódica de los elementos y otros descubrimientos importantes se le presentaron en sueños.

Caminar diariamente

Einstein caminaba, ida y vuelta, dos kilómetros y medio desde su casa hasta tu trabajo en la Universidad de Princeton y, aunque no era la persona más deportista de su época, este científico garantizaba que caminar al menos 45 minutos al día estimulaba la creatividad, la memoria y la capacidad de resolución de problemas. Así que es momento de considerar aparcar el coche y caminar hasta tu oficina.

Comer pasta, sobre todo espagueti

Puede que los carbohidratos tengan mala reputación, pero Einstein, como buen estudioso, sabía que usar el cerebro consume un 20% de la energía total del cuerpo, bajando los niveles de glucosa en sangre e incluso produciendo hidrocortisona, la hormona del estrés. Para subir esos niveles, más que el azúcar, mejor son los carbohidratos.

Hábitos de Einstein

No es necesario comer un plato enorme de pasta, basta con comer tan sólo 25 gramos diarios, lo que equivale a unos 35 “palitos” de espagueti.

No usar calcetines

Einstein no usaba calcetines porque descubrió que el dedo gordo del pie siempre les hacía un agujero, sin embargo, se ha demostrado que vestirse formalmente todos los días impide el correcto desarrollo del pensamiento abstracto. Esta es la excusa perfecta para comenzar a usar la ropa más informal que tengas en tu clóset.

Fumar pipa

Es cierto que la nicotina es dañina para la salud, pero incluso unos cuantos años luego de la muerte de Einstein el tabaco aún no se relacionaba con enfermedades como el cáncer de pulmón. Es por eso que este físico fumaba confiado en que su pipa lo ayudaría a relajarse y a tener opiniones más objetivas.

Hábitos de Einstein

Hoy en día se ha comprobado que el cigarrillo reduce la corteza cerebral y frena el crecimiento de sus células, pero el Coeficiente Intelectual de Einstein demostraba lo contrario.

Estos son sólo algunos de los hábitos de Einstein que puedes copiar y agregar a los tuyos para mejorar tu rendimiento y aumentar tu inteligencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here