Valora este post

Las hadas son descritas como «criaturas fantásticas y sutiles» con cuerpo de mujer y alas de mariposa, que viven en los bosques y son protectoras de la naturaleza. Forman parte de la mitología y las leyendas de muchos pueblos. En la actualidad, superada la infancia, es difícil encontrar a nadie que crea en las hadas. Sin embargo, durante siglos, su existencia fue una creencia arraigada en muchas culturas. Como seres espirituales, desde finales del siglo XIX a principios del XX, llamaron la atención de los miembros de los grupos espiritualistas británicos. Sir Arthur Conan Doyle, fue un espiritualista convencido, tal como vimos en la entrada de Supercurioso Quién fue Arthur Conan Doyle. El «padre» de Sherlock Holmes se vio involucrado en el caso que hoy nos ocupa: Las Hadas de Cottingley. Para el afamado literato y médico, no había duda, las hadas existían. Acompáñanos a descubrir qué ocurrió y si fue todo un engaño o realidad.

Arthur Conan Doyle creía en la posibilidad de comunicarse con el más allá desde la muerte de uno de sus hijos durante la Primera Guerra Mundial. Por este motivo, era también un firme defensor de la existencia de espíritus y seres espirituales y, por ello, no es de extrañar que pensara que las fotografías de las Hadas de Cottingley eran reales.

Las Hadas de Cottingley. ¿Engaño o realidad?

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
La primera de las fotografías. Frances Griffiths con las supuestas hadas (1917)

Recibe el nombre de  Hadas de Cottingley un grupo de cinco fotografías que fueron tomadas entre 1917 y 1920 en las que aparecen hadas y otros seres fantásticos a orillas del arroyo Cottingley en Bradford (Inglaterra). Fueron tomadas por dos primas que vivían cerca del curso de agua y levantaron una gran controversia en la época.

1. Las protagonistas

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
La segunda muestra a Elsie con un gnomo alado.

Las protagonistas de la historia de las Hadas de Cottingley fueron dos primas que vivían juntas en una casa de campo cerca de la ciudad de Bradford, en Inglaterra. Elsie Wright, la mayor, tenía 16 años cuando se tomaron las primeras fotos en 1917 y a pesar de su juventud era muy considerada en la localidad como artista. Desde los 13 años trabajaba en un laboratorio fotográfico en el que hacía entre otras cosas composiciones fotográficas de soldados caídos en el frente con sus familiares. La más joven de las primas, Frances Griffith, tenía a la sazón 9 años y había partido de Sudáfrica con su madre para instalarse en casa de sus parientes los Wright.

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
La tercera fotografía se titula «Frances y el Hada saltadora»

El padre de Elsie era ingeniero y muy aficionado a la fotografía. Prestó el equipo a su hija y a su sobrina. Cuando reveló las fotos que habían hecho, encontró dos en las que se veía a las niñas con las Hadas de Cottingley. El padre pensó que era un montaje y no les dio importancia, pero la madre creía que eran reales y comentó el hecho en la reunión de la Sociedad Teosófica de Bradford a la que pertenecía y las fotografías adquirieron notoriedad. El líder teosofista, Edward Gardner, vio y dio como reales las fotografías a principios de 1920. Ese mismo año, a Arthur Conan Doyle le fue encargado escribir para el «The Strand Magazine» un artículo sobre hadas como tema navideño y utilizó las dos primeras fotografía. En 1921, ilustró un segundo artículo sobre el tema con las 3 fotografías que las niñas tomaron posteriormente. Conan Doyle y Gardner consideraban las fotos auténticas, pero no todo el mundo quedó convencido. ¿Eran reales o un truco?

2. Las fotografías

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
Arroyo Cottingley en Bradford (Inglaterra)

Como habréis imaginado, las fotografías eran un truco, pero las niñas no lo reconocieron hasta la década de los 80, siendo ya ancianas, y siguieron afirmando que, aunque 4 de las fotos eran falsas, la quinta no, y que ellas realmente habían visto a las Hadas de Cottingley. Las imágenes fueron tomadas en dos grupos. Las primeras en 1917 y las últimas en 1920.

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
La cuarta foto presenta a Elsie con un hada que le ofrece un ramillete

Elsie reconoció haber dibujado las hadas siguiendo las ilustraciones de un libro infantil a las que les añadió unas alas. Las recortó en cartón y las sujetó a la vegetación con alfileres. Las niñas, a partir de 1921, perdieron todo interés en el tema de las Hadas e incluso empezó a resultarles muy pesado. Se casaron, tuvieron hijos y vivieron alejadas de la zona de Bradford donde se habían hecho las fotos. Las fotos fueron olvidadas hasta que, resucitadas en una entrevista concedida en los años 60, las niñas, ya adultas, empezaron a reconocer que quizá no fueran reales. Pero no fue hasta una entrevista en 1981 que reconocieron que las 4 primeras eran falsificaciones, pero afirmaron que la quinta no. Confesaron que el asunto se les fue de las manos y Elsie Wright declaró que en aquel momento no habían podido dar marcha atrás ya que se sentían demasiado avergonzadas tras haber engañado al «autor de Sherlock Holmes».

3. Las Hadas de Cottingley y Arthur Conan Doyle

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!

Arthur Conan Doyle no tenía la menor duda de que las fotografías de las Hadas de Cottingley era auténticas. Su creencia en los espíritus lo había llevado a separarse de su gran amigo el mago Houdini. Además de reproducir las fotos en artículos, escribió un libro hablando del tema de las hadas en 1922 «The coming of the fairies» y otro en 1923 «The case for spirit photography«. Arthur Conan Doylee incluso llevó al lugar a un famoso médium de la época con varias placas fotográficas. Aunque no lograron captar ninguna imagen de las Hadas de Cottingley, el médium no dudó en afirmar que la historia era real.

Las Hadas de Cottingley | ¿Engaño o realidad? ¡Descubre la historia!
La quinta y última foto que nunca reconocieron como falsa.

A pesar de que el padre de las niñas y también la casa Kodak creyeron que las fotos eran falsas, no pudieron probarlo con los métodos de la época y debido a la poca calidad de los originales. Mucha gente pensó que era posible que las fotos fueran reales y que gracias a la fotografía se habría un nuevo mundo de posibilidades increíbles que explorar.

Si te ha interesado la historia de las Hadas de Cottingley, no te pierdas…

Si te ha gustado conocer la historia de las Hadas de Cottingley y de cómo dos niñas consiguieron enredar a Sir Arthur Conan Doyle, el padre de Sherlock Holmes, permite que te propongamos una serie de artículos que te permitirán ahondar en otros escritores famosos por su relación con el misterio. ¿Cuáles de ellos te parecen más interesantes?

Y si lo que quieres es profundizar más en las leyendas y rituales relacionados con las hadas, no te pierdas: 8 Tipos de Hadas que descubrir. Y ahora, dinos, ¿conocías la historia de las Hadas de Cottingley? ¿Crees que fueron muy ilusos creyendo la historia de las niñas? ¿Ellas realmente creían haber visto hadas en el bosque? ¡Comparte con nosotros tu opinión! Estaremos encantados de leerla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here