¿Has probado ya el té azul? Su sabor es ligeramente amargo, deja una cadencia a flores que estalla delicadamente en nuestros sentidos, y que además, sienta muy bien a nuestro organismo.

El té azul es en realidad té oolong (té de dragón negro), y se le llama azul porque sus hojas adquieren un nivel de oxidación muy cercano al azul oscuro, casi cobalto. Como ya sabes en materia de tés contamos ya con prácticamente todos los colores, tenemos té blanco, té verde, té rojo, té negro… ¡Y también azul!

Acompáñanos hoy en Supercurioso para conocer más datos de esta bebida milenaria que sabe a tierra húmeda, a sueños, a cielo después de una tormenta y a esas flores curativas que según la tradición oriental, son la solución para todos los males.

Té azul, medicinal y cautivador

Empezaremos aclarando algo importante. A la hora de vendernos té azul o té oolong verás imágenes con una infusión intensamente azul. No es cierto. Al igual que el té verde nunca adquiere una tonalidad tan sumamente intensa. Todo dependerá de la cantidad de hojas que incluyamos en la decocción de la bebida.

8215500422_438c9852c4_o (Copy)

No obstante, si miras sus hojas verás ese tono azul oscuro tan llamativo. Los expertos en estas bebidas nos dicen que está a medio camino entre el té verde y el té negro, y que el té más delicioso que podemos probar dentro de esta variedad Oolong, es el que proviene directamente de las montañas más altas de Taiwan. Se cuenta también que antes del tueste de sus hojas, los cultivadores las enrollan y las golpean suavemente para así, estimular su acción enzimática. Misterios de la medicina china que tanto nos cautivan en occidente, y de ahí su precio. Porque si en alguna ocasión has comprado té azul, te habrás dado cuenta sin duda que no es precisamente económico.

La razón de ello es que en los últimos años se está promocionando el té azul como bebida adelgazante. Ya sabes que todos estos tés de origen oriental, van envueltos siempre con esas llamativas frases de «bebida mágica», «el té milenario que consumían las antiguas dinastías de China…» etc.

Sea como sea, podemos decir que el té azul o Oolong sienta muy bien, tiene encanto y nos da mucho juego a la hora de servirlo en una bonita taza. Si eres una amante de este tipo de infusiones para la media tarde no dudes en probarlo.

Ahora bien ¿té gustaría saber qué tipo de beneficios están asociados a esta bebida?

Qi_Lan_Oolong_tea_leaf (Copy)

  • Es muy rico en taninos, es astringente y antiinflamatorio.
  • Contiene un gran número de antioxidantes que nos protegen frente al ataque de los radicales libres. No obstante y como curiosidad, te diremos que el té más rico en antioxidantes que disponemos a día de hoy es el té blanco. ¡Mucho más que el té verde!
  • Refuerza nuestro sistema inmunológico.
  • Ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo.
  • El té azul es depurativo. Evita la retención de líquidos, de ahí que esté adquiriendo cierta notoriedad dentro de esos tratamientos naturales para ayudar a perder kilos de más.

blue-pea-tea2-1024x682 (Copy)

Si te ha cautivado por completo esta curiosa bebida, no dudes en probarla. Basta con hacerte una infusión con unos 3 gramos de la planta junto con un vaso de agua (200 ml). Pero eso sí, para disfrutar de todos sus componentes esenciales la cocción debe hacerse en una tetera de barro. ¡Misterios de la cultura oriental!

Y ahora dinos ¿has probado ya el té azul o té Oolong? Si te ha gustado este artículo conoce también las 15 bebidas más alucinantes del mundo.

4 Comentarios

  1. Los tés no se cuecen, se infusionan. Digo esto porque en el texto se comenta un par de veces que son una «decocción» y no es lo mismo. Una decocción es «cocinar» las plantas en agua hirviendo durante varios minutos, mientras que una infusión consiste en echar la planta en agua lo suficientemente caliente sin que haya llegado a hervir o que haya recién hervido, retirada del fuego y dejado reposar.
    Por otro lado, comentáis que el té oolong no es azul una vez preparada la bebida, eso es verdad, ya que tiene un color dorado, pero bien que seguís poniendo fotos como si la infusión fuera de color azul cobalto.
    Por último, ponéis otra imagen en las que salen las propiedades de las distintas variedades de té y ¡sorpresa, está el rooibos también! Si hablamos de té, hablamos de té y el rooibos NO es té. Es una planta completamente distinta, cuyas infusiones están muy ricas también y de magníficas propiedades, pero no es té, así que no sé qué pinta en la imagen.
    En conclusión, que hay que informarse bien se escriba de lo que se escriba. Y tampoco vendría mal poner las fuentes de dónde se saca la información, para hacer el texto más creíble más que nada.

    • Hola Camelia ¡Gracias por tu aportación y por seguir nuestro espacio! Indicarte que como siempre en Supercurioso, puedes llegar a las fuentes en los hipervínculos que incluimos en las palabras clave de nuestros artículos. En este caso, no tendrás más que hacer click en la palabra «té Oolon». Por otra parte, tomo nota del término «decocción».
      Respecto a las imágenes, debes entender que éste es un espacio de curiosidades. Lo atractivo del té azul es el márketing que se asocia a él respecto a su color, y es ahí donde reside el aspecto curioso del artículo en sí. No podíamos pues incluir imágenes donde no apareciera. No obstante, hemos dejado bien claro que el té Oolong NO TIENE ESE COLOR, es algo importante y así lo hemos hecho. Otro aspecto que espero entiendas es que trabajamos con imágenes con créditos, es decir, no disponemos de un «banco de imágenes amplio» con el que trabajar porque todos disponen de derechos de autor. Las imágenes a las que podemos acceder de forma libre respecto al té Oolong son las que aparecen en el artículo. No obstante, creo que ha servido para ilustrar la idea principal.
      Darte nuevamente las gracias por tu atención y la información que has añadido al artículo en sí. Es lo que nos enriquece al fin y al cabo: compartir información. Un placer, Camelia.

  2. En el artículo se indica que el té oolong es tan caro debido a que se vende como bebida adelgazante y no es cierto. El precio del té oolong y del resto de los tés depende de muchos factores:
    – El proceso de elaboración. No es lo mismo un té elaborado de forma artesanal que uno que se elabora de forma mecánica
    – La variedad del té. Hay diferentes oolongs como el Da Hong Pao, Tie Guan Yin, Mi Lan Dan Cong, Dong Ding…
    – El grado del té. Durante el proceso de elaboración, las hojas se separan en diferentes grados, así hojas más enteras son de mejor grado que las hojas partidas
    – El lugar de origen. Los mejores son los de Wuyi en la provincia de Fujian en China y también los de Taiwan, pero hay otras regiones de China que también los elaboran. A mayor altura, más caro.

    Por otro lado, los tés no adelgazan por mucho que nos intenten vender. El té es muy diurético pero no ayuda a adelgazar. Podéis ver nuestro artículo en nuestro blog: http://www.bebiendote.com/blog/el-te-verde-y-sus-propiedades-adelgazantes-o-no/

    Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here