No, no se trata de alguna clase de herpes o de alguna extraña enfermedad tropical, sino de un anglicismo que hoy en día se usa para explicar cualquier descubrimiento o acierto que se logre por casualidad.

Y es que son tantos que se ha hecho necesario acuñar un término para describir este fenómeno que va más allá del ámbito del conocimiento.

Historia de una palabra que vino de muy lejos

Esta palabra, en inglés serendipity, salió recientemente de los estantes de los diccionarios gracias a una comedia romántica con ese nombre protagonizada por John Cusack y  Kate Beckinsale, estrenada en 2001, que narra los encuentros y desencuentros casuales de dos personas enamoradas.

La palabra tuvo un uso más frecuente en siglos anteriores y su origen es netamente literario. La palabra entró al inglés de la mano del escritor Horace Walpole, que recreó en 1754 un relato perteneciente a la tradición persa, “Los tres príncipes de Serendip” (como llamaban los persas a Ceilán), que resuelven sus conflictos debido a una serie de extraordinarias casualidades.

De esta manera podríamos vincular serendipia a palabras en español con algunos usos o significados similares, como carambola o de chiripa.

Algunos célebres ejemplos de serendipia

La llegada de Colón a América, cuando trataba de llegar a las Indias Orientales quizás sea el caso de serendipia más famoso de todos, aunque con certeza no es el único.

carabelas

En las ciencias, el descubrimiento de la penicilina por parte de Alex Fleming se debió a la contaminación de una placa de bacteria que estaba analizando con otra; píldoras como el viagra se hicieron exitosas y mundialmente famosas debido a un efecto colateral de las mismas, destinadas originalmente para controlar la hipertensión arterial.

En literatura uno de los casos más renombrados es el de los satélites de Marte, mencionados por Jonathan Swift y Voltaire en Los viajes de Gulliver (1726) y Micromegas (1752) más de cien años antes de ser observados por primera vez.

Serendipia y evolución

Estos golpes de azar no se limitan sólo a la actividad humana. Un ejemplo fundamental del papel de la serendipia o la carambola en la evolución de la vida sería el del asteroide que se estrelló contra la Tierra hace 65 millones de años y acabó con el reinado de los dinosaurios, propiciando el surgimiento de los mamíferos y eventualmente, de los humanos.

dinosaurios

Creo que podríamos convenir en que estamos aquí “de chiripa”.

Serendipia y Eureka

Ambos términos pueden confundirse, aunque la diferencia es clara: la serendipia remite a un descubrimiento casual, mientras que el fenómeno de eureka se aplica al encuentro sorpresivo de algo que se estaba buscando de diversas maneras.

Y tú, ¿has encontrado algo que cambió tu vida cuando buscabas otra cosa? Porque eso también puede ser otra definición de serendipia: encontrar algo que no se nos ha perdido.

Imágenes: Alex Drennan, marioion-bogdan dumitrescu, SantiMB.Photos, torbakhopper

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here