La asombrosa historia de “la casa del acantilado” de San Francisco
Valora este post

¡Hola Supercurioso! Antes de leer al artículo queremos que sepas esto: ¡tenemos un canal de Youtube y nos encantaría que formaras parte de él! ¡Si quieres, puedes suscribirte a él y descubrirlo aquí –> YouTube Supercurioso!

La casa del acantilado de San Francisco o la “Cliff House”, es uno de los escenarios más curiosos y fascinantes que podamos encontrar. Cabe decir, eso sí, que a día de hoy no luce tan hermosa como lo era en el pasado, como en aquel 1894 cuando se alzó con majestuosidad a través de cada uno de sus ventanales, de sus rojos torreones y esos muros vetustos donde el mar se veía reflejado en sus tranquilas tardes de verano, cuando los turistas se acercaban para pasear por sus inmediaciones.

La historia de esta casa contiene múltiples vivencias, desastres y años de esplendor. Tiene sin duda algo de poético y mucho de trágico, por ello, nos ha parecido sin duda una de esas historias que merecen contenerse en nuestro espacio para supercuriosos.

¿Nos acompañas en este viaje?

La asombrosa historia de “la casa del acantilado” de San Francisco

Suscríbete a nuestro Youtube | Gana una tarjeta Amazon 100$
Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de las mejores curiosidades en vídeo. Además, cada mes, ¡Sorteamos una tarjeta Amazon de 100$ entre los suscriptores más activos. ¿Quieres ser tú? 👉🏻 Haz clic y Suscríbete Ahora

Estamos en 1858, a esta playa de California llega una de esas mentes inquietas y visionarias que ve en este escenario, un lugar ideal para construir una casa, justo sobre un acantilado. Este hombre es Samuel Brannan un empresario, periodista, millonario y ex mormón originario de Maine, quien además fundó el primer periódico en San Francisco.

La idea de construir una casa en esta playa se le ocurrió tras ver un naufragio de un barco en ese mismo mar. De la madera de aquella nave, alzaría una casa. De una tragedia surcada en el océano podía obtener, transformándola, vida y prosperidad. Y así lo hizo. Pagó 1.500 dólares por aquel barco y alzó una casa. Diez años después, la amplió más aún con un fin muy concreto: a solo unos metros de ahí se había abierto una ruta donde solían pasar numerosos jinetes para realizar negocios. Además, dada la gran cantidad de leones marinos que solían verse por la playa, era habitual que los turistas se acercaran para disfrutar de un agradable paseo. ¿Resultado? La casa del acantilado se convirtió en un bonito hostal.

La asombrosa historia de "la casa del acantilado" de San FranciscoAhora bien, el agradable hostal no tuvo mucha prosperidad. Solo unos años después, y a raíz de otro naufragio, la “Cliff House” quedó destrozada después de que un barco explotara debido a su carga a base de dinamita y otros explosivos. Cuestión de mala suerte, sin duda… Pero aquello, iba a ser solo el principio.

Tras la fatalidad le llegó una época dorada. Fue en 1897 cuando Adolph Sutro, un famoso constructor, ideó en su mente lo que los restos humeantes de aquel edificio podían dar de sí con una gran inversión, elegancia y desafío. En unos meses, la casa del acantilado se alzó de nuevo, convertida casi en un palacete victoriano, una bellísima arquitectura que causó sensación y que lo convirtió en el hotel más frecuentado de San Francisco.

La asombrosa historia de "la casa del acantilado" de San FranciscoAquella época dorada, sin embargo, tampoco duró demasiado. Hubo otro temporal, y la casa quedó afectada, pero lo peor llegó, sin duda, en una fecha que ya puedes sospechar siendo que estamos a principios del siglo XX y en San Francisco. El terremoto de 1906. Cliff House sufrió sus efectos, al igual que el resto de la ciudad y, como cada habitante, se esforzó en renacer de nuevo, superando sus heridas para intentar afrontar el futuro con esperanza.

¿Lo consiguió? Sin duda, pero el problema, como un eterno leivmotiv en la casa del acantilado, es que sus épocas de esplendor nunca duraron demasiado, y solo unos años después, Cliff House pereció bajo las llamas en un desastre catastrófico. El peor de todos.

La asombrosa historia de "la casa del acantilado" de San FranciscoUn año después, en 1908,  la hija de Adolph Sutro asumió la responsabilidad de alzar de nuevo la casa del acantilado de San Francisco, para convertirla en un menudo pero bonito restaurante. Algo sencillo y poco llamativo pero práctico. Desde entonces, la calma más serena ha reinado en sus muros. No más incendios, no más naufragios…

De momento.

Cliff-9 (Copy)
Cliff House en la actualidad

Una historia curiosa que deseábamos compartir contigo. No dudes en dejarnos tus comentarios y en recordar nuestro artículo sobre la Casa embrujada de Rose Hall en Jamaica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here