Los príncipes de La Torre aparecen en numerosas obras de arte desde el siglo XVI. En numerosos cuadros vemos las caras aterrorizadas de dos niños que se abrazan o duermen juntos mientras alguien esgrime una almohada con siniestras intenciones. Shakespeare escribió su obra «Ricardo III» inspirado por lo que él, y la mayoría de sus conciudadanos, creía que les había ocurrido a los príncipes. Conozcamos la aterradora historia de los príncipes de La Torre que vemos en las pinturas

La aterradora historia de los príncipes de La Torre que vemos en las pinturas

Debemos viajar en el tiempo y situarnos en Inglaterra durante la Guerra de las dos Rosas, la casa de Lancaster y la casa de York se enfrentaron por el trono inglés. Eduardo IV, primer rey de la casa de York murió en abril de 1483. Tenía dos hijos varones, Eduardo y Ricardo, que aún eran unos niños. El mayor fue el llamado a sucederle en el trono con el nombre de Edward V. Su tío Ricardo, duque de Gloucester, fue nombrado Lord protector ya que el joven rey sólo tenía 13 años y se consideraba que no tenía edad suficiente para gobernar.

La aterradora historia de los príncipes de la torre que vemos en las pinturas
Los Dos Príncipes Eduardo y Ricardo en la Torre, por Sir John Everett Millais, 1878

En ese momento empezaron encarnizadas luchas por el poder entre la familia de la madre de los príncipes, los Woodville, y el mencionado duque de Gloucester. Éste finalmente decidió denunciar a los niños como hijos bastardos -por lo tanto sin derechos sucesorios- para se él mismo nombrado rey. Los hizo capturar y encerrar en la Torre de Londres y declaró que su difunto hermano había estado casado con Leonor Talbot antes de casarse con Isabel Woodville, madre de los príncipes. Fueron declarados bastardos y él subió al trono con el nombre de Ricardo III.

La aterradora historia de los príncipes de la torre que vemos en las pinturas
Eduardo V y su hermano Ricardo de York, duque de York, Paul Delaroche, 1830

De los niños de 13 y 9 años nadie volvió a saber nada nunca más. Se desvanecieron en La Torre. Quedó prohibido que recibieran cualquier tipo de visita, incluida la de su madre y otras personas afectas a ellos. Tanto Tomás Moro en su «The history of Richard the III» como Shakespeare en «Ricardo III» coinciden en afirmar que fue el rey el que mandó matar a sus sobrinos encerrados en la Torre. La leyenda explica que unos hombres fueron enviados por el monarca para que asfixiaran a los príncipes con una almohada mientras dormían. Eduardo y Ricardo fueron encerrados en el mes de abril de 1483 y se cree que no llegaron vivos al verano.

La aterradora historia de los príncipes de la torre que vemos en las pinturas
L’assassinat d’Édouard V, roi d’Angleterre, et de son frère Richard, duc d’York, par William Simson (v.1840)

La historia pareció corroborarse cuando en 1674,  en unos trabajos de rehabilitación efectuados en la Torre, al pie de una escalera, fueron encontrados los esqueletos de dos niños. Para toda la nación fue la confirmación de lo que era Vox Populi, los niños habían sido asesinados. Los restos fueron enterrados en la abadía de Westminter con honores reales.

La aterradora historia de los príncipes de la torre que vemos en las pinturas

¿Fue realmente un asesino Ricardo III? ¿Pudo matarlos posteriormente otro de los candidatos al trono inglés temeroso de que salieran a la luz? ¿Los restos encontrados son realmente los de los príncipes de la torre o son de otros dos niños? En los años 30 se hizo un estudio de los huesos encontrados y se vio que realmente correspondían a 2 niños, pero con certeza no se pudo decir nada más. Quizá en un futuro, Westminster permita realizar otros análisis con tecnología moderna y puedan aclararse algunas dudas sobre el fin de los príncipes.

Si te gustan los artículos sobre arte, quizá quieras conocer la terrible historia que oculta el aquelarre de Goya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here