Valora este post

Es una imagen que ya forma parte de nuestra vida. Lo hemos visto en multitud de películas y series. También lo hemos podido encontrar en anuncios publicitarios e incluso en videojuegos. Pero la historia de este famoso letrero blanco situado sobre una colina es bastante desconocida para la mayoría.

Primeros años

Para hablar del nacimiento de Hollywood, cuyo significado literal es “bosque de acebos”, nos tenemos que remontar a 1880, cuando la esposa de un promotor inmobiliario llamó así a su rancho situado en la zona. En el año 1903 Hollywood se convirtió oficialmente en un municipio independiente y siete años más tarde pasaría a formar parte de Los Ángeles.

Letras Hollywood
Cartel de Hollywood, Abril de 2010

En 1911 se fundó el primer estudio de cine y no tardaron en establecerse en la zona otros quince estudios más. La principal causa era el clima y la cantidad de horas de sol de las que disponían ya que por aquel entonces, aunque ya contaban con iluminación eléctrica, dependían de la luz natural para poder rodar. Otro de los motivos era el de alejarse de Nueva York y Nueva Jersey en donde tenían que pagar la abusiva tasa Edison, que poseía la patente como inventor del cine.

Nacimiento y deterioro del cartel

Pero para ver el famoso cartel sobre la colina tendremos que adelantarnos hasta 1923, año en el que el promotor inmobiliario H.J. Whitley decidió colocar un enorme cartel publicitario de la nueva urbanización que tenía proyectada en la zona. El nombre del proyecto y, por tanto, también del cartel era “HOLLYWOODLAND”.

El cartel se colocó inicialmente con unas 4.000 bombillas rodeando las letras y un gran foco, algo bastante novedoso para la época. La idea era que estuviera tan sólo un año y medio, pero el desarrollo de la industria cinematográfica en Los Ángeles durante ese periodo hizo que se convirtiera en un símbolo reconocido internacionalmente, así que se mantuvo allí.

Desde entonces sufrió un deterioro y un desgaste fruto del paso del tiempo y de determinados actos vandálicos. Incluso llegó a perder la letra H cuando el vigilante del cartel, ebrio, se estrelló con su coche contra la misma a principios de los años 40.

Cartel de Hollywood durante los 70. Antes de la restauración definitiva de 1978.
Cartel de Hollywood durante los 70. Antes de la restauración definitiva de 1978.

En 1949 la Cámara de Comercio de Hollywood firmó un contrato para la restauración del cartel, estipulando que el sufijo “LAND” se eliminara para que el cartel no hiciera referencia tan sólo a la urbanización, sino a todo el distrito. En esta nueva reparación se prescindió de nuevas bombillas y la frágil estructura que se instaló de madera y metal continuó deteriorándose. Tanto es así que el cartel llegó a perder una de las O finales. También la primera O sufrió daños relevantes llegándose a partir por la mitad dando la apariencia de una U minúscula, de tal forma que en el cartel, durante algunos años, parecía poner “HuLLYWOD”.

Letras con nombre propio

No sería hasta 1978 cuando llegaría la instalación del cartel que todos conocemos actualmente. La acción se debió en gran parte al cantante Alice Cooper, que inició una campaña para restaurar el letrero. Gracias a esta acción, la Cámara de Comercio decidió reemplazar el cartel por otro hecho de acero garantizando su larga duración. Cada letra contó con un coste de 27.777 dólares, dados por donantes particulares. En total sumaban 250.000 dólares.

Colinas de Hollywood, con el famoso cartel al fondo.
Colinas de Hollywood, con el famoso cartel al fondo.

La letra H fue donada por el editor del Hollywood Independent Newspaper, mientras que la primera O fue donada por el productor de cine italiano Giovanni Mazza.

La primera L fue donada por el exjugador de fútbol americano Les Kelley, mientras que la segunda fue por el actor y cantante de country Gene Autry, el único en tener 5 estrellas en el paseo de la fama de Hollywood.

La Y fue donada por el conocido fundador del imperio Playboy, Hugh Hefner.

Andy Williams, cantante conocido en parte por el tema “Moon River”, fue el que donó la letra W.

La siguiente O fue donada por la compañía discográfica Warner Bros. Records, mientras que la última O, como ya hemos dicho, fue donada por el conocido cantante de hard rock y heavy metal Alice Cooper, en memoria de Groucho Marx.

Por último, la letra D del final fue donada por el empresario Dennis Litdke.

Historia negra

Como todo lugar cargado de glamour que se precie, el famoso cartel de “HOLLYWOOD” también posee su historia negra. En 1932, la actriz de Broadway Peg Entwistle se suicidó lanzándose desde la letra H del cartel. La actriz llevaba varios meses probando suerte en Hollywood y sólo había conseguido un pequeño papel en la película “Thirteen Women”, la cual tuvo unas críticas bastante pobres.

Peg Entwistle
Peg Entwistle

Curiosamente, pocos días después de su muerte, llegó una carta a casa de su padre ofreciéndole un papel principal en una película en la cual, la protagonista, acaba suicidándose.

Si te ha gustado este artículo, puede que quieras saber más sobre jóvenes actores de Hollywood que murieron demasiado pronto.

Imágenes: John IrvingSean RussellGregg JadenVlasta Juricek.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here