En 1980 el director y cineasta David Lynch dio a conocer, en todo el mundo, la existencia de Joseph Merrick, mejor conocido como el Hombre Elefante. Interpretado por John Hurt, en el filme de Lynch se nos muestra la complicada vida de Merrick quien vivía con dificultades gracias a una terrible enfermedad. Esta película causó gran impresión en millones de personas en todo el mundo que fueron a verla, sin embargo, el filme no agota toda la historia y las complejidades de la vida de este hombre. ¿Quieres conocer a fondo la historia de Joseph Merrick? En Supercurioso hemos estado investigando un poco sobre él y sobre su extraña enfermedad y ahora te traemos en este artículo todo lo que debes saber sobre el Hombre Elefante. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

10 Curiosidades sobre el Hombre Elefante

curiosidades sobre el Hombre Elefante

Nacido el 5 de agosto de 1862, en Leicester, Inglaterra, Joseph Merrick se hizo muy famoso desde muy joven y fue una de las figuras más conocidas de las ferias ambulantes de Inglaterra. Se exhibía a sí mismo como un fenómeno, y es que Merrick padecía una extraña enfermedad que le causaba visibles deformaciones en todo su cuerpo. Fue por ello que la única elección que tuvo fue trabajar en ferias durante la mayor parte de su vida. Sin embargo, pese a su enfermedad, Merrick también destacó por su carácter dulce y educado e, incluso, por su inteligencia superior al promedio. Vamos a conocer algunos datos curiosos sobre la vida del Hombre Elefante.

1. Nació sano

Cuando nació, Joseph era un niño completamente normal, sano, bien formado y sin anormalidades médicas. No obstante, a los 18 meses de edad empezaron a aparecer en él  los primeros síntomas de la enfermedad que lo daría a conocer. Ya a los 5 años presentaba un crecimiento anormal en sus huesos, lo que causó deformidades en su cuerpo. Su estructura craneal también cambió y grandes franjas de piel colgaban de la parte posterior de su cráneo y delante de su cara. Su brazo derecho se retorció y su mano se contorsionó en un apéndice parecido a una aleta. Sus piernas sufrieron el mismo destino que su brazo, impidiéndole caminar con normalidad. Su columna vertebral, aquejada de escoliosis, le impedía ponerse recto. En la edad adulta alcanzó solo 1,57 m de estatura.

2. Tuvo 3 hermanos, sin problemas físicos

Joseph Merrick tuvo 3 hermanos y aunque nacieron sanos y no sufrieron ninguna deformidad, la vida tampoco les fue mucho mejor. John, nacido en 1864, murió a los 3 meses de viruela; William, nacido en 1866, falleció de escarlatina en 1870; y Marion Eliza, nacida en 1867, murió sin alcanzar los 30 años de edad. De todos ellos, Joseph fue el más longevo.

3. El síndrome de Proteus

En sus tiempos, los médicos pensaban que la enfermedad que padecía Joseph era la rara afección de la elefantiasis, cuestión que le valió el apodo del Hombre Elefante. Sin embargo, la ciencia de la época no era la más exacta y hoy en día sabemos que la enfermedad que padeció durante toda su vida no fue elefantiasis, sino el síndrome de Proteus, una rara dolencia que causa un crecimiento extremo en los huesos, la piel y algunos órganos.

4. La muerte de su madre

Síndrome de Proteus

Uno de los eventos que definitivamente marcó la vida del Hombre Elefante fue la muerte de su madre. Aunque de origen humilde, la madre de Joseph sabía leer y escribir, e hizo muchos esfuerzos para que su hijo aprendiera también y, sobre todo, que aprendiese a valerse por sí mismo. Su vida dio un vuelco a la edad de 11 años, cuando su madre murió. Tras su fallecimiento, su padre consiguió una segunda esposa, la cual lo maltrataba física y psicológicamente, y constantemente lo humillaba por no poder aportar dinero suficiente a la casa.

5. Inteligente y culto

A pesar de que por su aspecto y sus dificultades para hablar casi todo el mundo pensaba que Joseph era retrasado, la realidad indica lo contrario. De hecho, se sabe que a Joseph le encantaba la lectura y escribía prosa y poesía. Además, le encantaba mandar cartas a todos los que le ayudaron alguna vez. Sus cartas a menudo concluían con un poema llamado Falsa Grandeza, de Isaac Watts.

6. Vendedor ambulante y otros trabajos

Para no ser una carga, Merrick consiguió una licencia de vendedor ambulante y trabajó con su carro por toda la ciudad vendiendo productos que su padre conseguía. Sin embargo, rara vez lograba vender algo, pues sus malformaciones hacían que las personas lo rechazaran. De hecho, el gremio de vendedores consiguió revocarle la licencia bajo el argumento de que causaba una imagen negativa. Después de eso, se internó en una «casa de trabajo» en la que se le permitía dormir si trabajaba en la casa, aunque esta historia tampoco terminó bien.

7. Primera operación

En 1882 el Hombre Elefante se sometió a su primera operación, en la cual lograron quitarle más de medio kilogramo de una protuberancia en su rostro que le impedía comer y hablar adecuadamente. A raíz de la operación su situación mejoro, pero solo ligeramente.

8. El hombre elefante, atracción de feria

Interno en el hospital

A partir de 1883, Joseph Merrick empezó a trabajar en diversas ferias como una de las atracciones más populares. Con ellas recorrió toda Inglaterra y conoció a gente de lo más diversa y, aunque no era agradable exhibirse y ser presentado como «el hombre elefante», no guardaba mal recuerdo de aquella época.

9. Internamiento en el hospital

En 1886, tras tres años de recorrer Inglaterra y parte de Europa, regresó a Londres, donde tuvo la suerte de poder ingresar en el London Hospital. Esto fue gracias a la intervención del doctor Treves que insertó un anuncio en la prensa solicitando ayuda económica para poder hacer un fondo para tratar las enfermedades raras del Hombre Elefante. La respuesta de la sociedad inglesa fue un éxito y el hospital recibió cuantiosas sumas de dinero. Solucionado el tema económico, se habilitaron unas habitaciones para Joseph, que se convertirían en su último hogar.

10. La muerte

El 11 de abril de 1890, a los 27 años de edad, Joseph  fue encontrado muerto en su cama. Treves, tras un examen, concluyó que murió de asfixia al quedarse dormido. La cabeza de Merrick era enorme y sólo con esfuerzo conseguía mantenerla erguida. Su desmesurado peso y tamaño le impedían dormir tumbado, pero se pensó que ese día lo había intentado para sentirse como los demás. Actualmente, tras análisis más detallados de su esqueleto, se estima que la causa más probable de la muerte del Hombre Elefante fue una lesión en la columna vertebral provocada por el desproporcionado peso de su cabeza.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el Hombre Elefante? ¿Conocías estos datos de la vida de Joseph Merrick? Y, ¿qué otros casos como el de Merrick conoces? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here