El hueso del pene o báculo fue parte del ser humano del sexo masculino en el pasado pero lo perdió. ¿Por qué sucedió? Te contamos todo acerca del estudio llevado a cabo por el University College de Londres acerca de esta pérdida evolutiva que tiene un motivo que quizás no conocías también responderemos a algunas de las preguntas clave: ¿Para qué sirve el báculo en el resto de los animales? ¿Qué ocurrió para que este dejara de existir en los machos de la especie humana?

¿Por qué los humanos no tenemos báculo o hueso en el pene? La mayoría de los mamíferos lo tienen

Antes de entrar en materia queremos llegar hasta el fondo del asunto; ¿para qué sirve el báculo o hueso peneano? La respuesta es que este hueso que comparten gran parte de los animales sirve para poder copular sin necesidad de que exista una erección. Por tanto, permitiría aparearse con varias parejas sin necesidad de que tuviera que existir un deseo sexual entre ellas y ni siquiera sería necesario que hubiera un periodo de tiempo de reposo entre relaciones sexuales.

¿La pérdida del hueso peneano nos convirtió en monógamos?

El motivo por qué los humanos no tenemos báculo o hueso peneano puede que sea la monogamia. De hecho, el resto de primates podían tener repetidas relaciones sexuales y, por tanto, recurrir a la promiscuidad constante. En el caso de los miembros de la especie humana del sexo masculino, se ha descubierto que, en algún momento, perdieron determinados fragmentos del ADN relacionados con el báculo.

báculo o hueso en el pene

Por supuesto, la naturaleza es sabia y, según este estudio, en algún momento se perdió como estrategia evolutiva de tal modo que se favorecieran los comportamientos monógamos. De este modo, sería posible crear relaciones más estables y se podría preservar la vida de más crías humanas.

báculo o hueso en el pene

Existe mucha especulación alrededor de este asunto, pues la comunidad científica no se pone de acuerdo; por un lado, están los defensores de la perspectiva biologicista en la que cabría este estudio (somos monógamos por naturaleza, por una estrategia evolutiva). Por otro, hay diversas teorías que afirman lo opuesto; que realmente no somos monógamos y que esta es una cuestión impuesta por el clan, por la religión y por el estado como medio de control social. ¿Será ese el motivo por el que los niveles de infidelidad entre las parejas estables supera el 50%?

Sea como sea, es realmente curioso que nuestra especie sea de las pocas que ha perdido un hueso que le hubiera permitido un comportamiento mucho más promiscuo y, según como lo mires, ¿más animal?

¿Qué opinas? ¿Crees que la biología , así como la pérdida de este hueso nos hizo monógamos? ¿O es una decisión fruto de la cultura en la que nacemos?

Descubre cuál es la explicación científica por la que existe la infidelidad. Te sorprenderá.

Imágenes: agenciasinc , Oscar Williams , noticiasecatepec .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here