Si son ciertos los cálculos hechos por los astrónomos, entonces, el Sistema Solar está justo en medio de un suceso espacial muy turbulento; en concreto está en medio de un huracán de materia oscura, que tiene una velocidad de 500 kilómetros por segundo.

No somos capaces de verlo ni de sentirlo, sin embargo podría llegar a significar que una evidencia de materia oscura está mucho más cerca de lo que creíamos.

¿Qué es un huracán de materia oscura?

huracán de materia oscura

La materia oscura es un de los grandes enigmas sobre el universo que tenemos a día de hoy, imagínate entonces cómo de desconocido puede llegar a ser un huracán de materia oscura. Jamás se ha podido detectar de manera directa y tampoco se sabe muy bien lo que es, pero lo que sí sabemos es que existe y está ahí fuera. Sabemos de su existencia en base a los movimientos de las estrella y las galaxias, que son demasiado rápidos para la cantidad de masa observable.

Así que debe haber algo más allá fuera, alguna otra masa que crea gravedad para poder influir en ese tipo de movimientos cósmicos. Podemos incluso calcular esa masa invisible a partir de esos movimientos. Sea lo que sea esa masa, la llamamos «materia oscura» y los científicos tratan de descubrir la manera de detectarla directamente.

Si todavía no hemos llegado a ese punto, ¿cómo pueden los científicos saber que estamos en medio de un huracán de materia oscura? La respuesta está en el movimiento de las estrellas.

En 2017 se publicaron los datos del satélite Gaia, lo que permitió a los astrónomos descubrir una corriente estelar, la disolución se quedó atrás por una gran galaxia esferoidal enana que fue consumida por la Vía Láctea hace muchos años.

Se han llegado a detectar varios flujos de estrellas de esta clase en la Vía Láctea, pero S1, como se conoce ahora, es inusual porque el vecindario del Sistema Solar está justo en el camino de 30000 estrellas.

Estate tranquilo porque ninguno nos va a atacar, puedes dejar de temer una muerte estelar de fuego, sin embargo eso significa que la materia oscura asociada con este último fragmento de la galaxia enana canibalizada, se mueve junto con la corriente.

huracán de materia oscura

Ciaran O’Hare, un físico teórico de la Universidad de Zaragoza ha dirigido a un equipo de investigadores con el objetivo de descubrir el efecto que puede tener el S1 en la materia oscura en nuestro trocito de galaxia y quizá saber algo más sobre el huracán de materia oscura.

Llegaron a observar distintos modelos de densidad y distribución de la materia oscura que fluye en la corriente S1 y más tarde predijeron las firmas de materia oscura para estos modelos que podrían ser detectadas por nuestros detectores de la Tierra. Una de estas posibles firmas está producida por las hipotéticas partículas masivas de interacción débil, más conocidas como WIMP.

Si realmente existen estas partículas, deberíamos ser capaces de detectarlas a través de sus colisiones con electrones o núcleos atómicos, cosa que causaría un retroceso de las partículas cargadas en la Tierra, lo que produciría luz que podría ser captada por los detectores de xenón líquido o cristal.

El equipo determinó, basándose en sus cálculos, que era poco probable que esos detectores WIMP vieran algún efecto en S1, aunque en un futuro, con nueva tecnología y a medida que esta se vuelva más refinada y avanzada, se pueda llegar a conseguir.

En cambio, los detectores Axion tienen mayor probabilidad, según los investigadores. Pero, de nuevo, los Axiones son hipotéticos. Si existieran, serían increíblemente ligeros, más o menos 500 millones de veces más ligeros que un electrón, y es posible que sean un componente principal de la materia oscura.

Según los cálculos del físico teórico Pierre Sikivie, estas partículas ultraligeras, y que además no podemos ver, podrían llegar a convertirse en fotones, que si podemos ver, en presencia de un fuerte campo magnético.

«Los haloscopios de Axion poseen, con mucho, la mayor sensibilidad potencial a la corriente S1 si su componente de materia oscura es lo suficientemente frío. Una vez que se ha descubierto la masa del Axión, la distribución de velocidad distintiva de S1 se puede extraer fácilmente del espectro de potencia del Axión».

Por lo que se sabe, el experimento de materia oscura de Axion tampoco ha hecho una detección de S1. Pero si sabemos qué buscar, los científicos podrían mejorar las posibilidades de encontrar esa materia oscura o, al menos, saber cómo mejorar la tecnología existente para llegar a conseguirlo y podríamos saber más acerca de ese huracán de materia oscura del que te hablamos.

Como te hemos dicho en más de una ocasión, el universo sigue guardando grandes secretos e incógnitas, una de ellas sin duda es la existencia de un huracán de materia oscura, pero vamos descifrándolos con la ayuda de nueva tecnología y adelantos científicos.

¿Qué opinas tu acerca del huracán de materia oscura del que te hemos hablado en nuestro artículo? ¿Estás interesado en temas relacionados con el universo y los avances científicos? Déjanos tus comentarios y estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here