Insectos comestibles. ¿Cuáles son? ¿Cómo se preparan?
Valora este post

La globalización ha provocado, entre otras muchas cosas, que las gastronomías locales sean conocidas en todos los rincones del mundo y lo que en Europa nos parece extraño sea de lo más normal en muchos países de América, Asia o África. Entre los alimentos que han llegado últimamente con más fuerza están los insectos comestibles. Te explicamos cuáles son y cómo se preparan.

¿Cuáles son los insectos comestibles?

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se consumen más de 1.900 especies de insectos y unos 3.000 pueblos del mundo practican la entomofagia (es decir, que comen insectos o arácnidos), sobre todo, como hemos dicho, en Asia, América Central y del Sur, África y, en menor medida, Australia.

Los grupos de insectos que se pueden comer son muy numerosos, desde optópteros como los saltamontes y los grillos hasta himenópteros, como las hormigas, abejas y avispas, pasando por los dípteros, como las moscas y mosquitos. La mayor parte de los insectos se consumen en la etapa en que son larvas, pero algunos son buenos también en fase adulta y se recogen directamente del medio natural.

Los insectos comestibles más populares

Por si te apetece probar alguno de los insectos comestibles que se cocinan por el mundo te ofrecemos una lista de los más populares y cómo se preparan.

1. Chapulines

Son los saltamontes más conocidos de América Central, alimento habitual en casi todos los estados del centro y el sureste de México, como Oaxaca o Morelos. Son de tamaño pequeño, pero muy nutritivos, tanto o más que la carne de vaca, pollo o cerdo. Se pueden comer tostados o guisados con diferentes salsas y su sabor es muy semejante al del chicharrón.

insectos comestibles
Chapulines mexicanos, saltamontes muy nutritivos

2. Hormigas culonas de Colombia

Entre las hormigas comestibles, las mejores para el consumo humano son las hormigas culonas de Colombia. De pequeño tamaño, pueden tomarse como aperitivo ya que su sabor es muy parecido al del cacahuete. También es muy típico preparar salsas y purés con ellas.

3. Picudo rojo

Es el escarabajo comestible más popular del África subsahariana. Las mujeres camerunesas, dotadas de un gran oído y preparadas para detectar a las larvas de los picudos, las encuentran  en los troncos de las palmeras que estas han perforado. Tiene excelentes propiedades nutritivas y se consume frito entero o bien molido y añadido a otros productos.

4. Grillos domésticos

Extremadamente abundantes, fáciles de criar y ricos en nutrientes esenciales, los grillos son parte importante de la dieta en algunos países de Asia, especialmente en Tailandia, donde se comen como aperitivo. Son una fuente de proteínas de alta calidad y empiezan a considerarse el alimento del futuro, por lo que ya existen “granjas de grillos” dedicadas a su reproducción.

insectos comestibles
Grillos, muy apreciados en Tailandia

5. Termitas

Uno de los insectos comestibles preferidos del continente africano. Emergen de la tierra tras las primeras lluvias al final de la estación seca. Se suelen tomar tostadas y son también muy nutritivas.

6. Escamoles mexicanos

Son larvas de hormigas comestibles y se les conoce como el caviar mexicano. Estas pequeñas criaturas son cocinadas con mantequilla y hierbas y servidas con tortillas, aunque también las preparan de diferentes maneras. Son bastante difíciles de recolectar y por ello tienen un precio bastante elevado.

7. Siqui sapa peruana

Otra clase de hormiga, en este caso con un abdomen muy prominente. Para degustarlas, en primer lugar se han de limpiar muy bien, después asarlas para quitarles la humedad y por último se fríen con sal y mantequilla.

8. Jumil o chinche de monte

Estos pequeños insectos tienen un sabor algo picante que recuerda a la canela y que proviene de los tallos y las hojas de los encinos de los cuales se alimentan. Se pueden comer vivos, asados o fritos. En México son tan populares que existe un templo dedicado a ellos en la ciudad de Taxco (Guerrero).

insectos comestibles
Jumil o chinche de monte, su sabor recuerda a la canela

9. Avispas

Algunas especies de avispas son comestibles y en ocasiones se consumen con parte del panal, dentro del cual también se encuentran las larvas. Se fríen en una sartén y tienen un ligero sabor dulce.

10. Tarántulas

Son muy comunes en Camboya, es un alimento que la mayoría de la gente consume. Son muy apreciadas y las venden cocinadas en diferentes platillos, aunque las más comunes son fritas. Incluso las venden vivas por si alguien decide cocinarlas en casa, todo es comestible, cabeza, cuerpo y patas.

¿Qué sabor tienen los insectos comestibles?

El consumidor occidental levanta un muro psicológico en su mente cuando le ofrecen probar un insecto. Además de la repugnancia que le pueda sobrevenir por el simple hecho de pensar que se va a llevar un bicho a la boca, le entra la duda del sabor que tendrá y de si le gustará.

Quienes han probado los insectos comestibles aseguran que es difícil asociarlos con alimentos concretos, pues cada uno tiene un sabor diferente y depende mucho de los condimentos con los que se cocinen. Como referencia, se dice que los chapulines o saltamontes se parecen al pollo, y las hormigas, a algunos frutos secos. Pero el gusto es algo tan subjetivo que tendrás que probarlos para conocer su sabor.

¿Te atreves con la entomofagia? ¿Qué prefieres los chapulines, las hormigas comestibles, las termitas…?

Si quiere saber más sobre insectos, no te pierdas 8 insectos ¡alucinantes!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here