La llegada del invierno al hemisferio norte de nuestro planeta se celebra con el solsticio de invierno, una fecha que marca un cambio estacional y ha tenido distintos significados para diferentes culturas a través de la historia. ¿Qué sabes sobre ello?

Algunos impresionantes datos sobre el solsticio de invierno que te gustará conocer

1. Las culturas antiguas consideraban el solsticio de invierno como un tiempo de vida o muerte
La desaparición de la luz y la amenaza del hambre que acechaba en el invierno eran una gran preocupación en la antigüedad y, por eso, celebraban diversas tradiciones del solsticio y ritos destinados a anunciar el regreso del Sol y la esperanza de una nueva vida. Los paganos escandinavos y germánicos encendían fuegos y quemaban troncos de Yule como una forma simbólica de dar la bienvenida a la luz.
También sacrificaban ganado y otros animales a mediados de invierno para un banquete con la última carne fresca que disfrutarían durante varios meses. Además, la moderna celebración druidica Alban Arthan venera la muerte del Sol Antiguo y el nacimiento del Sol Nuevo.
2. Sucesos asombrosos suelen ocurrir en el solsticio de invierno
Curiosamente, en este día han sucedido muchos eventos extraordinarios. Los peregrinos llegaron a Plymouth el 21 de diciembre de 1620 para fundar una sociedad que les permitiera adorar libremente. El mismo día, en 1898, Pierre y Marie Curie descubrieron el radio, dando paso a una era atómica. Y el 21 de diciembre de 1968, la nave espacial Apollo 8 se lanzó, convirtiéndose en la primera misión lunar tripulada.
4 interesantes hechos sobre el solsticio de invierno
3. Marca la noche más larga y el día más corto en el hemisferio norte del planeta
Las horas de luz son cada vez más cortas a medida que se acerca el solsticio y comienzan a alargarse lentamente después. No es de extrañar que el día del solsticio se mencione en algunas culturas como el «día más corto» o el «extremo del invierno».
4. La palabra solsticio se traduce como «el sol se detiene»

El solsticio deriva del término científico latino solstitium, que contiene sol, que significa «sol», y el participio pasado stem de sistere, que significa «detenerse». Esto se debe al hecho de que la posición del sol en el cielo en relación con el horizonte al mediodía, que aumenta y disminuye a lo largo del año, parece detenerse en los días que rodean el solsticio. En los tiempos modernos, vemos el fenómeno del solsticio desde la posición del espacio y de la Tierra en relación con el Sol. Los antiguos, sin embargo, pensaban en la trayectoria del Sol, cuánto tiempo permanecía en el cielo y qué tipo de luz proyectaba.

¿Qué te parece? ¿Sabías esto del solsticio de invierno?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here