El juicio de las brujas de Mora se considera uno de los peores juicio de brujas de Europa. Entre otras barbaridades 15 niños fueron condenados. A pesar de que el rey Gustavo Adolfo, en 1618, promulgó una serie de leyes para que no se produjeran los desmanes que ocurrían en Alemania, a su muerte empezó una escalada de violencia contra la brujería, alentada por los soldados que volvían de las guerras en Europa. El rey había establecido la necesidad de 6 testigos para que alguien fuera culpado de brujería y también que si había 12 testigos que exculpaban a la supuesta bruja o brujo no hubiera motivo para que la persona fuera juzgada. Cuando empezó el proceso de Mora, ninguno de los beneficios favoreció a los encausados.

El juicio de las brujas de Mora. 15 niños condenados

La ciudad de Mora está situada en la región de Dalarne, en Suecia. El proceso contra las brujas que hizo famosa la ciudad se inició en el año 1668. El cura de Elfdale , Lars Elvius , un pueblo próximo a Mora, explicó que un joven de 15 años llamado Eric Friesen había acusado a Gertrude Svendsdotter, una joven pastora que cuidaba los rebaños con él , de reclutar niños para llevarlos a un aquelarre y entregárselos al diablo. Elvius consiguió que la niña, además de explicar que caminaba sobre las aguas por obra del diablo, implicara a una mujer del pueblo llamada Maret Jonsdotter.  Como en otros casos de histeria colectiva, los adultos y los niños de Mora y sus alrededores empezaron a acusarse unos a otros, creándose un clima de terror tal que fueron avisadas las autoridades de Estocolmo. La noticia que recibieron en la capital fue que el diablo estaba afincado en Mora con el fin de llevarse las almas de los infantes de la localidad.

El juicio de las brujas de Mora. 15 niños condenados

Las actas del juicio que se celebró en la población explican todo el proceso. Fueron detenidos cerca de 300 niños y más de 70 adultos. Las historias eran cada vez más increíbles e implicaban a más y más personas. Los niños dijeron haber sido llevados al Blockula, el prado en el que el diablo tiene su casa, y haber visto, entre otras cosas, escenas de sexo entre el diablo y las brujas. Amenazados con la excomunión si no confesaban antes de morir muchos de ellos explicaron historias inverosímiles. El día 19 de mayo de 1669, ocho personas fueron decapitadas y quemadas como resultado del juicio. Pero las autoridades no se detuvieron ahí. El juicio se alargó hasta 1670.

El juicio de las brujas de Mora. 15 niños condenados

El alucinante Juicio de las brujas de Mora, se cree que provocó la ejecución de 70 adultos y 15 niños. Otros 56 menores fueron condenados a castigos diversos y 147 flagelados. La histeria colectiva se extendió por toda Suecia de manera que, en los años sucesivos, cientos de personas fueron decapitados o quemados en la hoguera por estar relacionadas con la brujería. Todo terminó diez años después, cuando se demostró que muchas personas, especialmente niños y jóvenes mentían cuando declaraban y que las confesiones se obtenían a base de torturas.

El juicio de las brujas de Mora. 15 niños condenados

En 1679 el gobierno sueco derogó la disposición que condenaba a muerte a cualquier persona que se demostrase que tenía relación con la brujería. Pasado un tiempo y para prevenir nuevos casos como el de Mora, la Iglesia ordenó a sus sacerdotes que desde sus púlpitos dieran la noticia de que, tras los procesos de aquellos años, Suecia había quedado libre de brujas.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer: Las terribles torturas que padecieron las brujas.

Imágenes: Sue Clarklucio zandonati

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here