Antes de pasar al artículo nos gustaría recordarte que hemos lanzado un canal en YouTube y que nos alegraría mucho que te suscribieras para ver nuestros vídeos, puedes hacer clic aquí–> YouTube Supercurioso

Hay una bonita y curiosa leyenda acerca de las amatistas. Se cuenta, que Dionisio, el dios griego del vino, y el delirio místico más desenfrenado, se enamoró un día de una muchacha. De una doncella llamada Amethystos.

Lejos de poder cautivarla y aún menos de poseerla, Amethystos tenía como finalidad mantenerse siempre pura y casta. Así pues, la diosa Artemisa, se apiadó de ella y para evitar que ningún hombre mancillara nunca su cuerpo o su espíritu, la convirtió en una roca blanca.

Al ver lo que había sucedido con la joven, Dionisio, en un ataque de rabia y también de lástima, vertió sobre aquella piedra blanca un vaso de vino. Al instante, la roca se tornó de un bonito y reluciente tono violáceo: la amatista.

De hecho, tradicionalmente, muchos la conocen como la piedra «que cura» las borracheras. No obstante, hay mucho más detrás de esta fascinante variedad macrocristalina del cuarzo.

Te invitamos a saber más sobre las amatistas en Supercurioso, ¿nos acompañas?

Amatistas, minerales de fuerza y belleza

Es uno de los minerales más llamativos. De hecho, si de pequeño llegaste a hacer la típica colección de rocas y minerales, es muy posible que tuvieras alguna amatista. Son preciosas, y una de las variedades del cuarzo más apreciadas en joyería.

4280670357_98594c6d9d_b (Copy)

Ahora bien, pero ¿cuál es su origen, de dónde proceden? A menudo las vemos adheridas en una especie de estructuras que pueden llegar a ser gigantescas. Hemos de tener en cuenta que la amatista tiene un origen magmático, y que es precisamente el óxido de hierro el que le da esa tonalidad morada tan atractiva.

Lo habitual es encontrar este mineral tapizando el interior de geodas. Son una especie de cavidades rocosas casi siempre cerradas, en cuyo interior cristalizan los minerales. Es un proceso maravilloso que da como resultado estas disposiciones tan llenas de fantasía y belleza. De hecho, hay geodas muy grandes, y al verlas, nos da la sensación de que parecen rocas llegadas de otro planeta.

Fíjate en la imagen inferior.

5665390631_b451886c72_b (Copy)

Cabe decir además que también podemos encontrar amatistas en forma de drusas, es cuando los cristales emergen en el exterior de las propias rocas. Algo muy llamativo también.

Propiedades asociadas a las amatistas

No estamos hablando de ciencia. Como ya sabes, existe una larga tradición en la cual se asocian determinadas energías y propiedades a los cristales, cuarzos, gemas, piedras o metales. Es algo curioso y como tal, deseamos también hablarte de ello, porque las amatistas suelen alzarse como uno de los minerales más interesantes… y poderosos.

drusasdeamatista (Copy)

– Debido a su color, el violeta, se asocia a una energía intensa a la vez que trasformadora. Alquímica. Es una piedra ligada al sexto chakra.

– Durante la Edad Media, la amatista llegó a tener una gran relevancia. De hecho, el clero se servía de ella para elabora anillos para sus obispos, para reyes y príncipes. Es, como decimos, reflejo de poder.

-Las grandes drusas o geodas, suelen ponerse en centros relacionados con la sanación, o en salas de meditación. Se dice que relajan, que liberan la energía negativa y que permiten la liberación de la energía bloqueada (recordemos una vez más que no estamos hablando de ciencia, sino de tradición).

– Es un tipo de mineral que suele utilizarse para «liberar la mente» y renovar un poco los niveles de conciencia. Digamos que nos hace libres de los bloqueos interiores, para expandirnos y relativizar un poco nuestra realidad más cercana.

-Se utiliza muy a menudo para meditar.

– Favorece la intuición y aleja la negatividad, tanto la nuestra como aquella que nos llega de parte de otros.

P1030220 (Copy)En conclusión, tanto si creemos en este tipo de dimensiones como si no, es imposible negar que la amatista nos sugiere una especie de atracción única. Tiene un aire primigenio, ahí donde la belleza más pura y esencial de la Tierra, ha querido jugar con sus dedos artesanos para darnos este mineral único.

Y ahora dinos ¿tienes alguna amatista en casa? Si te ha gustado este artículo descubre también al coltan, el mineral de la guerra.

Imagen: ekenitrdanielle Lamouri

4 Comentarios

  1. Excelente artículo. Me encantó porque las amatistas son mis piedras favoritas, simplemente son bellísimas, su color violeta es único. Y yo soy muy optimista, así que resulta curioso que aleje la energía negativa. Definitivamente debo conseguir una <3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here