La historia de Hope, el niño «brujo», ha dado la vuelta al mundo y, seguramente, tú mismo habrás encontrado esta misma noticia compartida en tus redes sociales. No obstante, desde Supercurioso también queremos reflexionar sobre estas imágenes tan impactantes que no deberían dejarnos indiferentes.

Estamos en Nigeria, y es aquí donde suele moverse Anja Ringgren Lovén, una activista y fundadora del African Children’s Aid Education and Development Foundation que tiene un propósito muy claro: salvar a todos esos niños acusados por parte de sus padres de ser «brujos».

Y lo creamos o no son decenas de criaturas las que deambulan en estos mismos instantes sin rumbo por las calles de Nigeria, desnutridos, escondiéndose en callejones de las miradas y los desprecios hasta el punto de acabar falleciendo en soledad. La razón por las que son etiquetados como brujos es algo que a pesar de no entender y de remover nuestras conciencias, representa la mentalidad de muchas personas de estos países demasiado aferrados a las tradiciones más arcaicas.

Un accidente, una mala cosecha, una herida repentina, la rotura de algún objeto o un comportamiento extraño del propio niño, pueden hacer que los padres los rechacen al instante, pensando que en su interior habita el Mal, que son brujos. Terrible sin duda, y es por todos estos niños por quienes lucha Anja cada día, un ángel de cabellos rubios y piel tatuada que ha querido compartir con el mundo la experiencia que vivió en enero de este mismo año.

Te lo contamos.

La historia del niño abandonado por «ser un BRUJO»

Desconocemos el nombre de este pequeño de poco más de 2 años. No obstante, tras ser rescatado por Anja recibió el mejor de los nombres: Hope (esperanza).

Deambulaba por el extrarradio de Abuya, la capital de Nigeria, ciudad de contrastes e hiperpoblada donde las muchas miradas, en una inexplicable falta de humanidad, apenas deparaban en esta criatura tambaleante, desnuda y desnutrida que como un alma perdida, e incapaz de entender por qué había sido rechazado, solo esperaba que alguien le diera algo que comer.

La historia del niño abandonado por ser un BRUJO (5)

Aquella mañana había recibido el aviso de que una niña «bruja» andaba sola por un poblado de las afueras, pero cuando fueron hasta allí no pudieron dar con ella. Decepcionados, y casi a punto de subir de nuevo al coche, un carnicero de perros (lamentablemente, es común consumir carne de perro en muchos de estos escenarios) les indicó que no muy cerca de allí andaba otro niño abandonado por sus padres.

Afortunadamente, no tardaron en dar con él. Cuando Anja Ringgren se lo encontró sacó de inmediato ese pequeño suministro que guarda para estos casos: galletas, agua, bebidas isotónicas… Tras ese primer contacto vino el abrazo y esa manta con la que envolverlo. Después, tuvieron que «pedir permiso» a la comunidad para llevárselo. Algo que no es precisamente complicado, basta con ofrecer algo de dinero y alguna botella de whisky.

La historia del niño abandonado por ser un BRUJO (4)

Pero el tratamiento para Hope era muy delicado, necesitaba transfusiones, un tratamiento para quitarle todas las lombrices que habitaban en su intestino, y una adecuada atención para evitar que falleciera dado el alto grado de desnutrición que presentaba. Estaba muy grave. Por asombroso que nos parezca, Hope logró resistir 8 meses sobreviviendo de todo aquello que encontraba en la basura. Terrible.

Anya colgó las imágenes del pequeño en las redes sociales y pidió ayuda. ¿Imaginas lo que ocurrió entonces? Después de solo 2 días logró recaudar un millón de dólares. Se había obrado el milagro, y no solo para Hope, sino para 35 niños más, que ya cuentan con un orfanato donde se espera, sin duda, rescatar a muchos más en los próximos meses.

La historia del niño abandonado por ser un BRUJO (2)

Hope está bien, se ha recuperado y su rostro, ha descubierto un gesto que apenas conocía: la sonrisa. Ahora disfruta del cariño que recibe, y abre los ojos a un mundo que le ha dado la vida de nuevo y que le ofrece seguridad. No es un brujo, Hope no trae la mala suerte, es un niño precioso que se siente afortunado de haber encontrado a Anja.

Lamentablemente, no todas las historias tienen un buen final. Muchos de estos niños son asesinados, otros fallecen en soledad, y los que sobreviven, en especial los que son un poco más mayores que Hope, quedan traumatizados. Esperemos que llegue algún día en que este tipo de hechos dejen de ser noticia porque las cosas han cambiado, porque las mentalidades se han humanizado.

La historia del niño abandonado por ser un BRUJO (3)

No olvides darnos tu opinión y recordar nuestro artículo sobre la ablación femenina, la negación a la mujer.

3 Comentarios

  1. que pena que en plena era de tan vertiginosos avances tecnologisoc en todos los aspectos, aun se vean casos asi, donde el proogreso no ha llegado y por lo que se ve, no llegara, pero afortunadamente aun existe gente que demuestra tener un enorme corazon y respeto por sus semejantes… y eso es todo lo que tengo que decir acerca de esto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here