¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Los solpúgidos gigantes de Egipto, mejor conocidos como Arañas Camello son una orden que deriva de los arácnidos nativos de los desiertos de casi todo el mundo. No obstante, aunque se le conozca como la Araña Camello, ni siquiera es una araña. ¿Cómo? ¡Te lo contamos!

¡Conoce a la Araña Camello y su leyenda!

La araña camello no es una araña propiamente dicha, forma parte del grupo de los arácnidos, pero es, en realidad, un solpúgido. Se cree que hay alrededor de 1.100 especies de arañas camellos, la mayoría de las cuales no han sido estudiadas aún, ya que esto es una tarea algo complicada: porque parecen marchitarse al ser llevadas a laboratorios y deben ser observadas directamente en su hábitat natural.

la inquietante araña camello

Las arañas camello han tenido muy mala prensa, en especial, cuando circularon vídeos por la red durante la guerra de Irak de 2003, donde se decía que eran animales sanguinarios que atacaban soldados durmiendo e incluso se mostraron muchas fotografías en las que parecían arañas de la mitad del tamaño de un hombre. Se las pintó como enormes depredadores venenosos, que podía alcanzar la velocidad de un ser humano y comer el estómago de camellos y soldados mientras estos dormían.

Primero, ni son demasiado grandes (sólo miden 15 centímetros de largo), ni son tan rápidas, o lo son, pero sólo en comparación con otros arácnidos, llegando a alcanzar los 16 kilómetros por hora.

Sobre su dieta, las arañas camello no son especialmente letales para el ser humano (aunque su picadura es muy dolorosa) pero son crueles depredadores que asesinan y comen de todo, desde pequeños roedores y reptiles, hasta termitas, avispas, escarabajos y escorpiones, arañas, en incluso otros solpúgidos. Para ello, cuentan con grandes y potentes mandíbulas, del tamaño de hasta un tercio de la longitud de su cuerpo. Las usan para reducir a sus víctimas y convertirlas en pulpa con un movimiento que las tritura o las corta como una sierra. Aunque las arañas camello no son venenosas, como los escorpiones y las arañas, utilizan sus jugos digestivos para licuar la carne de sus víctimas y así poder absorber mejor sus restos en el estómago.

Los solpúgidos son excavadores que por lo general sólo salen por la noche, de hecho, su nombre en latin significa “los que huyen del sol”. Durante el día, prefieren pasar el rato bajo rocas, vacas o dentro de madrigueras subterráneas.

Allí lo tienes, ¿habías oído de ellas? ¿Qué te parecen? ¡Coméntanos!

También te podría interesar:

El insecto más largo del mundo criado por científicos chinos

Imágenes: Dallas KrentzelEdwin Bellota

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here