Normas, leyes… Reglas impuestas por la sociedad para establecer un orden cívico donde podamos convivir en paz, en mutuo respeto y equilibrio. Bien es cierto que, en ocasiones, nos es difícil comprender muchas de ellas, puede que hasta te rebeles de una vez ante algunas de estas reglas porque no las ves justas, porque no las entiendes.

Pero hay normas que encierran también un sentido moral. Y es ahí donde, verdaderamente, se establece un límite entre lo que es respeto y lo que no lo es. La persona con un trastorno de personalidad antisocial, en ocasiones, no percibe esta linea divisora y es capaz de atentar contra sus semejantes, vulnerando su respeto, su integridad. Y ahí reside el problema.

Una vez más, y como siempre señalamos a la hora de hablar de trastornos psiquiátricos, hay diferentes grados de intensidad. Cuando hablamos de un trastorno antisocial de la personalidad no estamos hablando exclusivamente de sociópatas o de personas con claras conductas criminales. En absoluto.

2013-11-25-ojo-espia_660x330

Hay un espectro muy amplio, no hay duda, pero cuando hablamos de desórdenes de la personalidad nos estamos refiriendo a perfiles donde ya hay problemas serios de conducta: no solo se causa daño a terceras personas, sino que el propio paciente, es incapaz de sentirse bien consigo mismo de llevar una vida normal. Hay frustración, falta de autoestima y en ocasiones, otros problemas psiquiátricos asociados.

Analicemos hoy esta interesante personalidad.

Posible origen del trastorno de la personalidad antisocial

Tal vez recuerdes a Alex DeLarge, el protagonista de «La naranja mecánica». Su comportamiento tiene como esencia un claro trastorno antisocial de la personalidad, en su carácter vemos claramente varios rasgos que lo podrían definir: Imposibilidad de adaptarse a las normas sociales, violencia, conducta desafiante, personalidad deshonesta…

Ahora bien, si ahondamos un poco más en el personaje veremos cosas aún más interesantes. Su personalidad, también está muy ligada a su imagen y a lo que desea representar, y ahí se ensalzan otros desafíos a la sociedad. El color blanco de su ropa, un blanco virginal que culturalmente se asocia a la bondad y la pureza, en esta ocasión, va unido a la violencia. Pensemos también ese bombín que nos hace recordar a Charles Chaplín, junto a un bastón que, lejos de hacernos sonreír, asoma un puñal con el que agredir. Y qué decir de ese ojo maquillado, que en términos psicoanalíticos, se asocia a la propia sociedad, a la cultura y al artificio, mientras que el otro ojo desnudo, trae la esencia del auténtico «yo».

3029723728_9ffc6817b9_b_660x330

El personaje de Alex simboliza la caída del ser humano social, pero que a su vez, es víctima de ella. ¿Podríamos decir entonces que las personas antisociales son producto de una sociedad donde no encajan? Si buscamos el origen de este trastorno, médicos y psiquiatras nos indican que la mayoría de las veces el factor «entorno» está ahí. Familias que no han sabido educar con los valores adecuados a sus hijos, hogares desestructurados e incluso violentos, que propician este tipo de reacciones. Aunque no siempre es así, de ahí que también se hable de «factores genéticos», es decir, podríamos decir que un 40% podría deberse a la genética, y el otro tanto por cien, a un entorno personal capaz de favorecer este tipo de reacciones antisociales, que pueden llegar a la violencia.

¿Cómo identificar a una persona con personalidad antisocial?

  • Los rasgos de una persona con un trastorno antisocial de la personalidad, suele aparecer a edades muy tempranas. Con 4 años ya puede manifestarse esa obstinación a obedecer y a desafiar la autoridad materna y paterna. Por lo general es, muy patente ya entre los 4 y los 15 años.
  • Suelen presentar un carácter muy inestable, a instantes se muestran llenos de alegría como al momento, entran en un desánimo muy profundo. Suelen tener además episodios de mucha ira y rabia, ahí donde no dudan en insultar e incluso en agredir. La violencia, poco a poco, se puede convertir en un recurso habitual.
  • Les gusta cometer excesos, ir al límite, desafiar la autoridad y además, vanagloriarse de ello. Es muy complicado hacerles entrar en razón, y cuando lo conseguimos, muestran cierto victimismo. En su interior, se sienten muy incomprendidos por todos los que les rodean.
  • A instantes aparecen como personas muy joviales e incluso atractivas. De ahí que puedan tener numerosas amistades y establecer relaciones afectivas. Pero poco a poco irán perdiéndolos por sus reacciones egoístas, sus enfados y reacciones violentas. O porque simplemente, «se aburren y desean experimentar cosas nuevas». No saben compartir, no empatizan, no sienten cercanía más que por ellos mismos.
  • Utilizan muy a menudo el recurso de la mentira. Y si bien es común que cometan infracciones y algún delito, no todas las personas con una personalidad antisocial tienen por qué llegar a cometer actos violencia extrema. Como decimos, hay diferentes grados. Hay un espectro muy amplio dentro de todos los problemas psiquiátricos y de personalidad.

402519511_973086abf8_b_660x330

Es, sin lugar a dudas un tipo de personalidad muy problemática, y no solo para ellos mismos, sino para sus familiares o quienes estén a su alrededor. No se trata únicamente de reaccionar frente a una sociedad o unas normas establecidas, algo que todos podríamos comprender. El principal problema del trastorno de la personalidad antisocial, es el hecho de causar daños, es usar en ocasiones la violencia como lenguaje, y es también, la incapacidad de empatizar con aquellos que le rodean. Causando dolor a quienes se ama, e incluso a ellos mismos.

¿Conoces a alguien con estas características? Si te ha parecido interesante este artículo, conoce también la personalidad anancástica.

Imagen: Kevin DooleyMartin Fisch

20 Comentarios

  1. Este artículo es una desfatachez. Falacia pura. Lea usted un poco más sobre la Autoridad, a nivel político e histórico, y salga de su alienante y lucrativa zona de confort.

  2. hola soy anti sociable por elección eso fue mi primer paso, después de vivir años en esa vida que elegi mis patrones de conducta son como los describen, de hecho me siento mal y me voy hacer la victima diciendo soy antisociable

  3. hola soy anti sociable por elección eso fue mi primer paso, después de vivir años en esa vida que elegi mis patrones de conducta son como los describen, de hecho me siento mal y me voy hacer la victima diciendo soy antisociable

  4. Absolutamente en DESACUERDO, si se ve el ojo pintado de color negro y se lo analiza como es debido, es lo mas cercano a su personalidad, es ese ojo pintado tan extravagantemente de negro el que permite ver su propia e individual oscuridad, el ojo «desnudo» como usted le dice, no es mas que el mimetismo que aparece con los ojos de las demás personas… todos llevamos lo ojos «desnudos» como usted lo describió (incorrecto a mi parecer)… no creo tampoco que el sea una metáfora de la sociedad… pero es discutible.y por lo demas…. descrito muy vagamente debo decir…

  5. Soy antisocial, sobre todo cuando tengo cristianos alrededor, me dan miedo, y su irrazonable parla y comportamiento me causa fastidio

  6. […] ocasiones, ha estado relacionada con historias criminales en las que sus protagonistas son personas antisociales y […]

  7. No estoy de acuerdo, soy antisocial pero no me identifico para nada con la descripción, y para nada somos gente mala o mentirosa, solo nos cuesta relacionarnos con gente por miedo y aunque lo intentemos nos cuesta horrores entablar un diálogo o estar en algún lugar rodeado de personas

    • Hola Dolly, comentarte que en el artículo estamos hablando de un «trastorno» (es decir, un problema clínico), no de un RASGO de personalidad. Son aspectos completamente diferentes y una cosa no tiene nada que ver con la otra. En tu caso, es simple introversión, y no está relacionado con el tema del artículo donde describimos, como digo, un aspecto clínico de un perfil en concreto qué puede causarse daño a sí mismo y a los demás. Gracias por leernos, un saludo desde todo el equipo 🙂

    • Dolly eso no es ser antisocial, a lo mucho sería asocial y eso es totalmente distinto. Más bien creo que eres introvertida y tímida.

  8. hola.yo soy una persona antisocial pero no como lo describen, me gusta estar solo soy tranquilo pero cuando hay un grupo de personas me aburre, no me siento comodo :'( nesesito ayuda

  9. se olvidan de lo mas importante, las personas antisociales no estan concientes de su estado!!! es un transtorno, patologia ,enfermedad. pueden nacer asi o se pueden formar desde temprana edad, no saben nada de psicologia!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here