La posesión de Julia
Valora este post

Julia se ha convertido en uno de los casos de posesiones demoníacas más controvertidos de los últimos años, ¿la razón? Una reconocida autoridad científica decidió documentar el caso como posesión al no poder encontrarle una explicación racional.

La revista New Oxford Review publicó en marzo del año 2008 un artículo sobre un caso de posesión demoníaca, el mismo fue titulado como: “Entre tantas falsificaciones, un caso de posesión demoníaca”. Lo realmente sorprendente era el autor de dicho escrito, el Dr. Richard E. Gallagher, reconocido y respetado psiquiatra de los Estados Unidos, además de profesor asociado a la Universidad Médica de Nueva York

Un caso controvertido

El Doctor comienza el artículo exponiendo lo siguiente:

“En medio de una difundida confusión y escepticismo en torno a este tema, el propósito principal de este artículo es el documentar un caso actual y bien claro, de posesión demoníaca. Incluso aquellos que dudan de que tal fenómeno exista, pueden encontrar bastante convincente el siguiente ejemplo. Para los clérigos, o incluso para cada uno de los involucrados en la cura espiritual o psicológica de otros, es igualmente fundamental reconocer las numerosas y más comunes “falsificaciones” (p.e. falsas asignaciones) tanto de influencias como de ataques demoníacos”.

Julia es el seudónimo que el Dr. Gallagher le da a la posesa, para proteger la privacidad de la misma. Sin embargo, sí ofrece una descripción detallada de esta mujer, se trata de una mujer originaria de los Estados Unidos, de tez blanca, mediana edad, trabajadora y completamente independiente.

posesion1

Julia fue criada en el seno de una familia católica, pero a medida que fue creciendo dejó de lado las creencias infundidas por su familia y se interesó en lo paranormal, inclusive fue más allá al comenzar a relacionarse con sectas o grupos satánicos. Después de haber participado en varios rituales demoníacos, Julia comenzó a sentirse ataca por fuerzas sobrenaturales, por lo cual acudió a la Iglesia Católica en busca de ayuda.

La Iglesia Católica estudia muy bien los casos que le llegan antes de declararlos como una verdadera posesión, acuden a psiquiatras para hacerles evaluaciones con peso científico en busca de explicaciones racionales para los trastornos presentados. Es así como entra en el escenario el Doctor Gallagher, es contactado por la Iglesia para evaluar a Julia y determinar si en realidad se trataba de una verdadera posesión o simplemente de una persona con trastornos psiquiátricos.

Eventos inexplicables

No tiene explicación científica. Lo que observa el Doctor mientras evalúa a Julia, no sólo durante las consultas psiquiátricas, sino también posteriormente en las diversas sesiones de exorcismo que se le practicaron a dicha mujer, está fuera de toda lógica.

posesion2

Estas son solo algunas de las observaciones del Dr. Gallagher: Julia podía hablar con perfecta fluidez lenguas extranjeras que nunca había conocido ni estudiado anteriormente; la voz con la que profería cualquier cantidad de insultos sonaba como masculina y gutural; tenía un don impresionante de la clarividencia, podía describir con exactitud lugares, enfermedades, casas, nombres y hasta situaciones de los miembros del equipo y familiares de los mismos; presentaba una fuerza sobrenatural, se necesitaban 5 hombres para poder sujetarla; en el lugar del exorcismo se daban bruscos cambios de temperatura, podía pasar desde el frío extremo (aunque fuera un día de verano), hasta el calor más abrasador; los objetos en la habitación e inclusive los estantes volaban por todo el lugar; pero sin duda alguna, lo más impresionante es que Julia levitaba, en una ocasión permaneció suspendida del suelo por 30 minutos continuos.

El Dr. Gallagher concluye que si bien algunos de los síntomas presentados por Julia se pudieran considerar en un principio como un trastorno psiquiátrico, la combinación final de todos los patrones era algo sin posible explicación.

La mayoría de los casos que llegan a la Iglesia Católica por posesiones suelen tener una explicación científica, pero algunos pocos son simplemente extraordinarios y no hay respuesta racional capaz de explicarlos, como es el caso de Julia.

¿Conoces a alguien que haya pasado por una posesión demoníaca?

Imagen: Keoni CabralBrittanie Loren Pendleton, Apollo Scribe, Ben Barnes

9 Comentarios

    • Búscalo con el nombre de”caso de Julia”,o por el apellido del siquiatra. En Google aparece al igual que en algunos canales de YouTube

  1. Me he quedado atónita. Aunque he de reconocer también que no me lo creo mucho. No por el artículo, que por cierto está perfecto, sino porque pienso que todo es producto de la mente. Es decir, esa mujer ya ha tenido experiencias cercanas al satanismo y obviamente influye en su cerebro. Concluyó que sucede al igual con esos medicamentos “milagrosos” que supuestamente curan pero que en realidad son placebos, por lo que al final en esos pacientes lo que trabaja es la fe y la mente, autoconvenciendose de que eso les ayuda y les sana. Pues esto es igual, a lo mejor se ha convencido tanto así misma que su única cura es que alguien le practique un exorcismo.
    Gracias y bonito post.

    • El asunto aquí no es el testimonio de lo que siente “Julia” sino que un científico concluya que es una posesión demoniaca por los sucesos que el ha presenciado en torno a “Julia” . A menos que este señor haya tomado las mismas drogas que dices que tomó la mujer, no tendría validez lo que dice.

  2. “Julia es el seudónimo que el Dr. Gallagher le da a la posesa, para proteger la privacidad de la misma. Sin embargo, sí ofrece una descripción detallada de esta mujer, se trata de una mujer de mediana edad, raza caucásica, autosuficiente, independiente, nacida y residente en USA.Julia fue criada en el seno de una familia católica, pero a medida que fue creciendo dejó de lado las creencias infundadas por su familia y se interesó en lo paranormal, inclusive fue más allá al comenzar a relacionarse con sectas o grupos satánicos. ” Según tu artículo.

    “La posesa, llamada con el pseudónimo de “Julia” para proteger su identidad, era una mujer de raza caucásica, de mediana edad, autosuficiente, nacida y residente en USA. Ella, pese a haber sido criada en un entorno católico, al crecer no solo que dejó de practicar la fe católica sino que además empezó a participar en grupos satánicos, permaneciendo en aquellas diabólicas prácticas incluso hasta poco antes de que se iniciara el proceso de su exorcismo.” Según el artículo de otra página que consulté. Creo que deberías poner las fuentes de donde abasteces tus artículos, porque podría ser acusado de plagio. OJO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here