Valora este post

¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Normalmente las picaduras de las pulgas simplemente ocasionan ligeras molestias en forma de erupciones debido a la alergia que la mayoría de humanos tenemos a su saliva. Sin embargo, la picada es potencialmente peligrosa ya que la pulga puede trasmitir una serie de enfermedades como el tifus o la que fue una de las pandemias más terribles de la historia: la peste negra. En Supercurioso hemos indagado para averiguar cómo la pulga contagia la PESTE NEGRA.

Cómo la pulga contagia la PESTE NEGRA

La peste negra es causada por una bacteria llamada Yersinia pestis. En la actualidad sabemos que pasa de los roedores, en especial de la rata negra o rattus rattus, a los seres humanos. Las ratas negras eran muy comunes en las casas, molinos o graneros durante muchas épocas de la historia de la humanidad. Entre un mamífero y otro, la encargada de llevar la bacteria es la pulga. Hay que tener en cuenta que, en algunos casos, también se trasmite de humano a humano por la misma vía: la pulga.

Cómo la pulga contagia la PESTE NEGRA

Las pulgas para reproducirse necesitan la sangre de los mamíferos a los que pican y en los que luego depositan sus huevos. Al picar a un roedor infectado con yersinia pestis, la bacteria entra y queda depositada en el estómago de la pulga. Tras esto, en un proceso que dura aproximadamente catorce días, bloquea el estómago de su huésped. Cuando la pulga intenta alimentarse no consigue hacerlo debido a este bloqueo y tras varios intentos de morder y alimentarse, regurgita el contenido del estómago en el torrente sanguíneo de su huésped. Éste queda contagiado. Cuando la yersinia pestis se instala en el estómago de la pulga necesita una temperatura que esté por debajo de los 27’5ºC para propagarse. Cuando se dan estas condiciones la bacteria libera una enzima que acelera la expansión en el estómago del huésped. Las temperaturas frescas favorecen la expansión de la enfermedad. Los cambios climáticos sufridos en Europa durante siglos parecen coincidir con la expansión de la enfermedad. La primera pandemia, en el siglo VI, coincide con un cambio climático que afectó especialmente al norte de áfrica, y el inicio de la segunda, en el siglo XIV, lo hace con la llamada Pequeña Edad de Hielo que afectó a Europa desde ese siglo hasta el XIX.

Cómo la pulga contagia la PESTE NEGRA
Pieter Bruegel (1562) El triunfo de la muerte

Todos los mamíferos en general pueden contraer esta enfermedad, pero la mayoría de roedores, los gatos y los humanos son más susceptibles de hacerlo que otros, como por ejemplo los perros, que son mucho más resistentes a ella. La peste tiene tres variantes; la primaria, a la que era posible sobrevivir, en la que los ganglios linfáticos se inflaman y por ello recibe el nombre de bubónica, la septicémica, en la que la enfermedad estaba concentrada en la sangre y producía manchas oscuras por todo el cuerpo (de ahí el nombre de peste negra) y la última, la peste neumónica, que al afectar a las vías respiratorias provocaba toses y expectoraciones que podían dar lugar a contagio entre humanos por el aire. A estas dos últimas variantes no sobrevivía nadie.

Si te ha interesado este post, quizá quieras saber como era la higiene en la Edad Media.

Imágen portada:  Louis Duveau : La peste d’Elliant (1849, musée des beaux-arts de Quimper).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here