Incluso con todos los avances que ha hecho la ciencia en los últimos 100 años, seguimos viviendo en un mundo rodeado de misterios y mitos, leyendas tan antiguas como la sociedad o el hombre, y que recorren las calles de los distintos horizontes. Por supuesto, en Supercurioso siempre estamos atentos a los avances de la ciencia y la cultura humana, pero no por eso dejamos de prestarle atención a estos misterios que recorren el mundo que habitamos. Entre esos mitos, misterios y leyendas se encuentra la leyenda de La Santa Compaña, una procesión misteriosa que recorre las calles de Galicia, silenciosa pero mortuoria. ¿Te atreves a conocer la historia de La Santa Compaña? Uno de los misterios más sorprendentes que ver en Galicia.

La leyenda gallega de la Santa Compaña

La santa compaña la oscura leyenda que recorre Galicia

Se trata, sin lugar a dudas, de una de las curiosidades de Galicia. Una leyenda popular perteneciente a la mitología gallega y que habla de una procesión de muertos o almas en pena que deambulan errantes por diferentes partes de la provincia, visitando las casas y anunciando la muerte. Según cuenta la leyenda, las almas en pena van vestidas de blanco o negro, con los pies descalzos y con una vela que no puede ser vista, no obstante, van dejando en el ambiente el olor a cera. La procesión solo aparece después de medianoche, y desaparece tan imprevisiblemente como ha aparecido: nadie sabe de dónde viene ni a dónde va, pero todos conocen la desgracia que anuncia, la muerte. Seguramente no te gustaría encontrarte con la Santa Compaña.

1. El origen de la leyenda

Según los expertos en la materia, los orígenes de esta famosa leyenda de Galicia están emparentados con otro mito germánico, el mito de la Cacería Salvaje. En el caso del mito germánico, se trataba de una turba de hombres o espíritus que traían consigo malos augurios. Así como en el caso de la Santa Compaña, estos aparecían de noche, principalmente durante las fuertes tormentas. Se cree que de este mito derivó el de la Santa Compaña, así como otros tantos mitos europeos que se mantienen vivos hasta la actualidad.

A su vez, se cree que el origen del mito de la Cacería Salvaje se remonta a la época escandinava, cuando las turbas de vikingos atacaban durante la noche como hordas que aparecían de la nada y que arrazaban con todo. Por lo tanto, los orígenes del mito de la Santa Compaña podrían estar emparentados con esta misma época, pero con el tiempo y los cambios culturales este mito fue mutando hasta convertirse en una procesión de hombres que, sin atacar ni causar estragos, anunciaban la muerte con su presencia.

2. La aparición de la Santa Compaña

Álvaro era tan solo un niño cuando todo sucedió, entrando en la adolescencia o adolescente cuando mucho. Desde hace semanas el pesar se concentraba en su cabeza, pues su padre luchaba día a día con una terrible enfermedad que parecía estar llevándole la vida. En medio de ese pesar, una noche decidió salir a caminar para despejar su cabeza: eran más de las dos de la madrugada. Anduvo cavilando por las calles de Galicia, pero todos sus pensamientos se turbaron de pronto cuando escuchó, como si no viniera de ninguna parte o de todos lados, un extraño cántico que parecía seguirlo. Al principio se mantuvo petrificado, pero después optó por esconderse detrás de unos arbustos y esperar: fuera lo que fuera, no lo encontrarían.

Al poco tiempo vio pasar la procesión. Un hombre delgado iba al frente, parecía demacrado y llevaba sobre los hombros una pesada cruz. Lo que siguió lo atemorizó más: la procesión parecía dirigirse a la casa de su progenitor. Como sombras en la noche o espíritus que aparecen y desaparecen al instante siguiente, lograba ver a aquellos que seguían al hombre: vestidos de pies a cabeza, marcaban el paso fúnebre como si sus cuerpos no tuvieran peso alguno. Álvaro, como pudo, se armó de valor para seguir la procesión. Grande fue su desdicha cuando la vio detenerse frente a la casa que habitaba, pero su congoja no terminó de derrumbarlo hasta que vio a su padre tomar una vela y comenzó a dirigir la procesión. Unos metros más adelante, se desvanecieron todos en la niebla.

De su estado de conmoción solo lo sacó un grito profundo: era su hermana que, dentro de la casa, lloraba desconsolada. El padre de Álvaro finalmente había partido y lo que había visto era la Santa Compaña, que había pasado a llevarse su alma.

Esta es la leyenda de la Santa Compaña, una procesión que pasa a anunciar la muerte, a buscar las almas de aquellos que parten al otro mundo, y que transita por Galicia. Se trata, sin dudas, de una leyenda impresionante y fantástica. Y tú, ¿qué harías si te toparas con la Santa Compaña? ¿Te ha gustado esta leyenda? ¿Te atreverías a caminar solo por Galicia después de medianoche? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

 

 

 

 

6 Comentarios

  1. Recomendaría a la persona del artículo, que se informe mejor antes de escribir algo de lo que no tiene ni idea. Ya que no es exactamente una leyenda ni funciona como se ha descrito en el articulo

  2. Hay pequeñas lagunas en la descripción de esta «tradición», que no una leyenda, ya que se reportan testigos por toda Galicia de la misma, yo personalmente he sido oyente de esos relatos, que nada de leyenda tienen.

    Quizás le falte un poco mas de investigación de a pie, para que los datos de su relato sena mas fidedignos.

    De todas formas, un gran articulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here