Existen en el planeta lugares tremendamente inhóspitos y lugares donde sobrevivir se convierte en todo un reto, por ejemplo, vivir en un lugar donde se encuentran placas tectónicas puede resultar bastante peligroso por el riesgo de sufrir terremotos. De igual manera, aquellas personas que vivan en ciudades cercanas a volcanes deben estar preparados para que estos estallen en cualquier momento, todo y que hay que tener en cuenta que algunos volcanes son más activos que otros. Seguramente vivir cerca de un lago, a primera vista, no seria un escenario que incluiríamos en la lista de lugares más peligrosos donde vivir, pero nos estaríamos equivocando. Aquellas personas que vivan en un lugar paradisíaco frente a un lago, deberían saber que este podría explotar en cualquier momento. ¡Cómo lo oyes! Existen lagos que explotan y de ellos te vamos a hablar en el siguiente artículo.

¿Porqué hay lagos que explotan?

lagos que explotan

Aunque te cueste creerlo, es cierto. Existen lagos que explotan y provocan auténticos desastres naturales. Los más recientes de estos sucesos ocurrieron en un período de tiempo muy pequeño, en 1984 y en 1986. El primero de los lagos que explotó fue el lago Monoun (Camerún) y lo hizo el 15 de agosto de 1984. El origen de esta explosión fue una increíble burbuja gigante de CO2 que ascendió desde el fondo del lago, provocando un tsunami masivo.

Los daños de esta primera explosión fueron grandes. En un primer momento se descubrió había acabado con la vida de algunas plantas situadas en la orilla oriental del lago, seguramente debido a la hola gigantesca que se produjo. Pero más tarde se descubrió lo peor. En la zona baja del lago, más hacia el este, el gas tóxico desprendido por la enorme burbuja llegó a afectar a 37 personas. Pero eso fue poco para lo que tenía que llegar…

Dos años después con más fuerza

Como hemos dicho anteriormente, son dos los casos de lagos que explotan sucedidos más recientemente. El segundo de estos lagos que explotan ocurrió el 21 de agosto de 1986 y fue mucho peor que la experiencia vivida dos años antes. La fuerza con la que explotó el lago Nyos (Camerún) fue devastadora y provocó un tremendo estruendo en la noche que pudieron escuchar todos los habitantes de la zona. Pero la verdadera pesadilla la vivieron al despertarse y contemplar lo que bien podía haber sido una escena de una película de terror. Teniendo en cuenta que el CO2 es más pesado que el aire, la burbuja de CO2 expulsada por el lago fue rodando por las montañas hasta llegar a las aldeas bajas y las casa de los habitantes de la zona. El desastre fue devastador; más de 1.700 personas y 3.000 animales habían muerto.

¿Cómo ocurren estos desastres naturales?

Estas explosiones de las que te hablamos son explosiones de gas letal llamadas erupciones límnicas y se producen porque el dióxido de carbono se ha disuelto en el agua, un ejemplo de un fenómeno parecido aunque a menos escala es lo que ocurre con las bebidas carbonatadas. Si tienes a mano una coca cola échale un vistazo. Con la botella sin abrir puedes observar que líquido que hay en su interior permanece perfectamente quieto, sin alteraciones. Pero ¿qué ocurre en cuanto le quitas el tapón? De repente aparecen miles de burbujas de la nada que suben por la botella precipitándose al exterior. La presión que ejercía el tapón evitaba que las burbujas salieran.

lagos que explotan

Ahora traslada ese experimento hecho con una botella de coca cola a un gran lago. Esa enorme cantidad de CO2 se encuentra en el fondo de ese lago. En este caso el “tapón” sería el agua de la superficie que hace presión y contiene esa enorme burbuja. Cualquier suceso que altere ese agua de la superficie, esas burbujas estallarán y aflorarán a la superficie lo que enviará una gran ola y una nube gigante de dióxido de carbono sobre la tierra lo suficientemente grande como, tal y como hemos comentado anteriormente, acabar con la vida de personas, animales y plantas.

¿Estamos a salvo?

Pero ahora tampoco se trata de huir de todos los lagos, ni renunciar a lugares encantadores. Aún existe una buena noticia. Este tipo de erupciones no pueden darse en cualquier lago, sino que solo se dan en lugares donde el dióxido de carbono se ha filtrado en el agua y eso no debe de ser muy habitual ya que solo existen en todo el mundo, a día de hoy, tres lagos conocidos que posean esa característica; el lago Nyos, el lago Monoun, ambos en Camerún, y el lago Kivu en Ruanda, separado de los dos primeros por solo 2.250 kilómetros. El lago Nyos tiene una dimensión de 1,5 kilómetros cuadrados mientras que el lago Kivu tiene casi el doble, 2700 kilómetros cuadrados.

Con todos los datos que tenemos, parece increíble que aún existan personas viviendo en sus costas, casi 2 millones aproximadamente aunque hoy en día, gracias lamentablemente a desgracias pasadas, ya se conoce este fenómeno y se conoce la manera de evitarlo. El control de este gas tóxico se hace a través de unas tuberías de ventilación que llevan el agua del fondo que contienen el CO2 hasta la superficie, de manera controlada y segura.

¿Conocías este extraño fenómeno de los lagos que explotan? ¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Estaremos encantados de leerte!

1 Comentario

  1. Había leido del tema, en un principio pensaron que había sido un ataque químico, pero al ver que los cuerpos no presentaban signos típicos de intoxicación por productos químicos y al observar que era alrededor del lago fueron atando cabos ( además de que el lago presentaba un aspecto turbio nada habitual)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here