Con las palabras de Jorge Luis Borges iniciamos esta aventura sobre el descubrimiento de las librerías móviles más interesantes del mundo:

Siempre imaginé que el paraíso sería algún tipo de biblioteca

Cuando pensamos en una librería visualizamos un puesto o una tienda donde se venden libros. Estos puestos no se mueven, tienen un lugar fijo.

Pero, ¿qué pasaría si cambiásemos el concepto de librería por otro que suponga movimiento? Por ejemplo, ¿qué ocurriría si los libros se desplazasen por las calles como puede hacer el camión de los helados? ¿Habría más lectores?

En muchos países en los que se necesita alfabetizar, pues la tasa de analfabetismo es mucho mayor que en la de nuestro país, surgió la idea de las librerías móviles. Con esta idea el propósito es fomentar la lectura y hacer llegar el saber a todas aquellas personas que tienen alguna dificultad para acceder a él. Esto es fantástico no solo para alfabetizar, sino para potenciar el placer por la lectura.

¿Deberíamos adoptar esta idea? Sería bastante positivo, ¿verdad? Pero primero ¡veamos cuáles son las librerías móviles más interesantes que ya existen en el mundo!

Biblioburro

Como su propio nombre indica, biblioburro es una propuesta de biblioteca ambulante en la cual los libros son cargados por burros.

Librería ambulante

 Esta propuesta, que nació en Colombia en manos de un profesor rural, consiste en llevar libros a aquellos niños que viven en zonas rurales muy alejadas. De la dificultad de estos niños por acceder a los libros nació esta original iniciativa.

Bibliocamello

Una iniciativa similar a la del biblioburro es bibliocamello, pero en este caso los libros los portan camellos.

Biblioteca ambulante

Esta propuesta nació en Kenia con el objetivo de reducir el analfabetismo y acercar la literatura a aquellas personas nómadas. Con esta situación, una librería física no tiene sentido, por lo que se convierte en algo muy adecuado para estas personas.

La carreta literaria

Martín Murillo Gómez, así se llama el hombre de esta iniciativa lectora que nació también el Colombia.

Librería ambulante

Este hombre ha recorrido ya México, Argentina, Venezuela y España con su carreta literaria. Quizás nos lo encontremos algún día en una plaza, algún parque, rondando por las escuelas y universidades e ¡incluso en la playa! Todo ello con el objetivo de «provocar el vicio feliz de leer».

Bibliocicleta

La bibliocicleta es otra iniciativa de literatura itinerante nacida en Brasil.

Biblioteca ambulante

 Este proyecto, llevado a cabo por Augusto Leal y otros estudiantes de la Universidad de Bahía, pretende acercar la literatura a aquellas zonas más marginadas de Brasil. Aunque la idea original era montar una biblioteca en el centro de la ciudad, por diversas circunstancias esto se vio modificado. Pero nunca lo diríamos ¡el cambio se hizo famoso!

Barco biblioteca

Epos es el nombre del barco que inició esta original idea.

Biblioteca ambulante

 Tiene su origen en Noruega y además de transportar libros se realizan en él diversas actividades culturales tanto para adultos como para niños. Este barco biblioteca ofrece, además de un magnífico crucero y recorrido por varios pueblos, una forma de acercarse a la literatura dinámica y divertida.

Tanque de libros

El tanque de libros es un proyecto creado en Argentina.

Biblioteca ambulante

El promotor, Raul Lemessof, ha querido representar el pasado oscuro de Argentina pero con otra visión: un arma de instrucción masiva. Esta propuesta ha tenido una gran acogida, sobre todo por la conciencia de tener presente la historia sea esta positiva o negativa.

Como hemos visto existen múltiples ideas de librerías ambulantes. ¿Dónde surgen más? En aquellos países en los que hay una preocupación constante sobre el analfabetismo de la población. Existen muchas más iniciativas de este tipo: trenes y metros plagados de libros, librobuses…

Y ¿a ti? ¿Se te ocurre otra manera ingeniosa de librería móvil?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here