¿Te gustan las historias de los hombres lobo? Actualmente conocemos muchas por los libros, películas o historietas y, aunque sabemos que eso forma parte de la ficción, lo cierto es que en la realidad existe algo llamado licantropía clínica y, aunque cueste creerlo, no es algo que haya sido inventado para entretenerte. ¿Vamos a ver de qué se trata?

Licantropía clínica: Los verdaderos hombres lobo ¿De qué se trata?

El Dr. Jan Dirk Blom, psiquiatra y autor de un diccionario de alucinaciones, relata la historia de un joven marroquí, inteligente y bien educado cuya vida cambió completamente.  Comenzó a sentir que su cuerpo pasaba por una transformación física radical. Se quejaba de un crecimiento desmedido de pelo en los brazos, que era percibido visualmente por él pero no por los doctores, también sentía  un endurecimiento de la mandíbula y la musculatura facial, cambios dentro de la cavidad oral y pequeñas heridas en las esquinas de la boca, que atribuyó a la presencia de colmillos, los cuales tampoco eran  percibidos por nadie más que él.

licantropia

Lo que este joven estaba experimentando es conocido como licantropía clínica; un síndrome psiquiátrico que provoca una alucinación en la persona afectada y la hace creer que es o puede transformarse en un animal. Su nombre está conectado con la condición de la licantropíam mítica, un fenómeno sobrenatural a partir de la cual los humanos pueden transformarse en lobos. ¿Te acuerdas que se transforman en luna llena? El término teriantropía también se usa a veces para nombrar este tipo de alucinación, pero cabe resaltar que no solo es el lobo el animal implicado, puede ser cualquier otro.

transformacionEl Dr. Jan Dirk Blom, intrigado al tratar al paciente que pensaba que era un hombre lobo, empezó a extraer archivos de psiquiatría para averiguar lo común que era esta condición.

Blom encontró, desde 1850, 56 descripciones de casos originales de personas que creían que se estaban metamorfoseando en un animal. Entre ellos, sólo 13 informes cumplieron los criterios de licantropía clínica. También encontró varios reportes detallados de pacientes que incluso vivían en asilos mentales y sólo querían comer carne cruda o podrida. Bastante inquietante, ¿no te parece?

En los casos examinados por Blom, los pacientes percibieron cambios en su propia apariencia física. Por ejemplo, algunos pensaban que sus bocas y dientes habían cambiado de forma, o que sus pechos se habían ampliado; Algunos experimentaban el encogimiento de sus cuerpos, y otros sentían sensaciones ardientes en el vientre y los muslos, algo que los iba enloqueciendo aún más.

lobo

Hoy en día los psiquiatras pueden utilizar el electroencefalograma u otras técnicas de imagen cerebral para buscar anomalías en las áreas cerebrales que dan lugar al esquema corporal y al sentido del Yo, algo que no había en la antigüedad, y que hace las cosas un poco más fáciles.

Sin embargo, debido a que la licantropía clínica es muy rara y tiende a ocurrir junto con otros trastornos psiquiátricos importantes como la esquizofrenia, la depresión psicótica o el trastorno bipolar, él Dr. Blom afirma que para tratar este trastorno es importante realizar más estudios e investigaciones.

¿Te ha interesado la licantropía clínica? No te pierdas: El síndrome Rapunzel, una enfermedad de cuento.

Imágenes: LHG Creative Photography, Mundo Misterio™, Mundo Documental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here