Valora este post

En Supercurioso te hablamos una vez de muertes en masa como la de los liquidadores de Chernóbil, héroes y víctimas de este terrible accidente. En esta ocasión queremos presentarte un fenómeno curioso relacionado con una de las batallas más sangrientas en territorio estadounidense: la batalla de Gettysburg.

La terrible batalla de Gettysburg

Gettysburg, Pensilvania, 1863, el 1 de julio empieza una batalla que enfrenta al ejército Unionista contra el Confederado en plena Guerra Civil Americana. Este enfrentamiento dura hasta el día 3 de julio en que termina convirtiéndose en una de las batallas con un mayor número de bajas de toda esta guerra y en un punto de inflexión en el transcurso de la misma.

¿Cuántas bajas hubo? Entre 46.000 y 51.000 soldados de ambos bandos perdieron la vida en esta batalla. Una terrible desgracia que jamás se debería volver a repetir.

Ilustración Batalla de Gettysburg
Ilustración Batalla de Gettysburg

El mismo año en noviembre, el Presidente Lincoln, consternado, igual que el resto de estadounidenses, por la crudeza de la batalla aprovechó la ceremonia de inauguración del Cementerio Nacional de Gettysburg para honrar a aquellos soldados que habían caído en aquel lugar.

Los siniestros buitres de Gettysburg

Como deducirás, tantos cadáveres acumulados en un mismo territorio atrajo cientos de criaturas, carroñeros que atraídos por las bajas buscaban alimentarse. Los más destacables: los buitres.

Grupo de buitres en Gettysburg, Pensilvania
Buitres en Gettysburg, Pensilvania

Fueron 3 días de batalla que, aunque resulta algo desagradable, significaron un festín para los buitres, a quienes sobre todo no debemos juzgar, ya que este comportamiento entra dentro de su naturaleza y además es beneficioso evitando la propagación de enfermedades a partir de cuerpos en descomposición.

Los buitres siguen acudiendo al escenario de la batalla

Lo inquietante de esta historia, además de la masacre, es que los buitres siguen acudiendo hoy en día al mismo escenario de la batalla de Gettysburg. Antes de que se produjera este enfrentamiento no había tal cantidad de buitres, de hecho prácticamente no se los encontraba en esta región. Desde entonces y hasta hoy los buitres llegan a realizar reuniones de miles de ejemplares en este mismo lugar.

Algunos dicen que acuden allí porque tras la batalla pasaron varios años hasta que desapareció toda la carroña y de algún modo el conocimiento de que se trataba de una zona con abundante alimento se ha transmitido de generación en generación.

Parque Nacional Militar de Gettyrsburg, Pensilvania, E.E.U.U.
Parque Nacional Militar de Gettysburg, Pensilvania, E.E.U.U.

Otros aseguran que los buitres siguen acudiendo al Parque Nacional Militar de Gettysburg porque se trata de una zona protegida en la que hay muchos ciervos, de los que se alimentan cuando mueren, y porque descubrieron que era un buen sitio para anidar por la morfología del terreno y el tipo de vegetación.

Puede que sea porque descubrieron un lugar cómodo o porque realmente se transmite de padres a hijos las coordenadas de una localización en la que hubo mucha, mucha comida. En cualquier caso la presencia de estas aves ayuda a recordarnos el horror del que es capaz el ser humano y los errores que nunca deberíamos volver a repetir.

Si te ha gustado este artículo, puede que quieras descubrir cómo consiguen los animales predecir catástrofes naturales.

Imágenes: Stan LupoStuart RankinHenry T. McLinJen Goellnitz.

5 Comentarios

  1. Muy interesante tu artículo y bastante bueno, salvo por un detalle que se te pasó: en el primer párrafo del subtítulo «la terrible batalla de Gettysburg», escribiste «una de las batalles» en lugar de «una de las batallas».

    Simples dedazos que a veces se nos pasan jejeje fuera de eso bastante interesante, Supercurioso es genial!! 😀

    • ¡Gracias, Kazu! Hoy tenía un día un poco despistado me temo. Gracias de nuevo por la corrección y saludos 🙂

      • Son detalles, a todo ser humano le ha pasado al menos una vez; hasta al mejor cocinero se le quema la sopa jejeje saludos! 😀

  2. Sigo tus editoriales con mucha atención. Son muy interesantes realmente. No se porque me llamo tanto la atención este, como para hacerme escribir un comentario. Podría ser, y esto es solo una ptesuncion personal, q así como quien recibe un trasplante o una transfusión importante, parte del ser de esos miles de hombres, hayan quedado entreverados en los genes de estas criaturas, y vuelven a recordar su cruel y salvaje fin? Suena un poco estúpido, lo se, pero con tantas cosas q pasan por ahí……

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here