Hoy en Supercurioso vamos a descifrar qué hay detrás de los Juicios de Salem, que de seguro has escuchado, pues se decía que este lugar estaba repleto de brujas. La cacería de brujas de Salem se dio sobre todo durante el siglo XVII. Este hecho histórico consistió en la persecución, tortura y ejecución de aquellas mujeres que no seguían las enseñanzas de las costumbres puritanas. Al no cumplir con las normas y los principios morales de aquel entonces, se consideraba que estas mujeres eran verdaderas brujas y, por lo tanto, aliadas del demonio.

En el mundo han existido muchos casos similares, pues no solo existieron las brujas de Salem, también se dieron los juicios de brujas de Wurzburgo y el juicio de las brujas de Mora, demostrando cómo desde siempre y ampliamente la sociedad ha estigmatizado la figura femenina. De acuerdo al mito, estas féminas acordaban un pacto con el diablo al firmar con su nombre en un libro. A partir de ello, obtenían poderes oscuros y malignos, como el de enfermar o incluso el de matar a cualquier otra persona desde lejos. Además de estos poderos, se les atribuían otras características típicas de las brujas como que podían volar sobre una escoba, que hacían sacrificios animales, que realizaban conjuros y posiciones mágicas dentro de un caldero.

La verdad sobre las brujas de Salem es que fueron mujeres injustamente condenadas por no cumplir con los cánones de la época, cuando el poder político recaía en manos de los religiosos. Curiosamente, mientras en Europa estos juicios comenzaban a desaparecer, en América comenzaron a ser masivos. Y, Salem, al ser un gran centro de interés político y económico (debido a su posición geográfica), fue también el epicentro de la cacería de brujas. 

Índice de Contenido

Toda la verdad sobre los Juicios de Salem. ¡Descúbrela!

juicios de salem

El origen de los Juicios de Salem se remonta a un pueblo llamado Massachusetts en la Nueva Inglaterra, donde las niñas Betty Parris y Abigail Williams, hija y sobrina del reverendo local Samuel Parris, empezaron a presentar síntomas y comportamientos extraños. Las niñas, sin ninguna explicación aparente, comenzaron a arrastrarse por el suelo, a tener convulsiones, a contorsiones y a aventar cosas al suelo. Samuel Parris, desesperado, buscó la ayuda de Willian Griggs, el médico local de Salem, pero este no halló ninguna explicación al comportamiento de las niñas.

Después de la revisión médica, uno de los religiosos del pueblo dijo que la única explicación era que se trataba del diablo, por lo que se presionó a las niñas para que denunciaran a los (las) causantes. En su inocencia, las niñas señalaron como culpables a la indigente Sarah Good, a la sirvienta de Parris, Tituba, y a la viuda Sarah Osborne. Según el relato de las niñas, estas mujeres serían brujas que las habían mordido, pellizcado y pinchado con agujas de tejer. Inmediatamente, las presuntas culpables fueron arrestadas. Ese fue el hecho que dio inicio a los juicios y a la cacería de brujas de Salem, quienes se convirtieron en unas de las brujas más famosas.

1. ¿Quién era Sarah Good?

Ahora te contaremos un poco sobre estas brujas que iniciaron los juicios de Salem. La primera acusada fue Sarah Good, una mujer indigente. Esta mujer de escasos recursos se encontraba embarazada cuando fue acusada y tenía otra hija pequeña. Había caído en la miseria debido a las deudas de su primer marido. Después de que arrestada, se determinó que su hija Dorothy, quien tan solo tenía cuatro años, también fuera encarcelada, aunque nunca pasó por un juicio.

Como el pueblo era pequeño, contaba con unos 350 habitantes, los rumores eran muy frecuentes. Este hecho incrementó las acusaciones y los juiciosos en Salem por brujería. Por ejemplo, de Sarah Good se decía que era una persona malhumorada, agresiva y sucia. Además, se decía que cuando se le negaba una limosna o comida, la mujer enfurecía y maldecía a todo los vecinos y gente del pueblo. También se le atribuía de muerte de varios animales. 

Estas habladurías no fueron de gran ayuda en su juicio. Ella se declaró inocente, pero aun así fue encontrada culpable y condenada a la horca. Tristemente, antes de que Good fuera condenada, su bebé, que había nacido después de estar en prisión, murió por desnutrición. Por otra parte y con un poco de suerte, su pequeña Dorothy fue liberada y a su segundo esposo le dieron una indemnización por los daños causados a la familia.

2. ¿Quién era Tituba?

quien era tituba

La segunda mujer con la que comenzaron los juicios de Salem fue Tituba, una esclava de Barbados. De ella se decía que contaba historias supersticiosas de su pueblo natal, la magnitud de estos relatos era tal que lograba sugestionar a las niñas inocentes. A diferencia del caso que vimos anteriormente, Tituba se declaró culpable. Durante los juicios de Salem, a las mujeres que admitían su culpabilidad, se les perdonaba la vida. Siendo así, es muy posible que esta mujer hubiese confesado en un intento por salvarse o por miedo y por la desventaja de su condición social.

Durante su juicio, Tituba contó que ella y las otras dos acusadas tenían un pacto con el diablo porque habían firmado con su nombre en su libro. Además, declaró que podía volar en una escoba. A pesar de sus declaraciones, al poco tiempo se redactó de todas ellas. Fue encarcelada durante un tiempo, ya que el reverendo local; Parris, no pagó su fianza, a pesar de la relación de servidumbre que tenía con ella desde que la trajo de Barbados. Sin embargo, otro señor sí se atrevió a pagar por ella y por su esposo. Así, se los llevó a ambos a otro lugar como sirvientes, pero nunca no se supo más de su paradero; fue la única que sobrevivió de las tres acusadas.

3. ¿Quién era Sarah Osborne?

La tercera involucrada en los primeros juicios de Salem fue la terrateniente Sarah Osborne. Ella se declaró inocente en su juicio. Osborne estaba muy enferma, por lo que no solía acudir con frecuencia a la iglesia. Además, se rumoreaba que coqueteaba con un mozo proveniente de otro lugar. Por tales circunstancias, Osborne no era bien vista y se veía como una bruja que agobiaba el pueblo de Salem, buscando incitar a los demás a cometer actos ilícitos e inmorales; recordemos que en ese entonces Salem y el mundo era mayoritariamente puritano y controlado por religiosos extremistas. Por otra parte, se cuenta que esta mujer tenía problemas legales con la familia Putnam, una de las dos familias que gobernaban (tanto política como religiosamente) en Salem. Al parecer los Putman podrían haber intervenido para que fuese condenada. Esta mujer no logró ser libre de nuevo y murió encarcelada en medio de su dictamen.

Las repercusiones de los Juicios de Salem

juicios de salem

Cabe destacar que en medio de los juicios de Salem nunca se presentaron pruebas tangibles de las acusaciones. Los jueces se guiaban solo por lo que la gente decía, los rumores del pueblo. Por eso, se atribuye gran parte de las acusaciones a diferencias personales entre los habitantes y se encuentran distintas versiones. De entre 150 y 200 personas que fueron detenidas, 5 fallecieron en prisión y 19 fueron ahorcadas. Más tarde, el tribunal logró ver los errores judiciales y concedió indemnizaciones por el daño moral a las diferentes familias. Sin embargo, para ese entonces, aquel pueblo había quedado deshecho y deshabitado.

Entre las causas probables de estos abominables sucesos, la principal es el fanatismo religioso. Pero además de esto, para los gobernantes del pueblo, era preferible echarle la culpa de la crisis económica a seres imaginarios, antes que asumir su responsabilidad. También era una forma de suprimir a las mujeres que no se adaptaban al rol que se les había asignado. Y a que el pan de centeno de aquel entonces pudo haberles causado alucinaciones Finalmente, otra simple explicación sería que las niñas solo estaban tratando de llamar la atención. ¿Tú qué piensas al respecto?, ¿cuál crees que sea la verdadera causa?, ¿consideras que las acusadas sí eran brujas? Déjanos tus respuestas, en Supercurioso nos agrada conocer tu opinión. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here