Valora este post

A pesar de que su popularidad ha descendido en esta época, los programas de Reality Shows crearon un cambio en la perspectiva social de los individuos, con sus diversas técnicas de integración a nuestra realidad cotidiana se han apoderado del rating de muchos países a nivel mundial, por lo tanto es interesante conocer el origen de su éxito. ¿Eres adicto a estos programas? Entérate qué ocurre en tu mente.

Autoimagen y Narcisismo

Todos los seres humanos somos narcisistas, puesto que hemos aprendido a satisfacer nuestras propias necesidades, preocuparnos por nuestra imagen a nivel personal y social, tenemos rasgos que nos distinguen de los demás y nos empeñamos en destacarlos haciendo uso de la adaptación con nuestro contexto, sin embargo existe un momento en el que este sano desarrollo de nuestro narcisismo puede volverse patológico es decir sale del rango común, esto es cuando nuestra imagen es desplazada a niveles demasiado exigentes, por lo que acostumbramos a idealizarnos como alguien famoso, que destaca de entre todos, que tiene particularidades que los demás no, etc.

observados

Bajo esta premisa, los programas televisivos, intentan compaginar nuestra propia imagen con la de los personajes que protagonizan alguna serie o show de espectáculos, dándoles una personalidad que tenga características similares a las de nosotros, como audiencia, para que podamos identificarnos con ellos.

Gracias a esto es probable que seamos capaces de relacionarnos con ese individuo hasta tal punto que queremos que todo le salga bien, que sea el favorito, que todo lo bueno le pase e incluso, en aquellos programas con un concurso en específico, deseamos que ese a quien le hemos depositado grandes expectativas, sueños y esperanzas sea el ganador.

Diferentes técnicas, mismo objetivo

Aunque cueste trabajo pensarlo, existe una diferencia entre los reality shows donde conocemos a un grupo de personas que entran en una casa y permanecen juntos hasta que solo queda un ganador (como en Big Brother), que es el favorito de la gente, de aquellos en los cuales el grupo de personas elegido destaca por sus dotes artísticas (música, canto baile, etc.) y gradualmente son eliminados hasta que se obtiene un ganador, que es quien tiene mayor talento, según la perspectiva de los televidentes.

reality jersey shore

En estas dos vertientes existen distintos aspectos a analizar:

1. Interés especial en ver qué sucede a nivel personal a cada individuo del reality show

Es muy interesante observar cómo la gente discute y analiza las relaciones interpersonales que se desarrollan dentro del ambiente observado de un grupo de individuos, ya que estos pueden enamorarse, entrar en conflicto, aliarse, etc. Es decir mostrar todo lo que como personas sociales realizamos a diario con quienes nos rodean. Entonces, ¿qué lo hace tan atrayente si esto lo vivimos día a día? Pues el mismo hecho de observar cómo estas personas reaccionan y qué juicios toman en cuenta para solucionar los conflictos cotidianos, nos enaltece observar nuestros propios deseos e incertidumbres en la pantalla.

2. Integrar aún más a la audiencia mediante los votos, decidiendo quien se queda y quien se va

Es importante resaltar que la población que llama a las televisiones y vota por el candidato de su elección, está dedicando esa parte de su vida a favorecer a alguien con quien jamás tendrá relación alguna. No obstante, de algún modo sabe que la responsabilidad de que esa persona gane o no está en sus manos, esto le da cierto poder, además de vincularlo emocionalmente si esa persona sigue en el programa y más aún si gana.

3. Perspectiva del “más carismático”

Hemos visto que en los reality shows musicales, aquel que se gana el aprecio de la gente por su carisma, talento, actitud, etc. Será siempre el que resulte ganando, aquel con quien la gente se identifique de mayor manera con sus aciertos y sus errores, además de ser el que presenta una situación tan emotiva que despierta la empatía en cada uno de nosotros provocando que queramos “ayudarle”.

reality american idol

La hipótesis sobre la manipulación de nuestro narcisismo se basa en que todos esos detalles que vemos en la pantalla nos hacen sentir como si estuviéramos allí, que la oportunidad también puede ser nuestra, sentimos la fama y cumplimos nuestros ideales mediante esas personalidades en las que nos centramos, incluso nos hace pensar que nuestra realidad es un tanto aburrida o rutinaria por lo que con cada resumen, espectáculo, despedida y demás nota informativa que tengamos más nos obsesionamos con los reality shows. No es posible separar esta premisa de todos aquellos programas, series, novelas y películas que realizan estas técnicas para envolver a la audiencia y generar mayor estima e impacto.

¿Qué opinas al respecto? ¿Eres o fuiste adicto a algún reality show? Comenta de forma constructiva tu opinión.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese conocer el impactante anunció de TV que decidió unas elecciones.

Imágenes: _mixer_Ludovic BertronSzapuckiBrian Byrne

8 Comentarios

  1. Me encantó el artículo, interesante y completamente de acuerdo con lo que dice!

    Me encantaría ver un artículo (no tiene nada en común con este pero no sabía donde decirlo, haced un buzón o algo!) sobre las palabras que son exclusivas de los idiomas! Lógicamente no pido todas las palabras pero me gustaría ver un artículo sobre lo anterior dicho. Seguid así y os mando un saludito desde Costa Rica!!

  2. ¡Excelente articulo! Tambien para mi la psicologia es una de las ciencias mas geniales que existen.
    P.D. Deberias escribir algo sobre la forma de pensar de un psicopata.

    • ¡Muchas gracias Holi! Excelente idea la tuya, había pensado que el tema era un poco cliché pero ¡si ustedes piden yo lo hago! 😉 Muchas gracias por tu comentario. Saludos desde Supercurioso.

  3. Yo vi una vez unos capítulos de un reality… Era Pelotón, la verdad, lo encontré FOME y eso pienso de los realities donde ponen a un grupo de personas encerradas en una casa, discutiendo, y creo que es un poco artificial. Ahora no veo ningún reality de ese tipo

  4. Sólo veo un reality si hay gente con un mínimo talento. Si hay algo que me entretenga de verdad ya sea por medio de canto o baile.
    No veo programas como Big Brother, donde hay gente que no hace nada más que estar encerrados, no los entiendo y no tengo la mínima intención de entenderlo. Acá en Córdoba, antes de la apertura de la tv digital, teníamos sólo tres canales de aire, cuando apareció Big Brother, nos quedamos con sólo dos canales más el tercer canal dedicado casi por completo al reality ese…. En el noticiero, el presentador adelantaba la noticia «Treinta muertos por explosión, además todavía hay 50 personas atrapadas por el fuego y no los pueden sacar…. Vamos a ver lo que pasa en la casa más famosa y a la vuelta les mostramos las imágenes de la tragedia…» Por suerte, está bajando la audiencia, ojalá lo quitaran de una buena vez…

  5. Hola!
    Primero que nada: Excelente artículo. También estudio psicología (apenas cursare el segundo semestre), como estudiante quisiera saber si en general ¿cualquier Show televisivo tiene cierto toque narcisista, lo que lo vuelve llamativo para nosotros? y de ser el caso ¿Como afecta a nuestra conducta? Me refiero, claro, como sociedad. Leí que eres mexicana, bien, tal vez estés familiarizada con ciertos programas de televisión abierta o pública, dos de los cuales más odio son: Me pongo de pie y Amores con trampa.
    Me gustaría que aclararas mis dudas, aunque presiento que la respuesta ya la conozco.
    Antes de terminar me ha surgido una nueva duda: ¿Pueden programas de este tipo estimular cierta conducta o personalidad en nosotros? Supongo es dependiendo de cada personalidad. Si es así, espero el futuro que construimos con nuestras decisiones no sea tan malo como los guiones de estos programas de mala calidad. Lamento si te incomodan mis preguntas o te parecen estúpidas, pero en verdad me gustaría saber la opinión de una experta, una opinión argumentada que sacie mi curiosidad. Gracias de ante mano.

    • Hola Sol! Primero y principal: excelentes observaciones, jamás dudes en cuestionar y exigir más información, es una cualidad que pocos explotan. Muchas gracias, que bueno que te gustó el artículo; ahora bien, respecto a tu duda: claro que transmiten y promueven conductas específicas sobre todo a los televidentes de mente un poco más débil, en todo caso esta es su finalidad, recuerda que la TV y demás medios de comunicación son»el cuarto poder» pueden destruir o hacer crecer algo, es muy cierto que JAMÀS debemos subestimarlos. La mayoría de los programas en televisión abierta promueven una temática en especifico, siendo estudiante de psicología, una tarea enriquecedora seria observar y analizar el discurso que manejan, te dejará bastante aprendizaje colega. 😉 espero haber resuelto tu duda, ojalá te llegue este comentario he tenido problemas para contestarles. Un gusto, sigue al pendiente de Supercurioso Gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here