Las relaciones románticas, las personales y las profesionales pueden resultarnos un auténtico reto, por todo lo que conllevan, incluido el peligro. No obstante, un investigador de la Universidad de Queensland ha encontrado el secreto para interactuar con éxito en estos contextos.

Cómo ser más sociable según la ciencia

El profesor Bill Von Hippel de la Facultad de Psicología de la UQ ha concluido que para ser más exitoso socialmente es crucial reconocer cuándo las reglas del compromiso social cambian, con el fin de llevarse bien con los demás.

Las situaciones sociales son dinámicas, y la capacidad de modificar la conducta social en respuesta a un cambio de dinámica es algo fundamental para conseguir un funcionamiento social óptimo. Estos hallazgos sugieren que el simple hecho de tener una comprensión del comportamiento apropiada no es suficiente para asegurar el éxito social, también es necesario ser hábil en la detección de los cambios sociales.

Para llegar a esta conclusión, el profesor Von Hippel y el recién graduado por la Universidad de California, el Dr. Richard Ronay, ahora profesor asistente de psicología en la Vrije Universiteit, Amsterdam, desarrollaron un juego de ordenador corto para medir la capacidad de detectar los cambios de reglas del compromiso social, en sus participantes.

Cómo ser más sociable según la ciencia

En una serie de experimentos que implicaban relaciones de cooperación entre parejas románticas e interacciones competitivas entre los estudiantes de MBA (Administración de Empresa), los participantes jugaron a un juego de ordenador en el que se les informó de que algunos objetos concretos eran generalmente más valiosos que otros. Una vez que los participantes aprendieron esa regla, el equipo invertía los roles y comprobaban con qué rapidez los sujetos se daban cuenta de que la norma había cambiado. El Dr. Ronay dijo que los resultados mostraron que los participantes que se percataron del cambio más rápidamente también eran aquellos con más éxito social.

En el caso de las relaciones románticas, esta capacidad significaba que las personas tenían parejas más felices y eran capaces de manejar los conflictos de forma más constructiva, mientras que los estudiantes de negocios competitivos eran negociadores más eficaces.

El Dr. Ronay dijo que el desempeño en el juego no estaba relacionado con el coeficiente intelectual del participante o su conocimiento acerca de cómo manejar las emociones. Los resultados sugirieron más bien que la capacidad de reconocer las reglas cambiantes reflejaba un componente de la inteligencia social que podía ser utilizado para perseguir una variedad de objetivos sociales, a partir de las relaciones románticas y la negociación competitiva.

En definitiva, la gente con capacidad para modificar su comportamiento cuando la situación se lo exige, tendrá más probabilidades de lograr el éxito social.

¿Te ha gustado este artículo sobre cómo ser más sociable? No te pierdas nuestro artículo sobre: Cómo ser popular según la ciencia.

Imagen: Kevin Dooley y Scott Beale vía Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here