A la hora de irnos a dormir, cada persona tenemos una posición que nos resulta más cómoda para conciliar el sueño. Pero, ¿cuál es la mejor posición para dormir? ¿Existe una postura ideal que evite dolores de espalda y nos haga caer en los brazos de Morfeo de manera instantánea? Tras numerosos estudios, los expertos recomiendan una serie de posiciones que pueden ser ideales para que duermas mejor aunque advierten de que no existe la posición para dormir perfecta. Cada persona es un mundo, aunque si hay algunas posturas que en general son más recomendables que otras. En este artículo trataremos de contestar a todas estas preguntas y analizaremos las posturas más utilizadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda descansar de manera plena, ya que dormir bien es clave para gozar de una buena salud. Para ello, la educación postural es primordial. También tendrás que tener en cuenta, que además de una posición idónea tienes que procurar hacerte con una buena almohada y un colchón cómodo. Dos factores que te ayudarán mucho a aprovechar tus horas de sueño al máximo. En estas líneas encontrarás la mejor posición para dormir, dependiendo de tus necesidades. Así como las ventajas y desventajas que tienen cada una de ellas. ¿A qué esperas? ¡Descúbrelas!

¿Cuál es la mejor posición para dormir?

La mejor posición para dormir es sobre el lado izquierdo de tu cuerpo

Mejor posición para dormir

Sin duda la postura más saludable, según la mayoría de los expertos, es dormir de lado. Concretamente, es más recomendable dormir del lado izquierdo. Esta postura ayuda a disminuir los ronquidos a la vez que mejora nuestra respiración, además es bastante beneficiosa para nuestra columna vertebral y ayuda a prevenir la acidez estomacal. Dormir de lado favorece los procesos del llamado sistema glinfático o mecanismo que usan los mamíferos para limpiar los desechos del sistema nervioso. En caso de embarazo o de padecer lumbalgia, también es la más recomendada.

Para acompañar a esta postura, lo ideal sería que nuestras almohada fuera bastante mullida y el colchón tenga bastante firmeza. El único punto negativo de esta posición para dormir, es que chafemos alguna extremidad y nos levantemos con esa parte del cuerpo entumecida. La mayoría de las personas encuestadas en diversos estudios suelen dormir de lado.

Otras posturas comunes, pero menos recomendables

1. Boca abajo

Mejor posición para dormir

Esta es una de las posturas para dormir más comunes, y a su vez menos aconsejables. Sobre todo, dormimos boca abajo cuando llegamos muy cansados a la cama y caemos rendidos de cansancio. Se desaconseja sobre todo a los recién nacidos, ya que esta posición para dormir incrementa el factor de riesgo para el síndrome de la muerte súbita. Dormir boca abajo produce mucha tensión en el cuello y el uso continuado de esta postura puede llegar a producir tendinitis o lumbalgias. Si estás acostumbrado a dormir boca abajo, te recomendamos que cambies tu almohada y te asegures de que tenga un escaso grosor para evitar el estrés lumbar. Aunque lo más aconsejable, sería que intentases probar otra posición para dormir más favorable para tu salud.

2. Boca arriba

Mejor posición para dormir

Según los estudios realizados, esta es la segunda posición más elegida por las personas para dormir. Ayuda a evitar el dolor de columna, ya que esta permanece rectal y además puede ralentizar que a la larga te salgan arrugas. Para dormir boca arriba de la manera idónea, la almohada debe tener la altura suficiente para que la cabeza repose sin caerse hacia atrás. Es aconsejable que los brazos estén en posición extendida o apoyados en el pecho si por cualquier circunstancia tenemos menos espacio en la cama. Esto ayudará a que los nervios de nuestras extremidades no sufran tanto.

No todo van a ser ventajas, de ahí que no sea la posición para dormir más aconsejable. El máximo inconveniente para la gente que duerme en esta postura, es la tendencia al ronquido o a la apnea del sueño. Dormir boca arriba puede suponer bastantes molestias para la persona con la que compartamos la cama, ya que los ronquidos pueden llegar a ser muy molestos. Por lo tanto, esta suele ser una postura bastante cómoda para la persona que está durmiendo aunque puede resultar desagradable para otros.

Tras leer este artículo, sabrás las ventajas e inconvenientes que tiene la manera en la que duermes. Es importante descansar bien, ya que nuestro cerebro elimina toxinas acumuladas durante todo el día y además al descansar nuestro cuerpo recupera su energía perdida. Tiempo atrás, publicamos en Supercurioso otro texto en el que profundizábamos sobre la cantidad de horas de sueño aconsejables, que podrás leer para complementar a éste otro. Después de leer ambos, seguro que te habrás convertido en todo un experto en educación postural por lo que queremos conocer tu opinión. ¿Cuál creías que es la mejor posición para dormir? ¿Sabías todos los beneficios de dormir boca arriba? ¿Tienes dificultades para conciliar el sueño? ¡Estamos deseando leer todos tus comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here