Memento Mori, una expresión latina que ha trascendido el tiempo y que ha llegado hasta nuestra época. Pero, ¿qué se esconde detrás de la expresión memento mori? La verdad es que desde sus inicios hasta la época actual, la expresión ha estado sujeta a diferentes interpretaciones. Por eso en Supercurioso queremos indagar en el verdadero significado de esta expresión. ¿Te animas a conocerlo?

¿Conoces el verdadero significado de Memento Mori?

Memento mori

¿Recuerda morir o recuerda que morirás? La expresión latina memento mori ha sido traducida al español de dos maneras distintas, que, a su vez, tienen interpretaciones diferentes. Sin embargo, ambas coinciden en algo: vivir la vida de la mejor manera posible, manteniendo el control sobre las emociones, dando importancia a los anhelos del alma, más que a los del cuerpo.

Dicen que cuando un general romano avanzaba victorioso en su procesión triunfal, su sirviente, mientras sostenía la corona de laureles, le susurraba al oído una frase que le invitaba a mantenerse sereno: Memento mori. Parecía querer decirle: recuerda que morirás, general, tú también, como todos aquellos que fenecieron en batalla.

Muchos han tratado de averiguar el significado e interpretación correctos de esta frase, que puede entenderse en español como «Recuerda que morirás», aunque expertos aseguran que la traducción real es «Recuerda morir». Pero, ¿es tanta la diferencia entre una traducción y la otra? ¿Por qué es tan importante dar con la interpretación adecuada? Y, ¿cuál es el verdadero significado de Memento mori?  ¿A qué nos invita esta reconocida frase en latín?

Los expertos aseguran que la frase nos llega desde la corriente filosófica del estoicismo, es decir: a la concepción según la cual el bien no está en los objetos externos, sino en la sabiduría y dominio del alma, que permite liberarse de las pasiones y deseos que perturban la vida. Sin embargo, de acuerdo con su traducción, podría tener interpretaciones prácticas diferentes, pese a perseguir el mismo objetivo.

«Recuerda que morirás»

Memento moriEl estoicismo planteaba que el hombre, para ser verdaderamente libre, tiene que ser dueño de sí mismo, y parte fundamental de eso significaba ser dueño de su propia muerte. ¿Significa esto que debemos escoger cuándo morir, que debemos procurar nuestra propia muerte? No, sino que la muerte es uno de los más grandes temores de los hombres y, por lo tanto, tener presente la muerte en el momento de la vida, conocer tu miedo y dominarlo, eso era lo verdaderamente loable. 

Tener presente que vamos a morir puede motivarnos a disfrutar mucho más la vida. Para muchos este es el significado de Memento Mori. Quienes se guían bajo este precepto procuran invertir su tiempo en aquello que realmente quieren hacer, en lo que les ayuda a sentirse más completos como seres humanos; en lugar de malgastar la vida, cuyo valor, entre otras cosas, yace en que es finita y no sabemos cuando terminará.

Memento Mori nos invita entonces, bajo esta traducción, a vivir el presente, en lugar de perder el tiempo planificando lo que pasará, sin la certeza de que el futuro llegará, pues la muerte puede presentarse en cualquier momento. Nos recuerda que somos mortales.

«Recuerda morir»

Memento mori

Sin embargo, a lo largo del tiempo se ha generado una segunda interpretación en torno a esta frase: Recuerda morir. Esta otra interpretación  plantea que debemos Recordar morir, en tanto que la vida terrenal es vanidosa. Describe la vida antes de la muerte como vana, pasajera e impermanente, y nos invita a desapegarnos del dolor o el placer, de temores y ambiciones mundanas, para que nuestra alma esté preparada, elevada, al momento de morir. Morir cada día en lo banal, para dedicarnos a lo realmente importante.

Recuerda morir es una frase que, según lo expertos, exhorta a enfocar la vida en el crecimiento personal, en el ser, en la sabiduría, los conocimientos, que son los que perduran y trascienden, en lugar de concentrarnos en sentimientos pasajeros, o en la obtención de bienes materiales, que acabarán cuando dejemos de existir. Es posible que esta segunda interpretación devenga de la influencia de la cristiandad, que influyó durante muchos siglos en cómo se interpretaban los textos de los griegos y de los romanos, y que incluso escogían los textos permitidos, y escondían los textos prohibidos.

En ambos casos, pese a la diferencia de sus traducciones, Memento mori nos recuerda que la vida se termina y que si queremos trascender debemos desprendernos de lo terrenal y buscar el desarrollo del ser en  lo profundo del individuo.

¿Cuál de los dos significados aplicarías a tu vida? ¿Crees que lo que plantea esta frase es válido? ¿Por qué? En Supercurioso queremos conocer tu opinión, y saber qué más quieres leer sobre este tema. ¡Lo que piensas en muy importante para nosotros! Así que déjanos tu opinión en los comentarios.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: qué quiso decir Nietzsche con «Dios ha muerto», 5 filosofías feministas y 110 frases para reflexionar sobre la muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here