Métodos de torturas empleados por el Viet Cong
4.7 con 7 voto[s]

La guerra de Vietnam fue una de las más cruentas de la historia moderna, la misma tuvo lugar entre 1959 y 1975 y tenía como fin evitar la reunificación de Vietnam bajo un régimen comunista.

Los protagonistas de esta contienda fueron la República de Vietnam (Vietnam del Sur), la cual contó con el apoyo de Estados Unidos, Francia y otras naciones versus la guerrilla local mejor conocida como Viet Cong o el Frente de Liberación de Vietnam y el ejército de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte), éstos últimos contaron con el apoyo de China y la Unión Soviética.

Como en toda contienda bélica las técnicas de tortura y ejecuciones se hicieron presentes en ambos bandos; sin embargo, el Viet Cong pasó a la historia por ser los ejecutores de algunos de los métodos de tortura más terribles, descubre algunos de los más usados.

Tortura y muerte

“In the Presence of Mine Enemies: 1965-1973 – A Prisoner of War” es un libro escrito por el capitán Howard Rutledge, quien fue prisionero por parte del Viet Cong durante 7 largos años. En esta memoria, el capitán cuenta algunas de las terribles torturas a las cuales fue sometido, éste junto a tantos otros testimonios de sobrevivientes revelan las terribles crueldades llevadas a cabo por el Frente de Liberación de Vietnam.

-A los prisioneros se les colocaban unos grilletes con forma de garfio para inmovilizarlos, de esta forma no podían defenderse tanto de las torturas impuestas por los soldados como de los animales que rondaban las inmundas celdas, arañas del tamaño del puño de un hombre adulto, ratas hambrientas y miles de mosquitos.

-También solían colocarle a los prisioneros unas camisas con unas mangas muy largas, las cuales eran amarradas en la espalda del prisionero, luego un soldado procedía a poner sus pies sobre la espalda del mismo forzando al máximo las mangas hasta casi sacarle los hombros de lugar y cortar completamente la circulación de la víctima, inclusive se llegaban hasta extremos de cortar la carne de las muñecas del prisionero hasta casi llegar al hueso, pero como la presión de la camisa fungía como torniquete, éste no sangraba.

-En otras ocasiones los prisioneros eran confinados a celdas construidas en el agua, quedándoles solamente la cabeza por encima de la superficie.

-Uno de los métodos más comunes era enterrarle astillas de bambú debajo de las uñas de las manos y pies, cada día eran enterradas un poco más.

-También enterraban las astillas de bambú por el orificio del pene y/o por el ano.

-Las astillas de bambú también eran colocadas en los orificios de la nariz y las orejas, luego procedían a quemarlas.

– Cuando finalmente decidían terminar con la vida de un prisionero, procedían a amarrarlo firmemente en un árbol y obligar a otro prisionero a cortarle el cuello con lama de bambú. Este procedimiento era una de las peores agonías a las cuales podía ser sometida una persona, ya que el mismo podía demorarse hasta 6 horas.

La guerra de Vietnam fue sin duda alguna uno de los episodios más oscuros de nuestra historia, se cometieron toda clase de crueldades, torturas y aberraciones, pero como el propio capitán Howard Rutledge afirma al final de su libro:

“Lo peor de ser un prisionero es la impotencia y la incapacidad para ayudar a otro hombre que sufre como tú… La guerra es igual para ambos bandos. Estoy seguro que el enemigo tiene familias que sufren y mueren. Cuando todo ha terminado debemos olvidar y perdonar”

¿Estás de acuerdo con la afirmación del capitán Howard Rutledge?

Imagen: manhhai

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here