Corría el año de 1791. La medicina no llegaba ni a rozar los avances que tiene en este siglo. Sin embargo, disciplinas como la música, llegaban en estos tiempos a sus máximos momentos de gloria. Fue justo un 5 de diciembre cuando se apagaría la vida de uno de los mejores músicos clásicos de todos los tiempos. La muerte de Mozart, el magnífico autor del Concierto para dos pianos, Las Bodas de Fígaro y La Flauta Mágica, dejó al mundo sumido en el desconcierto. Los detalles sobre cómo murió Morzart siguen siendo hasta hoy, un misterio no resuelto.

Wolfgang Amadeus Mozart, nacido en 1756, manifestó desde su más temprana infancia una capacidad singular y extraordinaria para el dominio de instrumentos de teclado y violín. Quienes han profundizado sobre su biografía, esbozan que la hermana de Mozart era también una gran música, con igual o mayor talento que él, pero el hecho de ser mujer le impidió continuar desarrollándose en esta disciplina. Era mal visto en la sociedad de la época que la mujer hiciera algo distinto a buscar y mantener un buen matrimonio. Él, en cambio, avanzó a pasos agigantados.

Con tan sólo cinco años ya componía obras musicales. A los diecisiete fue contratado como músico en la corte de Salzburgo. Si bien su vida personal pasó por períodos de altos y bajos, y épocas de grandes dificultades económicas, su obra musical no paró: incluye más de seiscientas creaciones, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para fortepiano, operística y coral, logrando una popularidad y difusión internacional. Su muerte temprana constituyó una pérdida invaluable para una sociedad ávida de talento. En Supercurioso nos adentramos en conocer las claves de cómo murió Mozart. ¡Acompáñanos!

Todas las claves sobre la muerte de Mozart

La misteriosa Muerte de Mozart. Todas las claves.

Para el 19 de noviembre del año de su muerte, 1791, Wolfgang Amadeus Mozart hacía una vida normal, dentro de los parámetros que su genialidad indicaba. Los historiadores dicen que ese día pudo vérsele en La Serpiente de Plata, su habitual cervecería de la calle de Kartner, en Viena.

Apenas unos días después, el 22 de noviembre, caería en cama. El 5 de diciembre, teniendo sólo 35 años, fallece. La muerte de Mozart estuvo rodeada de misterios no resueltos, y los ritos que la rodearon fueron de una austeridad extrema. Sus amigos de la realeza se limitaron a dar las condolencias, y el entierro del compositor fue de tercera clase. El modesto féretro de pino fue llevado sin comitiva hasta el pequeño cementerio de St. Marx, extramuros. Mozart fue inhumado sin cruz, seguramente por su filiación a la masonería, tan perseguida por el nuevo emperador Leopoldo II.

Resulta casi increíble pensar que quien llenaba teatros enteros en Viena, y acompañaba coronaciones en Praga, se despidiera del plano terrenal en condiciones casi miserables. Las circunstancias de la muerte de Mozart fueron en aquel momento tan turbias, que se creó toda una leyenda que ha sobrevivido hasta hoy. La pregunta que se ha repetido por siglos es: ¿cómo murió Mozart en realidad? Veamos a continuación algunas de las hipótesis que se han tejido sobre la muerte de Mozart.

Hipótesis sobre la muerte de Mozart

La misteriosa Muerte de Mozart. Todas las claves..

  • Una de las hipótesis sobre cómo murió Mozart, habla de un ataque agudo de reumatismo. Algunos historiadores reflejan en sus obras que el cadáver del músico quedó notoriamente hinchado, lo que es síntoma de esta enfermedad.
  • Otra hipótesis de la muerte de Mozart que ha causado mucho revuelo a lo largo de los años, es la que habla de un posible envenenamiento por parte del también músico Antonio Salieri. Sobre esta idea se especuló durante muchos años, e incluso llegó a decirse que Salieri confesó en su ancianidad haber envenenado a Mozart, víctima de una envidia profunda por el genio de su colega.
  • Las teorías de envenenamiento sobre cómo murió Mozart no sólo involucran a Antonio Salieri. Otra de ellas expone que el compositor pudo haber sido envenenado por un oficial del Tribunal de la Corte con acqua toffana, un veneno que actúa con efecto retardado. Este oficial, Franz Hofdemel, pertenecía a su misma logia masónica y al día siguiente de su muerte se suicidó, tras haber intentado asesinar a su esposa, Magdalena. La mujer era pianista y discípula de Mozart, y se dice que Hofdemel sospechaba de la existencia de una relación sentimental entre su esposa y el compositor.
  • Existe otra teoría conspirativa sobre la muerte de Mozart, que expone que pudo haber sido asesinado por la policía del emperador Leopoldo II, por pertenecer a la Logia Masónica. Su creciente éxito en los más importantes teatros de Viena, y su abierta inclinación a las ideas revolucionarias, podían convertirlo en un peligro para la estabilidad del absolutismo austrohúngaro.

La versión científica, ¿podría ser la respuesta?

Los mitos forjados en torno a la muerte de Mozart podrían tener un fin definitivo con explicaciones científicas. ¡Y lo que es peor! El compositor pudo haber muerto por una causa que en nuestros tiempos tiene solución sencilla y no es en absoluto fatal. Fue una investigación realizada y publicada por la revista científica Annals of Internal Medicine, la que llegó a la conclusión de que la causa de la muerte de Mozart fue una infección epidémica por estreptococos.

Llegaron a esta conclusión estudiando en el registro necrológico vienés, las causas más comunes que habían generado el fallecimiento de personas en esos años. Tuberculosis, caquexia y malnutrición, y edema, fueron las tres grandes causas masivas. La hinchazón en el cuerpo del compositor, relatada por testigos que le acompañaron en los momentos previos a su muerte, encaja en el contexto de un brote de fallecimiento de hombres jóvenes por edema, que ocurría justo en esos momentos. El acuerdo mayoritario de la comunidad científica apuesta entonces a un síndrome nefrítico agudo complicado por una infección epidémica por estreptococos. 

La leyenda de la muerte de Mozart viene a sumarse a otras que han sobrevivido en el mundo de la música clásica, como la maldición de la Novena Sinfonía. Estas historias que han pasado de generación en generación, contribuyen a crear en el imaginario popular, la idea de que estos grandes de la música no fueron personas comunes y corrientes, sino genios, almas cuyos pasos breves por la tierra, vinieron a dejar una huella por siglos. Las curiosidades de Mozart, su vida y obra, nos hablan de ese genio y de su legado, que permanecerá vivo por siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here