Tras largos años de búsqueda, ha sido descubierta una nueva y enorme especie de pez luna del océano, un hallazgo impresionante e importante para la comunidad científica pues se trata de la primera especie de este tipo de pez en ser identificada en 130 años. Entérate de los detalles.

La gigantesca e impresionante nueva especie de pez que ha sido descubierta por los científicos

Este reciente descubrimiento llega después de una ardua búsqueda de cuatro años. El esfuerzo de los científicos dio resultados al encontrar el pez huesudo más grande del mundo, cuyo peso es de más de dos toneladas.

El tiempo invertido en esta búsqueda se alargó a varios años puesto que estos ejemplares de peces luna son bastante evasivos, lo que hizo difícil encontrarlos.

Un equipo de investigadores liderados por Marianne Nyegaard, estudiante de doctorado en la Universidad de Murdoch en Australia, analizó más de 150 muestras de ADN de peces luna y reconoció cuatro especies distintas, pero sólo tres de las especies habían sido previamente identificadas.

Este descubrimiento llevó a Nyegaard a creer que había otra especie de pez luna que no había sido documentada, pero no tenía ni idea de lo que podría parecer o dónde podría estar ocultándose.

Descubren una nueva especie de pez de 2 toneladas

El equipo de investigación decidió llamar a la especie hoodwinker (que se traduce como capucha), o Mola tecta, que proviene de la palabra latina tectus, que significa ocultos. No fue hasta un año después de este descubrimiento que Nyegaard fue capaz de ver a uno de estos caprichosos peces de cerca. En 2014, recibió una pista de una pesquería de Nueva Zelanda de que cuatro ejemplares de pez luna, habían sido llevados la orilla de una playa en Christchurch por la marea.

Investigadores de universidades de todo el mundo recolectaron y analizaron especímenes de los peces para demostrar que era parte de esta nueva especie y analizaron cómo era diferente de las otras tres especies de peces luna.

El pez luna hoodwinker tiene una forma del cuerpo más delgada y esbelta y no desarrolla bultos, topetones, o un hocico, como los otros peces luna, según afirman los especialistas en el ensayo científico que publicaron en el Zoological Journal of the Linnean Society tras el hallazgo.

Desde el descubrimiento, Nyegaard y su equipo han localizado este particular pez luna en Nueva Zelanda, frente a Tasmania, sur de Australia, Sudáfrica y el sur de Chile, lo que sugiere que el rango de especies podría estar en zonas más frías del hemisferio sur.

La forma colosal del pez le permite mantener la temperatura corporal cuando se mete  a las profundidades del océano para alimentarse. El tamaño también ayuda a que sea flotante, por lo que puede volver rápidamente a la superficie del océano para calentarse.

¿Qué te parece?

Imágenes: MARIANNE NYEGAARD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here