Leonardo Da Vinci no deja de sorprendernos. Este genio parece que estuvo planeando la forma de generar interrogantes por los siglos de los siglos. Es fascinante. Recientemente un estudio ha descubierto un nuevo misterio escondido en la Gioconda, uno más de los tantos que circulan en publicaciones especializadas sobre este mismo cuadro. Te lo contamos.

El estudio parte de la observación de una restauración hecha a uno de los cuadros existentes

Te ponemos en situación: una copia recién restaurada de la Gioconda que se aloja en el Museo del Prado y un grupo de investigadores sedientos de respuestas. Difícil hubiera sido que no se descubriesen nada. Los investigadores, siempre ávidos de respuestas, se dieron cuenta al comparar este ejemplar que se supone que realizó Da Vinci con su discípulo, con el que se encuentra en el Museo del Louvre en Francia que los fondos del cuadro tenían una particularidad.

mona lisa

Esta particularidad era que los fondos habían sido pintados usando la técnica de la esterografía que es una técnica que se usa para representar objetos en tres dimensiones en un plano mediante sus proyecciones. Al final, parece que los dos cuadros son dos mitades de una misma imagen en 3D sólo que cada una representa una perspectiva distinta de la mujer que aparece en el mismo. Pero no es lo único que se descubrió.

Más descubrimientos impresionantes procedentes de la misma investigación

Hasta el momento, todos habían dado por hecho que el paisaje de ambos cuadros era una campiña que se encontraba al norte de Italia pero los investigadores han dejado en evidencia que el fondo de los cuadros es falso, es decir, que no pertenece a ningún lugar en concreto y que seguramente fue simplemente un fondo colocado en el estudio del genio donde se elaboró la famosa pintura.

leonardo-da-vinci-153913_640

Los fondos, según indica este equipo de investigadores de la Universidad de Bamberg, en Alemania, son estadísticamente iguales en cuanto a la forma pero el cuadro que se exhibe en el Museo del Prado tiene un 10% de zoom, algo que puede deberse a la distancia a la que Da Vinci y su discípulo estaban respecto al fondo falso cuando lo elaboraron según indica Claus-Christian Carbon, coautor del estudio.

Sea como sea, está claro que este autor no va a dejar de sorprendernos nunca, ni a nosotros, ni a generaciones venideras. Parece que, a medida que avanza la tecnología, son más los datos sorprendentes que se descubren de sus obras. De ahí que muchos lo consideren como un verdadero visionario.

¿Tú qué crees?

Imagen Gustavo Fernando Durán

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here