Los tiempos cambian, y con los tiempos va cambiando la vida y la manera en la que nosotros mismos hacemos uso de ella. Pero también van cambiando las labores, los quehaceres. La tecnología, por ejemplo, nos ha ahorrado una gran cantidad de oficios que antes se consideraban indispensables, como lo fueron en su tiempo los mensajeros de posta que, montados en su caballo, viajaban a toda velocidad de un punto a otro con la urgencia de un recado inminente. Frente al correo electrónico o a las aplicaciones de mensajería, este oficio también quedó obsoleto. ¿Quieres descubrir otros oficios de Palacio desaparecidos? En Supercurioso hemos estado investigando sobre estos oficios y hemos hecho una selección de 10 que debes conocer. ¡Acompáñanos a descubrirlos!

10 Oficios de Palacio desaparecidos

10 Oficios desaparecidos en un palacio | ¡Descúbrelos!

Mientras que a algunos la tecnología los volvió obsoletos, otros de estos oficios empezaron a considerarse innecesarios hace algún tiempo. No obstante, escarbar en el pasado y conocer estos oficios de Palacio desaparecidos seguramente te encantarán, después de todo son muchas las curiosidades de la Edad Media que nos siguen llamando la atención en la actualidad. ¿Listo para conocer estos antiguos oficios palaciegos? ¡Vamos a ello!

1. Azafata

Sí, el oficio de azafata se remonta hasta la Edad Media, pero poco tenían que ver las azafatas de entonces con las que conocemos actualmente. Las azafatas de la época eran un tipo de criadas particular cuyo trabajo consistía en entregarle a la reina los vestidos y las joyas que esta se iba poner. Además, también debían recogerlos cuando esta se los quitaba. A estas sirvientas se las conocía como azafatas ya que la bandeja en la que entregaban las prendas era conocida como «azafate».

2. Despabilador

Este es uno de los oficios de palacio desaparecidos que trascendió al ámbito puramente palaciego, ya que también se podían encontrar despabiladores en lugares como teatros o en algunos importantes salones. El despabilador era el encargado de quitar el pábilo a las velas y candiles entre los siglos XV y XVIII. Usaba para ello unas tijeras que se llamaban «despabiladeras».

3. Oficial de la Escudilla del Rey

Oficios de Palacio desaparecidos, Oficial de la escudilla del rey

En la Casa Real de Castilla, como en muchas otras cortes europeas, existían oficios desaparecidos de un palacio como eran el de copero o repostero del rey. Un cargo de menor importancia que estos era el de Oficial de la Escudilla del Rey, quien era el que se encargaba de todo lo relacionado con este recipiente. La escudilla era el plato hondo en el que el soberano comía sopas o potajes y aunque al principio el cargo era desempeñado por un criado, en el siglo XIV pasó a ser algo honorífico y eran los nobles los que lo llevaban a cabo, siendo finalmente cometido del maestresala del rey.

4. Mozo del Bacín

Otro de los oficios de Palacio desaparecidos es el del mozo del bacín, el cual, dicho sea de paso, no era un oficio demasiado grato. Un bacín es un orinal, que antiguamente eran recipientes de forma cilíndrica y con asas por los lados. Al igual que el orinal, este se usaba para recoger los excrementos, y era el mozo del bacín quien, precisamente, estaba encargado de vaciar y reponer el bacín de los reyes y su familia. Su vida, por supuesto, no era como la de un caballero en la edad Media, ya que el mozo del bacín debía cambiar el bacín tres veces al día. Este bacín se encontraba dentro de un retrete, y el mozo debía sacarlo cuando no hubiera nadie cerca, esconderlo bajo su capa y vaciarlo. Luego, por supuesto, debía asearlo y devolverlo a su lugar.

5. Repostero de camas

El oficio de repostero de cama era uno de los más provechosos de la casa real. La responsabilidad de un repostero de cama era mullir los colchones y vigilar la puerta de la antecámara real, de manera que todo estuviera en orden para los reyes u otras personas de la familia real. Para este trabajo encargaban a hidalgos de gran confianza, ya que estos se encontraban muy próximos al rey y solían llevar recados y secretos al monarca. Se consideraban hombres de probada rectitud y valía, honestos y, además, de buenas costumbres.

6. Pintor de CámaraVelazquez, pintor de cámara

El pintor de cámara, también llamado pintor de la corte, era el artista que habitualmente se encargaba de todo lo relacionado con el arte en una corte real o de la de un noble, con énfasis especial en los retratos. Podían encargarse también de realizar bodegones, pinturas religiosas, históricas o cartones para tapices. Algunos de los más famosos pintores de la historia fueron pintores de cámara, oficio que además exigía seguir las líneas trazadas por palacio y ser digno de desarrollar su trabajo en el propio palacio y en la mayoría de ocasiones en un ambiente de gran confianza con la familia real o noble. Grandes pintores como Velázquez, el autor de las meninas, o Goya, se desempeñaron como pintores de cámara. Sin duda uno de los oficios de palacio desaparecidos más memorables.

7. Silenciario

Este oficio desaparecido tuvo su origen en la corte imperial bizantina y el silenciario era el encargado de mantener el orden y el silencio en los grandes palacios. En principio, este oficio nació cuando se empezó a asignar a un esclavo para que mantuviera el silencio entre los demás. Luego se trasladó a las audiencias, donde el silenciario se encargaba de mantener el silencio durante las audiencias reales y, finalmente, se trasladó a los grandes palacios.

8.  Escudero trinchante

Otro de los oficios de palacio desaparecidos es el de escudero trinchante. Este oficio  consistía en trinchar las piezas que llegaban a la mesa de reyes y nobles y podían ser destazadas, además se encargaba de los detalles de las comidas, distribuir el servicio de mesa, de los postres y de decidir con el mayordomo las comidas de cada día. Debía ser un verdadero «chef» y conocer el arte de la cocina pues debía poder sustituir al cocinero si era necesario, cuidar de los detalles y conocer los productos de cada temporada. Se requería que fuera de «talla mediana» ya que si fuera demasiado alto o bajo su postura al trinchar o presentar los platos incomodaría a los comensales y además se exigía que tuviera las manos blancas y sin rugosidades.

9. Reposteros de Plata

10 Oficios desaparecidos en un palacio | ¡Descúbrelos!

Además de los reposteros de cama, también existían los reposteros de plata, quienes eran los encargados de todo lo relacionado con las vajillas y otras piezas de plata que utilizaba la familia real. También se encargaba de los manteles, paños y toallas y cuando ya no se consideraban adecuados para la real familia, se entregaban al repostero de la plata y pasaban a ser de su propiedad.

10. Brasero

El último de estos oficios desaparecidos de un palacio que te presentamos es el oficio de brasero. El brasero era el encargado de llevar a las cámaras reales las brasas que necesitasen para mantenerlas calientes. Era un oficio que solo se desempeñaba en los meses de frío y se alternaba frecuentemente con el de barrendero.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre oficios de Palacio desaparecidos? ¿Sabes de otros oficios de palacio que debamos incluir en nuestra lista? Y, ¿cuál de todos estos oficios te ha llamado más la atención? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!¡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here