¿Tienes los ojos azules? En realidad, son marrones. Tus iris no son sinceros
5 con 1 voto[s]

¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Cuando estás mirando a los ojos de tu pareja, el momento podría ser de pronto arruinado por el conocimiento de que, independientemente de si estas ventanas de su alma parecen de un color azul penetrante o un verde brillante, la realidad es que son de color marrón.

¿Tienes los ojos azules? Aunque cueste creerlo, son marrones

Siendo sinceros, todos los ojos humanos son marrones. Para cualquiera que se sienta ofendido o le resulte confuso, una mezcla de biología y física debería ayudar a aclararlo. Todo se reduce a la presencia del pigmento melanina, que también se encuentra en la piel y el cabello, dentro del iris de tu ojo, la parte de color que rodea a la pupila.

Todo el mundo tiene melanina en el iris de su ojo, y la cantidad que tienen determina tu color de ojos. Realmente sólo hay un tipo de pigmento. La Melanina es un compuesto de células de melanocitos de color marrón oscuro natural, que tiene la capacidad de absorber diferentes cantidades de luz.

Se trata de una interacción entre la cantidad de melanina y la arquitectura del iris en sí. Esta parte del ojo es por lo tanto única en la mayoría de los individuos y puede actuar como una huella digital, debido a la existencia de varias texturas y patrones.

Cuando alguien tiene los ojos azules, estos cuentan con menos melanina en su iris, haciendo que menos luz sea absorbida y más luz reflejada, o dispersada. Cuando esta luz se dispersa, se refleja en longitudes de onda más cortas a lo largo del extremo azul del espectro de color de la luz, viéndose azul.

Los ojos verdes y avellana están en algún punto intermedio, con diferentes cantidades de melanina dando lugar a diferentes niveles de absorción de luz y, por tanto, diferentes colores reflejados. Los ajustes de luz diferentes también pueden hacer que algunos ojos parezcan cambiar de color dependiendo de donde esté la persona.

Los ojos de un bebé pueden parecer azules mientras su melanina todavía se está formando y asentando. Es por eso que el color de sus ojos puede oscurecerse a medida que se desarrolla.

Al igual que el color de la piel, una teoría detrás de la evolución del color de los ojos es la migración de nuestros antepasados ​​hacia las partes más frías del mundo. Mientras que los altos niveles de melanina en los ojos, el cabello y la piel, ayudan a proteger a las personas en climas más calientes, como África, la necesidad del pigmento protector disminuye a medida que la gente se traslada a lugares con menos sol, de ahí los ojos azules y claros.

Si te ha gustado descubrir por qué los ojos azules no lo son realmente, no te puedes perder nuestro artículo: ¿Azules o marrones? ¿Qué color de ojos es más atractivo?

Imagen: (c) ccaetano vía Canstock, Amy y Matthew vía Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here