¿Ondas sonoras en lugar de Viagra?
Valora este post

Las ondas sonoras podrían convertirse en uno de los tratamientos más novedosos y efectivos para hacerle frente a la disfunción eréctil, y así lograr mejorar las relaciones íntimas sin los efectos secundarios que tienen los fármacos que hoy en día son utilizados para alcanzar el mismo efecto.

¿Ondas sonoras en lugar de Viagra?

El Viagra es el nombre comercial y más famoso del compuesto citrato de sildenafilo, el cual es ampliamente utilizado para aumentar el flujo sanguíneo hacia el pene y así conseguir una erección firme para lograr la penetración. Lo cierto es que estos fármacos tienen una larga lista de efectos secundarios, entre los cuales se incluyen: mareos, pérdida de audición, dolores de cabeza, náuseas y demás.

viagra1

Recientes estudios presentados en el encuentro de la Sociedad Europea de Medicina Sexual, revelaron que las ondas sonoras podrían lograr los mismos resultados que los fármacos como el Viagra, pero sin los efectos secundarios.

Según esta técnica, cuyo nombre es “terapia extracorpórea de ondas de choque”, el 57% de los hombres logró recuperar su función eréctil. Los expertos explican que esta técnica ha sido utilizada desde hace varios años para pulverizar los cálculos en los riñones, la diferencia principal es que en el caso del pene deben ser  manipuladas a una baja intensidad.

Diversos centros de salud arrojaron resultados positivos. Uno de ellos es el Centro Médico Rambam en Israel, en donde el doctor encargado de llevar a cabo el experimento, Ilan Gruenwald, explicó que las ondas parecen estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos.

viagra2

Este novedoso tratamiento arroja, hasta los momentos, dos resultados positivos. El primero es que el 57% de los hombres que participaron en el mismo lograron recuperar su función eréctil, el segundo es que a diferencia del Viagra éste tratamiento podría tener efectos mucho más duraderos.

Los expertos explican que como las ondas sonoras son aplicadas a una muy baja intensidad, las probabilidades de causar algún daño o efecto secundario son muy bajas. Así mismo, exponen que si bien este tratamiento ya está disponible en varias clínicas alrededor del mundo, es necesario establecer ciertas normas y protocolos de aplicación para garantizar el éxito del mismo.

Con los años se podrá ir perfeccionando la técnica y  también se podrá ir corroborando la efectividad del tratamiento en el corto, mediano y largo plazo.

Si te gustó este artículo, te invitamos a leer más sobre si se puede guiar una persona con su propio eco. 

Imágenes: Banana République, Tess Watson, Thomas HawkRichard foster

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here