Hoy en día, los pasaportes son el documento que todo viajero debe tener para desplazarse a través de las fronteras alrededor del mundo, pero son un requerimiento relativamente reciente. Descubre cuál es el origen de los pasaportes, por qué fueron creados y qué los hace tan cruciales en el mundo moderno.

¿Cuál es el origen de los pasaportes y por qué son necesarios hoy en día? Todo es cosa de Francia

Aunque los pasaportes, como tales, son una invención reciente, la idea de estar bajo la protección de un regente mientras se está en las tierras de otro es algo antiguo. La primera mención de algo parecido se puede encontrar en libro de Nehemías de la Biblia.

En el vigésimo año del reinado del antiguo rey persa Artajerjes (alrededor del año 450 a.C.), el profeta, que trabajaba como copero real, recibió cartas del rey pidiendo a los gobernadores de las tierras más allá del Éufrates para concederle pasaje seguro a Judá. El propósito de la visita de Nehemías era reconstruir los muros de Jerusalén.

¿De dónde surgieron los pasaportes y porqué son necesarios hoy en día Todo es cosa de Francia

Antiguamente, el control que se ejercía era más bien interno. A los regentes les importaba más que la gente permaneciera en sus fronteras. Las leyes romanas y medievales mantenían a los campesinos atados a sus granjas. En los años 1600, los obreros ingleses necesitaban pases emitidos localmente para viajar por trabajo.

La referencia más temprana a este tipo de «salvoconducto» en Inglaterra data del reinado Enrique V,  en un acto del parlamento fechado 1414. Para ese entonces, los documentos como éstos podrían ser otorgados por el rey a cualquier persona, incluso si no eran ingleses. Incluso, los ciudadanos de otros reinos obtenían sus salvoconductos gratuitamente, mientras los súbditos del rey debían pagar.

Cabe acotar, que el monarca no necesitaba entonces y aún no necesita un documento de esta naturaleza para viajar.

Sin embargo, no fue hasta después de la Primera Guerra Mundial que empezaron a ser requeridos como documento general para viajar. A finales del siglo XIX, se dispuso al de la tecnología para fabricar pasaportes modernos, por ejemplo de la fotografía, pero la necesidad de los mismos como instrumento regulatorio del Estado -más antiguo- surgió con la Revolución Francesa al final de los años 1700.

Al principio, la gente común recibió pases para controlar el movimiento interno, especialmente a París. Pero después de que el rey intentara escapar y se produjeran  ataques de aristócratas extranjeros a la Revolución, las autoridades comenzaron a requerir tales papeles para controlar la salida y la entrada al país.

Con la Revolución Francesa nació uno de los primeros «estados-nación» del mundo, definidos por la identidad «nacional» de su pueblo en lugar de las reclamaciones de sus monarcas al trono.

Por esta razón, los pasaportes y demás documentos de identidad fueron un punto clave en la formación de los Estados modernos, donde se le daba más importancia a la identidad nacional de los individuos.

¿Cuántos sellos tienes en el tuyo?

Si te ha interesado este artículo sobre el origen de los pasaportes, no te pierdas:

– Dicen que NUNCA deberías fotografiar tu pasaporte y tiene mucho sentido

Imágenes: jackmac34

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here