Cuando la parálisis del sueño se hace realidad: síndrome de enclaustramiento
5 con 1 voto[s]

¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

¿Te imaginas no poder moverte o decir algo estando consciente? Es lo que se conoce como síndrome de enclaustramiento, la peor pesadilla que podrías experimentar.

Cuando la parálisis del sueño se hace realidad: síndrome de enclaustramiento

Si sabes lo que es la parálisis del sueño, entonces tendrás una idea bastante cercana de lo que significa este síndrome. Tal como lo expresa el título de este artículo, es la parálisis del sueño hecha realidad.

El síndrome de enclaustramiento se produce a causa de posibles y varios factores, entre los que cabe destacar lesiones traumáticas encefálicas, ciertas enfermedades del sistema circulatorio, accidentes cerebrovasculares isquémicos o hemorrágicos –generalmente de la arteria basilar–, daños neuronales y destrucción de la vaina mielítica, que ocurren por enfermedades específicas cerebrales o sobredosis medicamentosa.

Una de las principales diferencias entre el síndrome de enclaustramiento y los estados vegetativos, es que las lesiones o daños del primero involucran solamente a partes específicas del encéfalo inferior y al tallo cerebral, dejando al encéfalo superior intacto.

Eso significa que puedes estar cuadrapléjico, sin poder hablar ni moverte, pero absoluta y completamente consciente, tus capacidades cognitivas siguen intactas. Si viste la increíble película La escafandra y la mariposa, basada en la autobiografía del editor francés de la revista Elle –Jean-Dominique Bauby–, entenderás un poco este síndrome aterrador.

Las personas que lo sufren podrían ser capaces de comunicarse con los demás sólo con sus ojos, a través de mensajes codificados mediante el parpadeo. Curiosamente, los ojos no suelen estar afectados por la parálisis general. Los síntomas recuerdan a los de la parálisis del sueño, en donde tu cuerpo parece estar “dormido”, pero todas tus funciones cerebrales siguen activas; tu cerebro está despierto y no logra despertar al cuerpo, que no obedece. Y como no tienes coordinación entre la respiración y la voz, tampoco puedes hablar, aunque no tengas las cuerdas vocales paralizadas.

Cuando la parálisis del sueño se hace realidad: síndrome de enclaustramiento

El síndrome de enclaustramiento puede afectar al 1% de quienes sufren un ACV, y no tiene tratamiento o cura, lo cual se traduce en una alta mortalidad (aproximadamente el 90% de los pacientes muere) en los siguientes cuatro meses.

Existe un hombre, Richard Marsh, que sobrevivió a esta condición; hay una entrevista que le hizo The Guardian, el diario inglés, en donde los lectores le enviaron preguntas a este señor de California, de 60 años. Resulta muy interesante conocer de primera mano lo que alguien experimenta con esta enfermedad, pues aún se conoce muy poco.

En la mencionada entrevista, Marsh, quien sufrió un ACV masivo, relata cómo escuchaba a los médicos decir que tal vez habría que desconectarlo, y cómo se desesperaba al no poder mover nada de su cuerpo, excepto sus ojos. Con un pronóstico nada favorable –apenas un 2% de probabilidad de recuperación– y con la posibilidad de sobrevivir como un vegetal, Richard Marsh pudo recuperarse casi totalmente, en 2012. Y casi de manera fortuita, pues uno de los médicos descubrió que parpadeaba. A partir de allí la esperanza renació en la familia y culminó con un 95% de recuperación, algo extremadamente raro también. Una segunda oportunidad, en toda la extensión de la palabra.

La mayoría no recupera el control motor y, como dijimos antes, el 90% muere. Sin duda, terrible. Si te interesó el artículo, puedes leer «The nightmare»: el documental sobre la parálisis del sueño, y el caso de la bailarina que duerme 10 días seguidos.

Imágenes: Matthias RippPetras Gagilas, collective nouns

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here