A lo largo de la historia del papado, desde la formación de la Iglesia Católica, son muchos los poderosos hombres que se han sentado en el trono de San Pedro con la responsabilidad de liderar una de las instituciones religiosas globales más importantes del mundo y de guiar a los millones de fieles que siguen su doctrina.

Sin embargo, con tanto poder y responsabilidad, los líderes religiosos corrieron tremendos riesgos. Quizás ese sea precisamente el motivo por el que muchos perecieron de formas extremadamente violentas, convirtiéndose así en mártires. ¿Lo sabías? Sigue leyendo y conoce sus historias aquí.

Las muertes de Papas más atroces que se han registrado

El papado es el cargo ocupado por el líder de la Iglesia Católica romana desde los tiempos de San Pedro, quien de hecho nunca usó el título de Papa a pesar de que la Iglesia así lo reconoce, hasta la actualidad, según la doctrina religiosa.

Muchos de los primeros obispos de Roma, como también se le llama al Papa, en los primeros siglos de la era cristiana son figuras oscuras. Varios de ellos sufrieron terribles finales en el martirio, junto con miembros de su rebaño en los más intensos períodos de persecución a los cristianos.

Tradicionalmente se dice que el primero de ellos fue San Pedro, el apóstol a quien, según la Biblia, Jesús de Nazaret encargó la formación de la Iglesia para predicar sus enseñanzas.

Según la tradición cristiana, Pedro fue crucificado en Roma por orden del emperador Nerón Augusto César. También se ha dicho que fue crucificado boca abajo por petición propia, puesto que se consideraba indigno de ser crucificado de la misma manera que Jesús. Sin duda una muerte horrible, pues si -como ya te contamos- la crucifixión es uno de los métodos de ejecución más crueles, ni queremos imaginar cómo será si se realiza cabeza abajo… La tradición sostiene que fue crucificado donde está la Capilla Clementina y sus restos se considera que son los que reposan bajo la Basílica de San Pedro.

Aunque San Pedro habría sido el primero, no fue el único Papa en morir de una terrible manera.

Uno de los Papas cuya historia destaca es el Papa Clemente I, fue uno de los primeros y vivió a finales del siglo I d.C. Clemente fue encarcelado por el emperador Trajano y se dice que, incluso durante este encarcelamiento, formó una comunidad cristiana con el resto de prisioneros. Más tarde, como castigo por sus actos, fue ejecutado siendo atado a un ancla y arrojado al mar.

Por este horrendo final, Clemente ahora es reconocido como un santo en muchas iglesias cristianas y es considerado como un santo patrón de los marineros.

Las peores y más terribles muertes de Papas en la historia

No terminan aquí las peores muertes de Papas en la historia. El Papa Esteban I también sufrió terriblemente a manos de los detractores de la Iglesia. Esteban tan solo ocupó esa posición tres años, pero fue acosado por polémicas tanto dentro de la Iglesia, como por parte de fuerzas externas.

Murió por orden del emperador Valeriano, que había sido aliado de los cristianos, pero que luego se apartó de ellos. El emperador envió a sus hombres al lugar donde Esteban estaba celebrando la misa desde su trono. En ese momento, los hombres de Valeriano irrumpieron en la habitación y decapitaron a la fuerza y sin preámbulos, al Papa precisamente donde estaba sentado. 

¿Qué te parece? ¿Conocías estas terribles muertes de Papas en la historia?

Podría interesarte:

– Los papas más terribles de la historia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here