Las curiosidades de China nos llevan en un viaje cultural por una de las naciones más interesantes del mundo. Sus poderosas dinastías, la peculiar gastronomía china y sus estrictos patrones de belleza han sido fuente de interés e investigaciones durante siglos. Son muchas las pruebas y los horrores que las mujeres chinas han tenido que atravesar a lo largo de la historia, pero entre todos ellos, ponemos especial atención en los pies pequeños en China. Esta tradición, que se extendió desde el siglo X hasta el siglo XX, deformó los pies de cientos de niñas, en un procedimiento doloroso y cruel. Desde la necesidad de cumplir con un estándar de belleza hasta la participación en la economía local, parecen haber sido los elementos que determinaron esta práctica feroz. Hoy en Supercurioso te contamos la historia de las mujeres con pies de loto en China. ¡Acompáñanos!

La historia de las mujeres con pies de loto en China

pies pequeños en China

Son muchas las historias crueles de las féminas en el gigante asiático, especialmente cuando lanzamos la mirada al pasado, pero el largo episodio de los pies de loto en China es, sin duda, de los peores. No se sabe con certeza cuándo empezó el vendaje de pies, pero se plantea que fue durante el siglo X, en el Período de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos. 

También se habla de una leyenda que pudo haber generado la masificación de los pies pequeños en China. Se dice que el emperador tenía muchas concubinas, pero una sobresalía entre las demás. Ella creó un escenario con forma de loto y empezó a actuar allí para el emperador. Al mismo tiempo, empezó a atar sus pies para que fueran pequeños y con la forma de una pezuña, lo que agradó tanto al monarca que la eligió como su favorita. Celosas, las demás concubinas empezaron a vendar también sus pies y de allí se dice que se creó una espeluznante moda, que se convertiría en tradición.

¿Cómo se lograban los pies pequeños en China?

pies pequeños china

El proceso de lograr los tan valorados pies de loto en China era del todo espeluznante. Esta tortura empezaba cuando las niñas tenían entre cuatro y nueve años. Los pies se vendaban muy fuertemente para hacer que se mantuvieran en el menor tamaño posible, pero esto causaba, por supuesto, que se deformaran cada día más y por el resto de sus vidas. El vendaje de pies era para las niñas tan importante como la pubertad y la menstruación y se consideraba fundamental en el camino hacia la madurez. Además, garantizaba que la niña fuera deseada por algún buen hombre para casarse cuando tuviera la edad suficiente.

Para lograr la tan valorada apariencia de los pies pequeños en China se necesitaban unos dos años de continuo vendaje. El proceso empezaba con un baño caliente en donde se sumergían los pies para suavizar la piel y quitar la piel muerta. Las uñas se cortaban increíblemente cortas para evitar que lastimasen. Se sumergían las vendas en agua y se escurrían, colocándolas alrededor de los pies con los dedos hacia adentro, hacia la planta, con la intención de que, cuando se secaran las vendas, hicieran aún más presión en los pies. Otra venda se ponía alrededor del tobillo y hacia el dedo gordo logrando formar un arco fracturado en el pie.

En muchos casos se ponían vidrios en los pies, para que estos se lastimaran y se pudiera retirar un poco de piel o carne muerta y así hacer los pies incluso más pequeños. El proceso del vendaje se hacía con frecuencia y, mientras los vendajes eran retirados, los pies se limpiaban y se cortaban de nuevo las uñas. En algunos casos, las uñas se arrancaban para evitar problemas posteriores. La práctica de los pies de loto en China, como estarás imaginando, implicaba muchísimo dolor y problemas a las mujeres. Todo su cuerpo se alteraba. Les era imposible caminar normalmente, perdían dedos, se volvían débiles y mucho más «dóciles». Por si fuera poco, eran más propensas a fracturas e infecciones e incluso, a raíz de esta barbaridad, algunas morían.

¿Por qué se sometía a las mujeres a esta práctica?

Pies de Loto en China

La tradición de los pies de loto en China sobrevivió miles de años, al punto de que en la actualidad aún están vivas las víctimas más ancianas que fueron sometidas a esta práctica. Tradicionalmente se creyó que la única motivación de someter a las niñas a esta tortura, era la de convertirlas en un objeto erótico más deseable. Sin embargo, estudios recientes han establecido una nueva hipótesis, vinculada más a la economía que a la función marital y sexual. Conozcamos ambos planteamientos.

1. Los pies pequeños en China como objeto sexual

La tradición de los pies de loto en China ha estado tradicionalmente asociada al plano marital y sexual. Tristemente en China se les enseñaba a las niñas que eran inferiores a los hombres, que estaban allí para ser observadas, pero no para ser oídas. Eran consideradas un objeto que se moldeaba en beneficio del hombre. Y en este sentido, se creía que tener los pies muy pequeños eran sinónimo de hermosura, de perfección, y la mujer que los lograba tener así era reconocida por la sociedad por ser extraordinariamente atrayente y delicada.

Claramente la práctica de los pies pequeños en China no generaba ningún beneficio para la mujer, además de ser considerada más hermosa que las demás. Lo único que traía consigo era dolor. No obstante, para los hombres era algo más ventajoso, además de resultarles increíblemente atractivo. Pero, ¿Cómo podía ser beneficioso para los varones? Pues, debido al procedimiento por medio del cual se conseguía aquella extraña forma en los pies, las mujeres tenían que andar a un paso más corto, con pasos controlados, lo que se creía hacía que los muslos, cadera y región pélvica de la mujer hicieran más esfuerzo, logrando una vagina más estrecha que brindaba más placer a los hombres durante el sexo.

Los pies de loto también eran un fetiche extraño para los hombres. Algunos practicaban diferentes actos sexuales y extraños con ellos, incluyendo olerlos, acariciarlos, lamerlos, y quizás unos de los más perturbadores: beber agua donde habían sido lavados los pies o poner comida entre los dedos para después morderlos.

2. La hipótesis económica

Más allá del erotismo, hay una hipótesis que viene tomando fuerza, y que serviría para explicar por qué la tradición de los pies de loto en China se mantuvo tanto tiempo, y también por qué desapareció. Las niñas que eran sometidas a este procedimiento estaban lejos de llevar una vida ociosa. Por el contrario, lo que se cree es que el vendaje de pies tenía un impacto en las economías locales de los campos. Desde los siete años eran instruidas en el tejido, y vendando sus pies la familia se aseguraba de que permanecieran sentadas, fabricando  telas, hilados, esteras, zapatos y redes de pesca. La tradición fue desapareciendo a medida que se fueron fortaleciendo medios de manufactura más económicos e industrializados.

Si te ha interesado la dura historia de las mujeres con pies pequeños en China, no te pierdas el artículo en el que te contamos lo mejor de la cultura de China .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here