Si llegaste a este artículo seguro estás buscando la respuesta al por qué roncamos; puede que tú o alguien de tu familia tenga noches de desvelo a causa de fuertes sonidos buconasales que aparecen al dormir. En Supercurioso sabemos que roncar es un problema mucho más común de lo que parece y a veces puede resultar muy molesto si se produce con cierta regularidad, sobre todo para aquellas personas que tienen el sueño ligero. De hecho, incluso puede convertirse en la causa de algunas rupturas de pareja, pues se estima que la pareja de un roncador pierde en promedio cinco horas de sueño cada semana. Sin más, ¡acompáñanos a descubrir por qué roncamos! 🙂

¿Por qué roncamos?remedios para los ronquidos

Lo primero que debes saber sobre el por qué roncamos es que este sonido se produce cuando el aire fluye en los últimos tejidos de la garganta cuando estos están relajados, provocando que se produzca una vibración al respirar; esta es una de las principales razones por las que roncamos. En otras palabras, este tipo de sonidos ruidosos suceden cuando existe una obstrucción de la circulación del aire en los pasajes ubicados detrás de la boca y la nariz. Esto hace que el velo del paladar y la úvula choquen entre sí y vibre al respirar produciendo los molestos sonidos de los ronquidos.

Asimismo, se estima que aproximadamente un 45% de las personas de edad adulta ronca de forma ocasional y que un 25% son roncadores de forma habitual. Un problema mucho más común en aquellas personas con sobrepeso que va agravándose con el tiempo. Y es que el exceso de peso da lugar a un volumen de tejido excesivo en la zona del cuello, presionando las vías respiratorias.

Otra de las causas más frecuentes al por qué roncamos es el síndrome de apnea del sueño, un trastorno que hace que la persona experimente intervalos de unos 10 segundos en los que no se respira y que se produce después de que la persona haya estado roncando. Este ciclo se repite varias veces durante la noche. Pero conozcamos con más detalles las causas de los ronquidos, verás que muchas de ellas se pueden evitar.

1. Causas de los ronquidos

Como todo lo que ocurre en nuestro cuerpo, las causas que producen los ronquidos pueden ser muy variadas. Por ejemplo, algunos estudios científicos establecen que el beber alcohol, ingerir pastillas para dormir, o las alergias pueden ser causas con un alto porcentaje de probabilidad para producir los ronquidos. Si alguna de estas causas te suceden a ti, lo más práctico es eliminar estos productos de tu consumo y esperar a que por ti mismo dejes de roncar.

Aun así, hay otras causas por las que roncamos, un ejemplo de ello son los problemas en las vías respiratorias; en este caso los ronquidos se presentan cuando tu salud bucal no es del todo buena, especialmente si tus amígdalas están hinchadas, porque la garganta estará más estrecha de lo normal y mayor será la vibración que produce los ronquidos.

Otra causa puede ser el tono muscular debilitado, en este caso el por qué roncamos se ve influido en que el aire que respiramos no se puede mover libremente a través de la nariz y la boca durante el sueño, esto sucede muchas veces por anomalías en los tejidos blandos de la garganta. Y, por último, otra de las razones comprobadas que producen los ronquidos es el embarazo y la menopausia, ya que, como sucede con la obesidad, el aumento de peso induce a roncar cuando dormimos. No obstante, el problema suele desaparecer una vez que el embarazo llega a su fin o que la mujer pasa la menopausia.

2. Remedios para los ronquidospor que roncamos

Como te comentábamos, pueden ser muchas las causas al por qué roncamos, pero así mismo, también podemos encontrar remedios para los ronquidos. Algunos especialistas en el tema, establecen que para evitar los ronquidos se recomienda evitar el sedentarismo y realizar algo de ejercicio a diario. Pero, además, es importante no recurrir a los tranquilizantes antes de acostarse o consumir alcohol a altas horas de la noche.

Otras cosas que puedes evitar para roncar es dormir de costado, levantar la cabecera de la cama para dormir en una postura más inclinada. Además, si tienes sobrepeso es conveniente que intentes hacer dieta para disminuir la frecuencia de los ronquidos, siempre en compañía de tu médico de confianza.

Por otro lado, en el mercado encontrarás infinidad de herramientas o aparatos que te prometen reducir tus ronquidos casi que en su totalidad, casi todos ellos son dispositivos de avance mandibular que las personas que roncan utilizan para dormir. Estos aparatos facilitan el descanso gracias a una férula que se coloca en la boca del paciente. Están fabricados generalmente en material acrílico, ya que este es suave, por lo que se acopla muy bien a nuestros dientes.

A su vez, con la medicina alternativa llegan otros remedios que se unen a la lista para evitar los ronquidos. Por ejemplo, se ha demostrado que el uso de los beneficios del jengibre, permite que dejemos de roncar. Te recomendamos hervir un poco de la raíz del jengibre y picarlo con algunas hojas de eucalipto. Después de 10 minutos, toma al menos dos cucharadas de este remedio y verás cómo al dormir tus ronquidos desaparecerán.

Otro remedio natural es el aceite de oliva, con este preguntarnos el por qué roncamos no será de nuevo un problema. Se trata de un remedio muy antiguo, pero eficaz, solo debes mezclar en un vaso de aceite de oliva, 50 gramos de ruda. Déjalo macerar durante dos semanas, y pasado este tiempo aplícalo en las aberturas de tus fosas nasales, el cuello y la nuca.

Todos sabemos que roncar puede suponer un gran problema tanto para tu pareja, como para el resto de personas que convivan contigo, ya que si estas no pueden dormir bien, estarán de mal humor y esto puede acabar creando graves conflictos, por lo que si tienes este problema, intenta ponerle solución lo antes posible. No desesperes, con estos remedios seguro lo conseguirás. Si te gustó este artículo, tal vez te gustaría conocer qué es la parálisis del sueño, te sorprenderá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here